Medicina del estilo de vida, modificación de la conducta y autocuidados para el manejo del dolor lumbar

Editor original Stacy Schiurring a partir del curso de Ziya Altug

Principales colaboradoresStacy Schiurring, Kim Jackson, Wanda van Niekerk, Lucinda hampton, Jess Bell y Aminat Abolade

Introducción(edit | edit source)

El dolor lumbar (DL) puede ser un diagnóstico complejo y complicado de tratar. Al buscar las causas profundas del dolor lumbar, el fisioterapeuta a veces debe mirar más allá de las causas fisiológicas y considerar cómo los comportamientos y los apoyos sociales del paciente podrían estar contribuyendo a su dolor lumbar. A menudo, una fuente que contribuye al dolor lumbar de una persona es una presión externa que va más allá de sus necesidades sanitarias directas. Estas necesidades refuerzan el uso de un enfoque de evaluación biopsicosocial para el tratamiento del dolor lumbar crónico. Las estrategias preventivas y la educación del paciente son partes importantes de la atención fisioterapéutica. Es posible que las intervenciones terapéuticas que puedan reducir la cronicidad del dolor lumbar deban centrarse no sólo en cuestiones biopsicosociales relacionadas con la asistencia sanitaria, sino también en factores sociales y de estilo de vida más amplios que puedan perpetuar la discapacidad por dolor lumbar.(1)

Modificación de la conducta( editar | editar fuente )

La investigación sugiere que los factores de riesgo modificables pueden desempeñar un papel en el desarrollo del dolor lumbar.(2) Un estudio de 2016 publicado en Orthopedics identificó la dependencia a la nicotina, obesidad,(3), trastornos depresivos(4)y dependencia del alcohol como factores de riesgo estadísticamente significativos para el diagnóstico de dolor lumbar.(5)

Trastorno por dependencia de sustancias( editar | editar fuente )

Trastorno por dependencia de sustancias: trastorno adictivo por consumo compulsivo de drogas. Se caracteriza por un conjunto de síntomas conductuales y fisiológicos que indican un consumo continuado de la sustancia a pesar de los importantes problemas relacionados.(6)

Las consecuencias del abuso de sustancias son(7):

  1. Cardiopatías
  2. Cáncer
  3. Ictus
  4. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  5. Cirrosis
  6. Dificultades familiares, sociales, legales y económicas

Skillgate y col.(8) estudiaron el efecto de un estilo de vida saludable sobre el dolor lumbar o cervical crónico en adultos. Los factores relacionados con el estilo de vida se dividieron en comportamientos saludables y no saludables, e incluyeron: la práctica regular de ejercicio moderado o intenso, el consumo diario de tabaco, la cantidad de alcohol ingerida a la semana y el consumo de una dieta saludable que incluyera fruta y verdura. El estudio mostró que las personas que participaban en tres de estas cuatro opciones de estilo de vida saludable presentaban protección frente al dolor lumbar en los hombres y al dolor de cuello en las mujeres en un seguimiento de 4 años. Los autores concluyeron el estudio con la recomendación de promover un estilo de vida saludable y la necesidad de seguir investigando los efectos de componentes de la dieta como el pescado, los cereales integrales, las legumbres, las bebidas azucaradas y el sodio en la fisiopatología del dolor.(8)

Un metaanálisis de 2010(9) publicado en The American Journal of Medicine mostró que fumar podría aumentar el riesgo de padecer dolor lumbar, y que la asociación es mayor en el caso del dolor lumbar crónico o incapacitante. Dejar de fumar podría reducir el riesgo de buscar atención para el dolor lumbar crónico. Se recomienda seguir investigando la relación entre la prevención del tabaquismo o la educación para dejar de fumar y una menor incidencia o gravedad del dolor lumbar.(9)

Una revisión sistemática de 2013(10) publicada en Manual Therapy identificó que el consumo de alcohol está probablemente asociado con el dolor lumbar complejo y crónico en personas con dependencia del consumo de alcohol. Aunque es necesario seguir investigando, esta información puede ser utilizada por los fisioterapeutas como parte de la educación de los pacientes de esta población.(10)

Cómo cambiar las conductas adictivas( editar | editar fuente )

Un hábito es un proceso sobreaprendido que genera respuestas automáticas a señales contextuales y se refuerza mediante la repetición.(11)

Modelo transteórico del cambio

Estrategias generales para modificar las conductas adictivas:

  1. Derivar a asesoramiento individual o de grupo
  2. Revisar la medicación prescrita y no prescrita del paciente, ponerse en contacto con el médico remitente para cualquier duda
  3. Proporcionar contactos y recursos organizativos
  4. Utilizar el Modelo transteórico del cambio para determinar la disposición al cambio de una persona
  5. Utilizar la entrevista motivacional como parte del asesoramiento y los tratamientos centrados en el paciente.

Estrategias para dejar de fumar:

  1. Hipnosis(12)
  2. Yoga(13)
  3. Estrategias de psicología positiva y uso de aplicaciones para móviles(14)

Conceptos prácticos de psicología positiva para promover comportamientos saludables:

  1. Expresar gratitud por las cosas buenas de la vida
  2. Saborear los éxitos y los logros
  3. Participar en actos de bondad
  4. Mostrar perdón
  5. Participar en actividades significativas, como ser voluntario o mentor

(15)(16)

Conexión social( editar | editar fuente )

Conectividad social: evaluación subjetiva positiva del grado en que una persona mantiene relaciones significativas, estrechas y constructivas con otras personas, grupos o la sociedad.(17)

Los humanos somos criaturas sociales. La investigación ha demostrado que cuando se carece de conexiones sociales, las personas pueden experimentar una reducción de la salud y el bienestar general. Esto puede incluir una escasa satisfacción vital, depresión, baja autoestima, disminución de la esperanza, un afecto negativo general y dificultad para completar las actividades de la vida diaria.(17)

Un artículo de 2018(1) publicado en el Journal of Physiotherapy identificó cuatro áreas de necesidad que afectan a la capacidad de las personas con dolor lumbar para cumplir con el tratamiento adecuado de su dolor. Las cuatro áreas eran las presiones del trabajo, las presiones económicas, las presiones sociales y las dificultades con las AVD. Al analizar las presiones sociales en concreto, el estudio reveló que las personas con dolor lumbar sentían una fuerte presión social para mantener el empleo. Se observó que el dolor lumbar constituía una amenaza para la independencia social. Las personas con dolor lumbar informaron de una desconexión de sus grupos sociales como consecuencia de su dolor. Esto demuestra la importancia de las relaciones sociales para optimizar el bienestar.(1)

Una revisión sistemática y metaanálisis publicado en 2019(18) evaluó los factores que afectan al dolor lumbar crónico en el lugar de trabajo. Los investigadores hallaron pruebas significativas de que los factores psicosociales del trabajo, como la elevada carga de trabajo del empleado con escaso control del trabajo y el escaso apoyo social pueden aumentar el riesgo de desarrollar dolor lumbar crónico. La revisión también señaló que un fuerte apoyo social por parte de los compañeros de trabajo y los supervisores puede prevenir o reducir los riesgos de padecer dolor lumbar crónico.(18)

Escucha esta entrevista de 10 minutos al Dr. Martin Roland para aprender más sobre el uso de intervenciones socialmente orientadas en el Reino Unido.(19)

Ejercicios convencionales

Consejos para estar más conectado socialmente:

  1. Participar en ejercicios de grupo convencionales
  2. Practicar ejercicios de mente-cuerpo/integrales
  3. Apuntarse a un gimnasio o centro de fitness
  4. Inscribirse en actividades comunitarias relacionadas con el arte
  5. Hacer voluntariado
  6. Crear o unirse a un grupo de ejercicio a la hora de comer
  7. Pasear por un centro comercial

    Ejercicios integrales

  8. Crear un huerto comunitario o unirse a él
  9. Tomar clases para aprender un nuevo hobby o actividad
  10. Unirse a grupos de autoayuda
  11. Unirse a las plataformas sociales
  12. Asistir a acontecimientos deportivos o representaciones artísticas locales
  13. Conectar con familiares y amigos en persona o a través de Zoom
  14. Jugar con mascotas

(7)(19)

Entornos naturales al aire libre( editar | editar fuente )

Realizar actividad física o ejercicio en entornos naturales se denomina ejercicio verde. Las pruebas actuales sobre el ejercicio verde muestran beneficios en tres áreas: regulación inmunológica y fisiológica de la respuesta al estrés, estado psicológico y participación en conductas promotoras de la salud.(20)

Una revisión sistemática de 2011(21) sugiere que hacer ejercicio en entornos naturales al aire libre produce una sensación de mayor energía, con una reducción de la tensión, la ira y la depresión en comparación con la realización de los mismos ejercicios en interiores. Los participantes también señalaron que hacer ejercicio al aire libre aumentaba la intención de repetir las sesiones de ejercicio.(21)

Un ensayo controlado aleatorizado de 2019 realizado por Huber y col.(20) analizó el efecto del ejercicio verde en el dolor lumbar crónico. Los investigadores descubrieron que una combinación de caminatas moderadas diarias por la montaña y baños de hidroterapia termal durante seis días mostraba mejoras significativas en el dolor, la calidad de vida relacionada con la salud y el bienestar mental.(20)

Un estudio de 2014(22) analizó el efecto de la fototerapia, producida por una cabina de luz, en el dolor lumbar crónico. Esta intervención terapéutica ha resultado útil en el tratamiento de la depresión, como el trastorno desafectivo estacional. Se ha demostrado que el dolor y la depresión tienen vías fisiopatológicas y regiones afectadas del cerebro similares. El estudio descubrió que la fototerapia podía mejorar tanto los síntomas depresivos como reducir la intensidad subjetiva del dolor lumbar, incluso en pequeñas dosis.(22) Estos resultados podrían reproducirse utilizando una caja de luz cuando las estaciones o el tiempo impidan el ejercicio al aire libre. Cuando se hace ejercicio o se realizan otras actividades al aire libre, la luz de la mañana es la más beneficiosa. Para más información sobre este tema, lee Luz solar, luz exterior y fototerapia en el tratamiento de enfermedades.

Ejemplos de tratamiento de medicina integrativa del estilo de vida( editar | editar fuente )

La terapia poética es una intervención terapéutica complementaria que se utiliza a menudo en los programas de alcoholismo y drogadicción. Ve esta charla TED sobre el uso de la terapia poética con reclusos.

(23)

La arteterapia es otra terapia integradora que puede utilizarse para controlar el estado de ánimo y la ansiedad. Ve este ejemplo en formato vídeo de 9 minutos de una sesión de arteterapia.

(24)

La musicoterapia es un tratamiento complementario que puede ser útil en el tratamiento del dolor crónico y sus conductas indeseadas asociadas. Ve este vídeo sobre los fundamentos de la musicoterapia.

(25)

Autocuidado y automanejo( editar | editar fuente )

El autocuidado del paciente puede ser beneficioso para el éxito de un enfoque multidisciplinar de los tratamientos del dolor.(26) Un estudio de 2018 publicado en Trastornos musculoesqueléticos descubrió que la mayoría de los pacientes creían que el autocuidado para el dolor musculoesquelético era eficaz, mientras que los profesionales sanitarios apoyan el autocuidado del paciente como un complemento al tratamiento clínico especializado que actúa como placebo.(26)

Una revisión sistemática de 2019(27) publicada en Physiotherapy Theory and Practice encontró que los fisioterapeutas están bien alineados para empoderar la autogestión del cuidado del paciente para afecciones crónicas. El reconocimiento de la autonomía y la humanidad del paciente son fundamentales para el éxito de los enfoques de automanejo.(27)

Estrategias de automanejo:

  1. Programación de la actividad
  2. Habilidades de afrontamiento
  3. Habilidades de configuración ergonómica
  4. Programación del ejercicio
  5. Gestión de brotes
  6. Comportamientos saludables
  7. Directrices de protección conjunta
  8. Cribado nutricional y derivación
  9. Gestión del dolor
  10. Capacidad para resolver problemas
  11. Actividades de relajación
  12. Capacidad para utilizar los recursos
  13. Capacidad de autocontrol
  14. Capacidad de adaptación
  15. Higiene del sueño
  16. Gestión del estrés
  17. Gestión del tiempo

(28)(29)

Recursos(edit | edit source)

Pruebas y medidas (de uso gratuito):

Sitios web útiles de organizaciones:

Referencias(edit | edit source)

  1. 1.0 1.1 1.2 Chou L, Cicuttini FM, Urquhart DM, Anthony SN, Sullivan K, Seneviwickrama M, Briggs AM, Wluka AE. People with low back pain perceive needs for non-biomedical services in workplace, financial, social and household domains: a systematic review. Journal of physiotherapy. 2018 Apr 1;64(2):74-83.
  2. Shiri R, Karppinen J, Leino-Arjas P, Solovieva S, Viikari-Juntura E. The association between smoking and low back pain: a meta-analysis. The American journal of medicine. 2010 Jan 1;123(1):87-e7.
  3. Chen LH, Weber K, Mehrabkhani S, Baskaran S, Abbass T, Macedo LG. The effectiveness of weight loss programs for low back pain: a systematic review. BMC Musculoskeletal Disorders. 2022 Dec;23(1):1-4.
  4. Wong JJ, Tricco AC, Côté P, Liang CY, Lewis JA, Bouck Z, Rosella LC. Association between depressive symptoms or depression and health outcomes for low back pain: a systematic review and meta-analysis. Journal of general internal medicine. 2022 Apr;37(5):1233-46.
  5. Shemory ST, Pfefferle KJ, Gradisar IM. Modifiable risk factors in patients with low back pain. Orthopedics. 2016 May 1;39(3):e413-6.
  6. Venes D. Tabers’s Cyclopedic Medical Dictionary, 23rd ed. Philadelphia, PA: FA Davis Company; 2017.
  7. 7.0 7.1 Altug, Z, Lifestyle Medicine, Behavioral Modification and Self Care for Managing Low Back Pain. Más. 2021.
  8. 8.0 8.1 Skillgate E, Pico-Espinosa OJ, Hallqvist J, Bohman T, Holm LW. Healthy lifestyle behavior and risk of long duration troublesome neck pain or low back pain among men and women: results from the Stockholm public health cohort. Clinical epidemiology. 2017;9:491.
  9. 9.0 9.1 Shiri R, Karppinen J, Leino-Arjas P, Solovieva S, Viikari-Juntura E. The association between smoking and low back pain: a meta-analysis. The American journal of medicine. 2010 Jan 1;123(1):87-e7.
  10. 10.0 10.1 Ferreira PH, Pinheiro MB, Machado GC, Ferreira ML. Is alcohol intake associated with low back pain? A systematic review of observational studies. Manual therapy. 2013 Jun 1;18(3):183-90.
  11. Allom V, Mullan B, Smith E, Hay P, Raman J. Breaking bad habits by improving executive function in individuals with obesity. BMC Public Health. 2018;18(1):505.
  12. Hasan FM, Zagarins SE, Pischke KM, Saiyed S, Bettencourt AM, Beal L, Macys D, Aurora S, McCleary N. Hypnotherapy is more effective than nicotine replacement therapy for smoking cessation: results of a randomized controlled trial. Complementary therapies in medicine. 2014 Feb 1;22(1):1-8.
  13. Bock BC, Dunsiger SI, Rosen RK, et al. Yoga as a complementary therapy for smoking cessation: results from BreatheEasy, a randomized clinical trial. Nicotine Tob Res. 2019;21(11):1517-1523
  14. Hoeppner BB, Hoeppner SS, Carlon HA, Perez GK, Helmuth E, Kahler CW, Kelly JF. Leveraging positive psychology to support smoking cessation in nondaily smokers using a smartphone app: Feasibility and acceptability study. JMIR mHealth and uHealth. 2019;7(7):e13436.
  15. Hendriks T, Schotanus-Dijkstra M, Hcssankhan A, et al. The efficacy of positive psychological interventions from non-Western countries: a systematic review and meta-analysis. Int J Wellbeing. 2018;8(1).
  16. Lianov LS, Fredrickson BL, Barron C, Krishnaswami J, Wallace A. Positive Psychology in Lifestyle Medicine and Health Care: Strategies for Implementation. Am J Lifestyle Med. 2019;13(5):480-486.
  17. 17.0 17.1 O’Rourke HM, Collins L, Sidani S. Interventions to address social connectedness and loneliness for older adults: a scoping review. BMC Geriatr. 2018;18(1):214.
  18. 18.0 18.1 Buruck G, Tomaschek A, Wendsche J, Ochsmann E, Dörfel D. Psychosocial areas of worklife and chronic low back pain: a systematic review and meta-analysis. BMC musculoskeletal disorders. 2019 Dec;20(1):1-6.
  19. 19.0 19.1 Roland M, Everington S, Marshall M. Social prescribing-transforming the relationship between physicians and their patients. New England Journal of Medicine. 2020 Jul 9;383(2):97-9.
  20. 20.0 20.1 20.2 Huber D, Grafetstätter C, Proßegger J, Pichler C, Wöll E, Fischer M, Dürl M, Geiersperger K, Höcketstaller M, Frischhut S, Ritter M. Green exercise and mg-ca-SO 4 thermal balneotherapy for the treatment of non-specific chronic low back pain: a randomized controlled clinical trial. BMC musculoskeletal disorders. 2019 Dec;20(1):1-8.
  21. 21.0 21.1 Thompson Coon J, Boddy K, Stein K, Whear R, Barton J, Depledge MH. Does participating in physical activity in outdoor natural environments have a greater effect on physical and mental wellbeing than physical activity indoors? A systematic review. Environmental science & technology. 2011 Mar 1;45(5):1761-72.
  22. 22.0 22.1 Leichtfried V, Matteucci Gothe R, Kantner-Rumplmair W, et al. Short-term effects of bright light therapy in adults with chronic nonspecific back pain: a randomized controlled trial. Pain Med. 2014;15(12):2003-2012.
  23. TEDx talk. Poetry in maximum security prison: Phil Kaye at TEDxFoggyBottom. Available from: https://www.youtube.com/watch?v=hwAIXkwncr0 (last accessed 30/01/2022)
  24. Thirsty for Art. Art Therapy Activity for Emotional Pain / Self Healing. Available from: https://www.youtube.com/watch?v=9vTCWqgtMXU (last accessed 30/01/2022)
  25. Pioneer Library System. Music Therapy for Stress Management. Available from: https://www.youtube.com/watch?v=kZeyGfCd1u0 (last accessed 30/01/2022)
  26. 26.0 26.1 Kovačević I, Kogler VM, Turković TM, Dunkić LF, Ivanec Ž, Petek D. Self-care of chronic musculoskeletal pain–experiences and attitudes of patients and health care providers. BMC musculoskeletal disorders. 2018 Dec;19(1):1-0.
  27. 27.0 27.1 Killingback C, Thompson M, Chipperfield S, Clark C, Williams J. Physiotherapists’ views on their role in self-management approaches: A qualitative systematic review. Physiotherapy Theory and Practice. 2021 Apr 5:1-5.
  28. Devan H, Hale L, Hempel D, Saipe B, Perry MA. What Works and Does Not Work in a Self-Management Intervention for People With Chronic Pain? Qualitative Systematic Review and Meta-Synthesis. Phys Ther. 2018;98(5):381-397.
  29. Hutting N, Johnston V, Staal JB, Heerkens YF. Promoting the Use of Self-management Strategies for People With Persistent Musculoskeletal Disorders: The Role of Physical Therapists. J Orthop Sports Phys Ther. 2019;49(4):212-215.
  30. American College of Sports Medicine. ACSM’s Guidelines for Exercise Testing and Prescription, 11th edition. Philadelphia, PA: Wolters Kluwer; 2022.
  31. Miller WR, & Tonigan JS. Assessing drinkers’ motivation for change: The Stages of Change Readiness and Treatment Eagerness Scale (SOCRATES). Psychology of Addictive Behaviors.1996;10(2), 81–89.
  32. American Academy of Family Physicians. Social Needs Screening Tool. Accessed July 31, 2021.
  33. Lee RM, Robbins SB. Measuring belongingness: The Social Connectedness and the Social Assurance scales. J Couns Psychol 1995;42:232–41.
  34. Russell D, Peplau LA, Cutrona CE. The revised UCLA Loneliness Scale: concurrent and discriminant validity evidence. J Pers Soc Psychol. 1980;39(3):472-480.
  35. Horne JA, Ostberg O. A self-assessment questionnaire to determine morningness-eveningness in human circadian rhythms. Int J Chronobiol. 1976;4(2):97-110.
  36. Mersch PP, Vastenburg NC, Meesters Y, et al. The reliability and validity of the Seasonal Pattern Assessment Questionnaire: a comparison between patient groups. J Affect Disord. 2004;80(2-3):209-219.
  37. Murray G. The Seasonal Pattern Assessment Questionnaire as a measure of mood seasonality: a prospective validation study. Psychiatry Res. 2003;120(1):53-59.
  38. Rosenthal N., Bradt G., Wehr T. Seasonal Pattern Assessment Questionnaire (SPAQ) Bethesda, Md, USA: National Institute of Mental Health; 1984


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles