Medicina del estilo de vida, higiene del sueño y bienestar psicológico para el manejo del dolor lumbar crónico

Editor original Stacy Schiurring a partir del curso de Ziya Altug

Principales colaboradoresStacy Schiurring, Kim Jackson, Robin Tacchetti, Lucinda hampton y Jess Bell

Introducción(edit | edit source)

Las personas con dolor lumbar crónico suelen necesitar cambios en su estilo de vida para tratar y modificar eficazmente su patrón de dolor. Al evaluar a estos pacientes, es importante investigar a fondo todos los posibles agravantes del dolor para determinar el verdadero origen de su dolor.(1) La aplicación de los principios de la medicina integrativa del estilo de vida a la práctica de la fisioterapia fomenta una evaluación más holística del dolor lumbar de una persona, más allá de las evaluaciones musculoesqueléticas y posturales. Un estudio de 2018 de O’Sullivan y col.(2) afirma:

«Se sabe que los factores relacionados con el estilo de vida son importantes en el dolor lumbar incapacitante y están implicados en otros ámbitos. Los problemas de sueño y el dolor lumbar incapacitante son altamente comórbidos. Dormir mal predice el desarrollo o el empeoramiento del dolor lumbar incapacitante, y el dolor lumbar incapacitante predice los problemas de sueño. El sueño también influye en otros dominios, como el bienestar psicológico y el malestar emocional. El dolor lumbar incapacitante puede estar relacionado con malos hábitos de sueño y/o sueño alterado por el dolor.»(2)

En esta página se analiza la interconexión y la relación entre la higiene del sueño, el bienestar psicológico y el dolor lumbar crónico.

Sueño e higiene del sueño( editar | editar fuente )

Las personas pasan entre un cuarto y un tercio de su vida durmiendo. La Academia Americana de Medicina del Sueño recomienda a los adultos dormir una media de siete o más horas por noche, y la Asociación Americana del Sueño recomienda a los adultos dormir entre siete y nueve horas cada 24 horas.(3)La ciencia del sueño nos dice que el sueño desempeña un papel vital en la plasticidad del cerebro (es decir, la capacidad de adaptarse a la información que recibe durante el día). Los productos de desecho se eliminan más eficazmente del cerebro durante el sueño que durante el día. El sueño también desempeña un papel importante en la salud general. La falta de sueño se ha relacionado con:(4)

  • Depresión
  • Convulsiones
  • Hipertensión
  • Aumento de los síntomas de migraña
  • Inmunidad comprometida que aumenta la probabilidad de enfermedad e infección
  • Alteración del metabolismo, que puede hacer que una persona, por lo demás sana, entre en un estado prediabético tras una sola noche de sueño inadecuado.(5)

Lee este artículo de la Physiopedia para obtener más información sobre la ciencia y los principios del sueño.

Higiene del sueño, o buenos hábitos de sueño(4) y educación,(3) pueden ayudar a mejorar la capacidad de una persona para dormir bien. Las recomendaciones para mejorar el sueño incluyen:

  1. Horas de sueño y vigilia constantes todos los días, incluidos los fines de semana.(3)(4)
  2. Crear una zona de descanso que favorezca el sueño: tranquila, oscura y a una temperatura agradable.(3)(4) – evitar dormirse con la radio o la televisión(3)
  3. Dormir en una cama cómoda y con una almohada de apoyo(3)
  4. Retirar los aparatos electrónicos, como televisores, ordenadores y teléfonos inteligentes, de la zona de descanso (4) y evitar su uso cerca de la hora de acostarse(3)
  5. Evitar las comidas copiosas, la cafeína y el alcohol antes de acostarse.(4)
  6. El ejercicio diurno y la actividad física mejoran la capacidad de conciliar el sueño por la noche(4) y aumentan la exposición diurna a la luz solar(3)
  7. Evitar el ejercicio intenso cerca de la hora de acostarse(3)
  8. Practicar mindfulness antes de acostarse ayuda a relajarse(3)

Ve este breve vídeo del científico del sueño Matt Walker en el que habla de cómo dormir mejor.

(6)

Medicina del estilo de vida, sueño y dolor lumbar( editar | editar fuente )

«El insomnio es un trastorno frecuente del sueño que puede hacer que te cueste dormirte, que te cueste permanecer dormido o que te despiertes demasiado pronto y no puedas volver a conciliar el sueño. Es posible que sigas sintiéndote cansado al despertarte. El insomnio puede minar no sólo el nivel de energía y el estado de ánimo, sino también la salud, el rendimiento laboral y la calidad de vida». – Clínica Mayo(7)

El insomnio es frecuente en las personas con dolor crónico, y entre el 53% y el 90% refieren un grado clínicamente significativo de insomnio. Las personas con dolor lumbar crónico tienen 18 veces más probabilidades de padecer insomnio que la población general.(8) El dolor crónico está relacionado con el mecanismo de la sensibilización central y la neuroinflamación de bajo grado, y suele estar asociado al estrés y/o la ansiedad. Los tratamientos farmacológicos rara vez son eficaces para este tipo de dolor, por lo que las personas con trastornos del sueño causados por dolor crónico son buenos candidatos para la terapia cognitivo-conductual (TCC) dirigida por fisioterapeutas. Una revisión sistemática de 2018 afirma que «con formación adicional, las intervenciones cognitivo-conductuales dirigidas por fisioterapeutas son eficaces para el dolor lumbar … la terapia cognitivo-conductual para el insomnio, tal como se proporciona a las personas con dolor crónico, generalmente incluye educación, medidas de restricción del sueño, instrucciones de control de estímulos, higiene del sueño y terapia cognitiva.»(8) Al comparar los efectos de los ejercicios convencionales e integrales sobre el insomnio y las mejoras generales del sueño en adultos mayores, el taichí ha demostrado ser tan eficaz como los ejercicios terapéuticos convencionales.(9)

Un estudio de 2018 realizado por Elfering y col.(10) encontró que las dificultades con el sueño parecen preceder al dolor lumbar y al aumento de los niveles de estrés relacionado con el trabajo en personas que trabajan y que la calidad del sueño debe usarse como un indicador de riesgo temprano. El insomnio también es un importante factor predictivo del deterioro de la calidad de vida en personas con dolor lumbar.(11)

El siguiente vídeo es una práctica guiada de yoga nidra de 15 minutos. Esta forma de yoga, también conocida como sueño yóguico o relajación sin esfuerzo, enseña a la persona a encontrar el punto de equilibrio entre la vigilia y el sueño.

(12)

Bienestar psicológico y gestión del estrés( editar | editar fuente )

«El bienestar psicológico consiste en que la vida vaya bien. Es la combinación de sentirse bien y funcionar eficazmente. El bienestar sostenible no requiere que las personas se sientan bien todo el tiempo; la experiencia de emociones dolorosas (por ejemplo, decepción, fracaso, pena) es una parte normal de la vida, y ser capaz de gestionar estas emociones negativas o dolorosas es esencial para el bienestar a largo plazo. Sin embargo, el bienestar psicológico se ve comprometido cuando las emociones negativas son extremas o muy duraderas e interfieren en la capacidad de la persona para desenvolverse en su vida cotidiana».(13)

Una gestión adecuada del estrés implica mantener un equilibrio entre las fuerzas físicas, fisiológicas y/o psicológicas que podrían causar un estrés indebido.(3) Lee este artículo de la Physiopedia para obtener más información sobre el impacto que el estrés puede tener en la salud.

Medicina del estilo de vida, bienestar y dolor lumbar( editar | editar fuente )

Un estudio de 2016 encontró que tanto la TCC como el entrenamiento en meditación en mindfulness con yoga proporcionaron una mayor mejora en el dolor y las limitaciones funcionales en comparación con el nivel habitual de actividad o atención de una persona en adultos con dolor lumbar crónico.(14) Estas mejoras persistieron durante al menos un año tanto en el caso de la TCC como en el de la reducción del estrés basada en el mindfulness (MBSR, por sus siglas en inglés), y en el caso de la TCC durante un máximo de dos años con una participación continuada en ejercicios integrales.(15)

Este vídeo es un breve análisis de los tratamientos TCC y MBSR, tal como los ha expuesto el investigador principal, el Dr. Daniel Cherkin.

(16)

Un metaanálisis de 2017 de 7 ensayos controlados aleatorizados, con un total de 864 pacientes con dolor lumbar, ofrece más apoyo a que la MBSR puede tener un efecto positivo a corto plazo sobre el dolor y el funcionamiento físico general en adultos, pero sugiere que se necesita más investigación para comparar la MBSR con tratamientos activos para comprender mejor su papel en el manejo del dolor lumbar.(17)

Lee este artículo de la Physiopedia para obtener más información sobre cómo pueden utilizarse tanto el ejercicio convencional como el integral para controlar el estrés.

El siguiente vídeo de 7 minutos es un ejemplo de meditación de exploración corporal adaptada. Este estilo de meditación es útil para controlar el estrés y permite al participante sentir cada región de su cuerpo y liberar tensiones.

(18)

COVID-19 y su efecto sobre el sueño y el bienestar( editar | editar fuente )

Según la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés), tras la pandemia de COVID-19 de 2020 «Nos enfrentamos a una crisis nacional de salud mental que podría tener graves consecuencias sanitarias y sociales en los próximos años». La encuesta anual de la APA sobre el estrés percibido en 2020 reveló que el 78% de los adultos estadounidenses encuestados afirma que la pandemia de coronavirus es una fuente importante de estrés en su vida, y el 67% afirma haber experimentado un aumento del estrés durante el transcurso de la pandemia.(19)

Bailly y col.(20) encontraron informes de que las presiones psicosociales durante los periodos de aislamiento por la COVID-19, la disminución de la actividad física y los factores de riesgo ergonómicos del trabajo en casa tenían un efecto en las personas con dolor lumbar crónico. Su estudio de 2021 mostró que la mayoría de los participantes con dolor lumbar crónico informaron de que la intensidad del dolor lumbar no había cambiado o había empeorado durante la pandemia de la COVID-19.(20)

Un artículo de 2020 analiza el importante papel que desempeña el sueño en la gestión de la ansiedad y el estrés, y en el apoyo al sistema inmunitario. Apunta a ejercicios integrales como el yoga y la meditación, para conseguir dormir mejor y preparar mejor el cuerpo para soportar el estrés de vivir durante esta pandemia.(21)

La realidad virtual (RV) ofrece una opción para la gestión continuada del estrés y ejercicios integrales para tratar el dolor lumbar crónico durante esta época de distanciamiento social. Un estudio de García y col.(22) encontró que el uso de la RV para la terapia cognitivo-conductual dio lugar a una alta satisfacción del usuario y una reducción del dolor clínicamente significativa, así como mejoras en el estado de ánimo y el estrés de las personas con dolor lumbar crónico.

Recursos(edit | edit source)

Pruebas y medidas clínicas:

  • La Depression Anxiety Stress Scales (DASS) de la Psychology Foundation of Australia, ha demostrado ser fiable y sensible para los pacientes con dolor de espalda. Uso gratuito.

Sugerencias de sitios web de organizaciones:

Referencias(edit | edit source)

  1. Altug Z, Introduction to Integrative Lifestyle Medicine. Más. November 2021.
  2. 2.0 2.1 O’Sullivan PB, Caneiro JP, O’Keeffe M, Smith A, Dankaerts W, Fersum K, O’Sullivan K. Cognitive functional therapy: an integrated behavioural approach for the targeted management of disabling low back pain. Physical therapy. 2018 May 1;98(5):408-23.
  3. 3.00 3.01 3.02 3.03 3.04 3.05 3.06 3.07 3.08 3.09 3.10 Altug Z, Lifestyle Medicine, Sleep Hygiene and Psychological Well-being for Managing Chronic Low Back Pain. Más. January 2022.
  4. 4.0 4.1 4.2 4.3 4.4 4.5 4.6 John Hopkins Medicine. The Science of Sleep: Understanding What Happens When You Sleep. Available from: https://www.hopkinsmedicine.org/health/wellness-and-prevention/the-science-of-sleep-understanding-what-happens-when-you-sleep (accessed 17/01/2022).
  5. Chaput JP, McHill AW, Cox RC, Broussard JL, Dutil C, da Costa BG, Sampasa-Kanyinga H, Wright Jr KP. The role of insufficient sleep and circadian misalignment in obesity. Nature Reviews Endocrinology. 2022 Oct 24:1-6.
  6. YouTube. 6 tips for better sleep | Sleeping with Science, a TED series. Available from: https://www.youtube.com/watch?v=t0kACis_dJE (last accessed 01/01/2022)
  7. Mayo Clinic. Insomnia. Available from: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/insomnia/symptoms-causes/syc-20355167 (accessed 17/02/2022).
  8. 8.0 8.1 Nijs J, Mairesse O, Neu D, Leysen L, Danneels L, Cagnie B, Meeus M, Moens M, Ickmans K, Goubert D. Sleep disturbances in chronic pain: neurobiology, assessment, and treatment in physical therapist practice. Physical therapy. 2018 May 1;98(5):325-35.
  9. Siu PM, Angus PY, Tam BT, Chin EC, Doris SY, Chung KF, Hui SS, Woo J, Fong DY, Lee PH, Wei GX. Effects of Tai Chi or Exercise on Sleep in Older Adults With Insomnia: A Randomized Clinical Trial. JAMA network open. 2021 Feb 1;4(2):e2037199-.
  10. Elfering A, Kottwitz MU, Tamcan Ö, Müller U, Mannion AF. Impaired sleep predicts the onset of low back pain and burnout symptoms: evidence from a three-wave study. Psychology, health & medicine. 2018 Nov 26;23(10):1196-210.
  11. Uchmanowicz I, Kołtuniuk A, Stępień A, Uchmanowicz B, Rosińczuk J. The influence of sleep disorders on the quality of life in patients with chronic low back pain. Scandinavian journal of caring sciences. 2019 Mar;33(1):119-27.
  12. YouTube. 15 Minute Yoga Nidra | Full Nervous System Massage. Available from: https://www.youtube.com/watch?v= nLq3XR7YlLg (last accessed 17/01/2022)
  13. Huppert FA. Psychological well‐being: Evidence regarding its causes and consequences. Applied psychology: health and well‐being. 2009 Jul;1(2):137-64.
  14. Cherkin DC, Sherman KJ, Balderson BH, Cook AJ, Anderson ML, Hawkes RJ, Hansen KE, Turner JA. Effect of mindfulness-based stress reduction vs cognitive behavioural therapy or usual care on back pain and functional limitations in adults with chronic low back pain: a randomized clinical trial. Jama. 2016 Mar 22;315(12):1240-9.
  15. Cherkin DC, Anderson ML, Sherman KJ, Balderson BH, Cook AJ, Hansen KE, Turner JA. Two-year follow-up of a randomized clinical trial of mindfulness-based stress reduction vs cognitive behavioural therapy or usual care for chronic low back pain. Jama. 2017 Feb 14;317(6):642-4.
  16. YouTube. Mindfulness-Based Stress Reduction vs Cognitive Behavioral Therapy for Chronic Low Back Pain. Available from: http://www.youtube.com/watch?v= nE9I8bLDhmc (last accessed 17/01/2022)
  17. Anheyer D, Haller H, Barth J, Lauche R, Dobos G, Cramer H. Mindfulness-based stress reduction for treating low back pain: a systematic review and meta-analysis. Annals of internal medicine. 2017 Jun 6;166(11):799-807.
  18. YouTube. Mindful Meditation (Body Scan) – Integrative Health and Wellbeing. Available from: https://www.youtube.com/watch?v=t2UFYXYQHjA (last accessed 23/03/2022)
  19. American Psychological Association. Stress in America™ 2020 A National Mental Health Crisis. Available from: https://www.apa.org/news/press/releases/stress/2020/report-october (accessed 17/01/2022).
  20. 20.0 20.1 Bailly F, Genevay S, Foltz V, Bohm-Sigrand A, Zagala A, Nizard J, Petit A. Effects of COVID-19 lockdown on low back pain intensity in chronic low back pain patients: results of the multicenter CONFI-LOMB study. European Spine Journal. 2021 Oct 4:1-8.
  21. Gulia KK, Kumar VM. Importance of sleep for health and wellbeing amidst COVID-19 pandemic. Sleep Vigil. 2020 May 4;4(1):49-50.
  22. Garcia LM, Birckhead BJ, Krishnamurthy P, Sackman J, Mackey IG, Louis RG, Salmasi V, Maddox T, Darnall BD. An 8-Week Self-Administered At-Home Behavioral Skills-Based Virtual Reality Program for Chronic Low Back Pain: Double-Blind, Randomized, Placebo-Controlled Trial Conducted During COVID-19. J Med Internet Res. 2021 Feb 22;23(2):e26292.


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles