Manejo multidisciplinario e interdisciplinario del paciente amputado

Introducción(edit | edit source)

Para un servicio eficaz y eficiente para la persona amputada, es importante que el equipo de atención médica trabaje conjuntamente hacia los objetivos acordados con el paciente(1)(2)(3). Una prestación de servicios sin fisuras puede lograrse mediante la adopción de una vía de atención acordada y una lista de comprobación de atención interdisciplinaria(2). El fisioterapeuta desempeña un papel fundamental en la coordinación de la rehabilitación del paciente(3).

Para que los equipos funcionen bien, todos sus miembros deben ser conscientes de las funciones de los demás miembros del equipo y tener protocolos y canales claros de derivación y comunicación entre los miembros. El equipo también debe incluir al paciente y a su familia al desarrollar los objetivos del tratamiento y reconocer el papel que cada uno desempeña durante todo el proceso de rehabilitación(4).

Enfoque del equipo multidisciplinario ( editar | editar fuente )

El equipo multidisciplinario (EMD) es un equipo de profesionales que incluye representantes de diferentes disciplinas y que coordina la contribución de cada profesión con poco solapamiento. Este término se utiliza a menudo para describir un entorno de hospital general. Se ha demostrado que un EMD especializado consigue los mejores resultados para los pacientes(5)(6).

  • Profesionales que trabajan en paralelo con funciones claras.
  • Cada profesional establece sus propios objetivos individuales con los pacientes y comunica estos objetivos y los resultados con el resto del equipo, cuando es necesario.
  • Dirigido por el especialista o jefe de equipo.

El EMD también está reconocido internacionalmente como el modelo de rehabilitación de personas amputadas de elección, aunque hay poca literatura publicada que lo respalde(3). Para la rehabilitación de personas amputadas, el núcleo del EMD puede incluir:

  • Cirujanos de diferentes especialidades.
  • Fisioterapeuta.
  • Terapeuta ocupacional.
  • Protésico.
  • Psicólogo.
  • Enfermera.

Un equipo de EMD más amplio podría incluir:

  • Podólogo.
  • Diabetólogo.
  • Enfermera en diabetes.
  • Dietista.
  • Técnico de escayola.
  • Equipo de atención social.
  • Coordinador de altas.
  • Radiólogo.

Enfoque del equipo interdisciplinario(7)( editar | editar fuente )

Los equipos interdisciplinarios (EID) se diferencian de los equipos multidisciplinarios en que los participantes comparten objetivos y superponen prácticas, en lugar de trabajar en objetivos específicos de cada disciplina(8). En los equipos interdisciplinarios participan:

  • Profesionales que participan en la resolución conjunta de problemas, trabajando más allá de su propio ámbito de actuación.
  • Los objetivos del tratamiento se solapan y colaboran con otras disciplinas.
  • Comunicación regular entre los miembros del equipo.

Korner(7)compara estos dos estilos de trabajo, EMD frente a EID, con un claro resumen de las diferencias entre ambos enfoques. Dentro de la rehabilitación de personas amputadas, muchos centros están empezando a adoptar el enfoque del EID. A medida que mejora la comunicación entre protésicos, fisioterapeutas, médicos y otros profesionales sanitarios, el equipo puede colaborar más estrechamente y lograr mejores resultados.

El equipo( editar | editar fuente )

La atención a los pacientes con una amputación (traumática y no traumática) es compleja y requiere múltiples especialidades médicas, quirúrgicas y de rehabilitación para:

  • Desarrollar un plan de tratamiento centrado en el paciente que incluya conocimientos exhaustivos y las mejores prácticas para cada disciplina.
  • Reducir el riesgo de pasar por alto factores de complicación potenciales, que puedan influir negativamente en los resultados de la operación y la rehabilitación.
  • Mejorar la educación de los pacientes y sus familias.
Centrado en el paciente.jpg

La composición del equipo en cada fase del servicio para personas amputadas debe ser adecuada a los tipos de servicio que se prestan y a las necesidades de la persona amputada. El paciente debe permanecer en el centro de la toma de decisiones y ser un miembro integral del equipo que le proporciona la atención. El proceso de rehabilitación debe tener un elemento educativo que capacite a los pacientes y a los cuidadores para asumir un papel activo en su tratamiento presente y futuro. Los deseos y expectativas funcionales finales del paciente deben incluirse en el proceso de toma de decisiones. Es fundamental que el protésico y el terapeuta colaboren estrechamente para atender mejor al paciente. (9)

MDT el equipo.jpg

El proceso de rehabilitación( editar | editar fuente )

La rehabilitación comienza inmediatamente después de la cirugía(9)e incluso en algunos casos antes de la cirugía de amputación. El plan de tratamiento de rehabilitación se utiliza para guiar el cuidado de un paciente que ha sufrido una amputación a lo largo de todo el curso de la rehabilitación (ver las fases de la rehabilitación de personas amputadas). El plan de tratamiento se basa en la evaluación de todas las especialidades implicadas en el proceso de rehabilitación y sirve de guía para que todos los miembros del equipo aborden los objetivos importantes para el paciente y su familia. El nivel de intervención de rehabilitación se contempla desde la fecha de ingreso en el hospital y se determina después de la cirugía de amputación y antes del alta hospitalaria. El proceso de rehabilitación incluye:

  • Evaluación médica continua de las deficiencias.
  • Intervenciones terapéuticas para tratar las discapacidades o la limitación de la actividad.

La declaración de acción CORE-1 del Departamento de Asuntos de Veteranos y del Departamento de Defensa (VA/DoD, por sus siglas en inglés) sobre la Guía de Práctica Clínica para la Rehabilitación de la Amputación de Extremidades Inferiores(1) establece que «la evaluación y el tratamiento por parte de un equipo interdisciplinar deben emplearse en el cuidado de todos los pacientes con amputaciones a lo largo de todas las fases de la atención»:

  1. Las disciplinas clave que deben consultarse durante las fases preoperatoria (cuando sea posible) y postoperatoria o atención de rehabilitación incluyen: fisiatría, cirugía, fisioterapia, terapia ocupacional, prótesis, servicios de trabajo social, gestión de casos, salud mental, enfermería, nutrición y terapia recreativa. Además, las siguientes especialidades deberían estar disponibles en función de cada caso: cirugía vascular, cirugía plástica, medicina interna , gestión del dolor, orientación vocacional y asesoramiento espiritual.
  2. El paciente y los familiares (u otros cuidadores) deben ser parte integrante del equipo interdisciplinario de rehabilitación .
  3. Las reuniones del equipo interdisciplinario de rehabilitación deben llevarse a cabo de forma regular en la institución para facilitar la comunicación y la integración de un plan de tratamiento completo.
  4. Las clínicas de amputación ambulatoria deben contar con la participación de un equipo interdisciplinario para la evaluación periódica de los pacientes, con el fin de garantizar una atención adecuada de por vida, para preservar la calidad de vida, lograr la máxima función y reducir las complicaciones secundarias.

Mecanismos e importancia de los sistemas de comunicación entre servicios( editar | editar fuente )

La comunicación dentro del EMD o EID es fundamental y debe producirse con regularidad para garantizar que los miembros del equipo estén informados y sean conscientes del progreso del paciente. Lo más habitual es que esto se consiga mediante una reunión de establecimiento de objetivos. Puede ser quincenal o mensual, según el centro y sus servicios. Esta reunión permite al equipo discutir los objetivos del paciente (que han sido claramente definidos con la medida de resultados de rehabilitación, Canadian Occupational Performance Measure o COPM) permitiendo al equipo decidir sobre los objetivos SMART centrados en el paciente.

Además, las reuniones periódicas garantizan que todos los miembros del equipo estén al tanto de la evolución del paciente; cualquier problema o inquietud puede discutirse con un enfoque conjunto para la resolución de problemas.

También puede establecerse un sistema en línea (por ejemplo, correo electrónico, Skype, programas de trabajo en equipo), que puede ser especialmente útil para las clínicas satélite en diferentes centros hospitalarios. Esto sólo funciona bien si todos los miembros del equipo están formados en el uso del sistema, lo comprueban regularmente y responden a tiempo.

Recursos(edit | edit source)

Design and implementation of interdisciplinary care guidelines for hospital management of amputees in Christchurch. Hockley D, Flanagan G. New Zealand Artificial Limb Board. 2005 (in particular see Summary of Results on page 20-24).

Clinical Practice Guideline for Rehabilitation of Lower Limb Amputation. Department of Veterans Affairs, Department of Defence. 2007.

Section 1: Evidence Based Clinical Guidelines for the Physiotherapy Management of Adults with Lower Limb Prostheses, BACPAR 2012, CSP clinical guideline 03.

Multidisciplinarity, interdisciplinarity and transdisciplinarity in health research, services, education and policy: 1. Definitions, objectives, and evidence of effectiveness. Choi BC, Pak AW. Clinical and investigative medicine. 2006 Dec 1;29(6):351.

WestMARC Knee Guide for the Prosthetic Multidisciplinary Team 2020 – A guide to assist the prosthetic multidisciplinary in prescribing and training patients to use prosthetic knee joints.

Referencias(edit | edit source)

  1. 1.0 1.1 Clinical Practice Guideline for Rehabilitation of Lower Limb Amputation. Department of Veterans Affairs, Department of Defence. 2007
  2. 2.0 2.1 Government of South Australia, Statewide Rehabilitation Clinical Network. Model of Amputee Rehabilitation in South Australia. 2012
  3. 3.0 3.1 3.2 Broomhead, P., Clark, K., Dawes, D., Hale, C., Lambert, A., Quinlivan, D., Randell, T., Shepherd, R., Withpetersen, J. (2012) Evidence Based Clinical Guidelines for the Managements of Adults with Lower Limb Prostheses, 2nd Edition,Chartered Society of Physiotherapy: London
  4. Pasquina PF, Bryant PR, Huang ME, Roberts TL, Nelson VS, Flood KM. Advances in amputee care. Archives of physical medicine and rehabilitation. 2006 Mar 31;87(3):34-43.
  5. Ham, RO (1985) Rehabilitation of the vascular amputee – one method evaluated. Physiotherapy Practice. 1: 6-13.
  6. Ham RO, Regan JM, Roberts VC (1987) Evaluation Introducing the team approach to the care of the amputee: the Dulwich study. Prosthet & Orthot Int, 11, 25-30
  7. 7.0 7.1 Körner, M. (2010) Interprofessional teamwork in medical rehabilition: a comparison of multidisciplinary and interdisciplinary team approach, Clinical Rehabilitation, 24 (8)745-755
  8. Ferguson, M. 2014 http://www.socialworkhelper.com/2014/01/14/multidisciplinary-vs-interdisciplinary-teamwork-becoming-effective-practitioner/
  9. 9.0 9.1 O’Keeffe B, Rout S. Prosthetic Rehabilitation in the Lower Limb. Indian Journal of Plastic Surgery. 2019 Jan;52(01):134-43.


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles