Higiene de manos

Introducción(edit | edit source)

Hand hygeine.jpg

La higiene de manos es un término general que se aplica al lavado de manos, al lavado antiséptico de manos, a la frotación antiséptica de manos o a la antisepsia quirúrgica de manos.(1) Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) definen estas actividades como sigue:

  • Lavado de manos – lavarse las manos con agua y jabón común (es decir, no antimicrobiano).
  • Antisepsia de manos – se refiere al lavado antiséptico de manos o a la frotación antiséptica de manos.
  • Antisepsia quirúrgica de las manos – lavado antiséptico de las manos o frotamiento antiséptico de las manos realizado por el personal quirúrgico antes de la cirugía, para eliminar la flora transitoria y reducir la flora residente de las manos.

Una buena higiene de manos es un aspecto importante para protegerse a uno mismo y a otras personas de la transmisión de infecciones. Es una de las formas más eficaces de prevenir las tasas de infección asociadas a la atención hospitalaria.(1)(2). La falta de una higiene adecuada de las manos se considera la principal causa de infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria y de propagación de organismos multirresistentes como el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM)(3) y se ha reconocido que contribuye en gran medida a la aparición de brotes epidémicos(1).

Se recomienda lavarse las manos con agua y jabón cuando estén visiblemente sucias(4) y es la mejor manera de deshacerse de los gérmenes en la mayoría de las situaciones. Si no se dispone de agua y jabón, se puede utilizar un desinfectante de manos a base de alcohol que contenga al menos un 60% de alcohol. Estos desinfectantes son los agentes más eficaces para reducir el número de bacterias y virus en las manos y se recomiendan para la descontaminación rutinaria de las manos en todas las indicaciones clínicas, excepto cuando las manos están visiblemente sucias.(4)

Las manos limpias son un método sencillo y eficaz para reducir la propagación de infecciones de una persona a otra y en toda una comunidad, desde el hogar y el lugar de trabajo hasta las guarderías y los hospitales.(5)

Importancia de la higiene de manos( editar | editar fuente )

La piel humana normal está colonizada por microorganismos que, aunque varían considerablemente de una persona a otra, suelen ser relativamente similares en cualquier persona. En las manos se describe en dos categorías de flora(4):

  1. Flora transitoria: a menudo se adquiere durante el contacto directo con pacientes o superficies contaminadas y coloniza las capas superficiales de la piel. Se asocian con mayor frecuencia a las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria y se pueden eliminar lavándose las manos.
  2. Flora residente – se adhiere a las capas más profundas de la piel, es más resistente a la eliminación y es menos probable que se asocie a infecciones relacionadas con la atención sanitaria.

Estos microorganismos, cuando son patógenos, pueden causar riesgos potenciales a los pacientes y a las instalaciones sanitarias por:

  • Transmisión de microorganismos a los pacientes.
  • Colonización o infección del personal sanitario causada por organismos procedentes del paciente.
  • Morbilidad, mortalidad y costes asociados a las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria.

La transmisión de patógenos de un paciente a otro requiere la siguiente secuencia de eventos:

  1. Los organismos presentes en la piel del paciente, o que se han desprendido de objetos inanimados cercanos al paciente, se transfieren a las manos del sanitario.
  2. Estos organismos deben ser capaces de sobrevivir durante al menos varios minutos en las manos del personal.
  3. A continuación, el lavado o la antisepsia de las manos por parte del sanitario debe ser inadecuado u omitido por completo, o el agente utilizado para la higiene de las manos ser ineficaz.
  4. Por último, las manos contaminadas del sanitario deben entrar en contacto directo con otro paciente, o con un objeto inanimado que vaya a entrar en contacto directo con el paciente.

Enseñar a la personas a lavarse las manos les ayuda a ellas y a sus comunidades a mantenerse sanas.

La educación sobre el lavado de manos en la comunidad:

  • Reduce el número de personas que enferman de diarrea entre un 23 y un 40%.(6)(7)(8)
  • Reduce en un 58% las enfermedades diarreicas en personas con sistemas inmunitarios debilitados(9)
  • Reduce las enfermedades respiratorias, como los resfriados, en la población general entre un 16 y un 21%. (7)
  • Reduce el absentismo por enfermedades gastrointestinales en escolares entre un 29 y un 57%.(10)

Indicaciones para la higiene de manos( editar | editar fuente )

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades(11) describen las siguientes indicaciones para el lavado y la antisepsia de las manos:

  • Cuando las manos estén visiblemente sucias o contaminadas con material proteico o estén visiblemente sucias con sangre u otros fluidos corporales, lavarse las manos con agua y jabón no antimicrobiano o con agua y jabón antimicrobiano.
  • Si las manos no están visiblemente sucias, utilizar un producto de desinfección de manos a base de alcohol para la descontaminación rutinaria de las manos en todas las demás situaciones clínicas.
  • Descontaminar las manos antes de tener contacto directo con los pacientes.
  • Descontaminar las manos antes de ponerse los guantes estériles para insertar un catéter intravascular central.
  • Descontaminar las manos antes de insertar catéteres urinarios permanentes, catéteres vasculares periféricos u otros dispositivos invasivos que no requieran un procedimiento quirúrgico.
  • Descontaminar las manos tras el contacto con la piel intacta de un paciente (por ejemplo, al tomar el pulso o la presión arterial, y al levantar a un paciente).
  • Descontaminar las manos tras el contacto con fluidos corporales o excreciones, membranas mucosas, piel no intacta y vendajes de heridas, si las manos no están visiblemente sucias.
  • Descontaminar las manos si se pasa de un lugar de cuerpo contaminado a un lugar de cuerpo limpio durante la atención al paciente.
  • Descontaminar las manos tras el contacto con objetos inanimados (incluido el equipo médico) en las inmediaciones del paciente.
  • Descontaminar las manos después de quitarse los guantes.
  • Antes de comer y después de ir al baño, lavarse las manos con agua y jabón no antimicrobiano o con agua y jabón antimicrobiano.
  • Las toallitas impregnadas de antimicrobianos pueden considerarse una alternativa al lavado de manos con agua y jabón no antimicrobiano. Dado que no son tan eficaces como los productos de limpieza de manos a base de alcohol o el lavado de manos con un jabón antimicrobiano y agua para reducir el recuento de bacterias en las manos del personal sanitario, no sustituyen al uso de un producto de limpieza de manos a base de alcohol o un jabón antimicrobiano.
  • Lavarse las manos con agua y jabón no antimicrobiano o con agua y jabón antimicrobiano si se sospecha o se demuestra la exposición al Bacillus anthracis. La acción física de lavarse y enjuagarse las manos en estas circunstancias se recomienda porque los alcoholes, la clorhexidina, los yodóforos y otros agentes antisépticos tienen poca eficacia contra las esporas.

Métodos de higiene de las manos( editar | editar fuente )

Hazte con el póster aquí.

Hazte con el póster aquí.

Lavado con jabón( editar | editar fuente )

Hay 5 pasos para lavarse las manos correctamente(12):

  • Mojarse las manos con agua corriente limpia (tibia o fría), cerrar el grifo y aplicar jabón.
  • Enjabonar las manos frotándolas con el jabón. Enjabonar el dorso de las manos, entre los dedos y bajo las uñas.
  • Frotar las manos durante al menos 20 segundos. ¿Necesitas un temporizador? Tararea la canción «Cumpleaños feliz» de principio a fin dos veces.
  • Enjuágarse bien las manos con agua corriente limpia.
  • Secarse las manos con una toalla limpia o con aire. Usar una toalla para cerrar el grifo.

La temperatura del agua no influye en la eliminación de los microbios. Un informe(13) en el que se estudiaba el efecto de la temperatura, entre 5°C y 50°C, sobre la eliminación de diferentes tipos de bacterias demostró que el calor no influía en la flora transitoria o residual. En cambio, la fricción, el aclarado a fondo y el tiempo de contacto se consideran los factores más esenciales para un lavado de manos eficaz.

¿Qué jabón se debe utilizar?
El jabón antibacteriano no es más eficaz para prevenir la infección por COVID que el jabón común.(14) (15)Por lo tanto, en el hogar y en entornos públicos no sanitarios se recomienda el jabón común. Tomarse tiempo para lavarse las manos es lo que hace que sea eficaz. Cuando se dispone de él, es preferible el jabón líquido a la pastilla de jabón, ya que reduce el riesgo de contagio de una persona a otra. Sin embargo, según los CDC, tanto el jabón en barra como el jabón líquido sirven. (14)

Lo que hay que saber sobre el lavado de manos según los CDC:

(16)

Vídeo de la OMS sobre el lavado de manos:

(17)

Desinfectante de manos a base de alcohol( editar | editar fuente )

Cuando se utiliza un desinfectante de manos a base de alcohol:

  • Aplicar el producto en la palma de una mano y frotar las manos.
  • Cubrir toda la superficie de las manos y los dedos hasta que se sientan secos.
  • Esto debería llevar unos 20 segundos.

(18)

Antisepsia quirúrgica de manos( editar | editar fuente )

El personal quirúrgico la realiza antes de la operación para eliminar la flora transitoria y reducir la flora residente de las manos:

  • Quitarse los anillos, relojes y pulseras antes de comenzar el lavado quirúrgico de las manos.
  • Eliminar los restos de debajo de las uñas con un limpiador de uñas bajo el grifo.
  • Lavarse previamente las manos y los antebrazos con un jabón no antimicrobiano durante 40-60 segundos y secarse las manos y los antebrazos con una toalla de un solo uso.
  • Aplicar el producto a base de alcohol según las instrucciones del fabricante, dejar que las manos y los antebrazos se sequen bien antes de ponerse los guantes estériles.

Cuidado de la piel( editar | editar fuente )

Si la salud de la piel se resiente, se recomienda utilizar lociones y cremas para evitar la irritación.

Factores que afectan a la adherencia( editar | editar fuente )

Hay muchos factores que afectan al cumplimiento de las prácticas de higiene de las manos por parte de los profesionales sanitarios. Los CDC adaptaron las conclusiones de Pittet(19) para llegar a las siguientes razones.

Factores de riesgo observados para la falta de adherencia a las prácticas de higiene de manos recomendadas:

  • Estatus de médico (en lugar de enfermera/o).
  • El estatus de asistente de enfermería (en lugar de enfermera/o).
  • Sexo masculino.
  • Trabajar en una unidad de cuidados intensivos.
  • Trabajar durante la semana (versus el fin de semana).
  • Usar batas/guantes.
  • Lavabo automático.
  • Actividades con alto riesgo de transmisión cruzada.
  • Un número elevado de oportunidades para la higiene de manos por hora de atención al paciente.

Factores autoinformados de la escasa adherencia a la higiene de manos:

  • Los productos para el lavado de manos provocan irritación y sequedad.
  • Los lavabos están mal ubicados/escasez de lavabos.
  • Falta de jabón y toallas de papel.
  • A menudo, demasiado ocupados/tiempo insuficiente.
  • Falta de personal/sobrecarga de trabajo.
  • El paciente debe tener prioridad.
  • La higiene de las manos interfiere en la relación del personal sanitario con los pacientes.
  • Bajo riesgo de infección procedente de los pacientes.
  • Uso de guantes/creencia de que el uso de guantes obvia la necesidad de la higiene de las manos.
  • Desconocimiento de las directrices/protocolos.
  • No pensar en ello/olvidarse.
  • No hay un modelo de conducta por parte de colegas o superiores.
  • Escepticismo sobre el valor de la higiene de las manos.
  • Desacuerdo con las recomendaciones.
  • Falta de información científica sobre el impacto definitivo de la mejora de la higiene de las manos en los niveles de infección asociada a la atención sanitaria.

Barreras adicionales percibidas para una higiene de manos adecuada:

  • Falta de participación activa en la promoción de la higiene de manos a nivel individual o institucional.
  • Falta de un modelo de conducta para la higiene de manos.
  • Falta de prioridad institucional para la higiene de manos.
  • Falta de sanciones administrativas a los incumplidores/recompensa a los cumplidores.
  • Falta de clima de seguridad institucional.

Si se abordan estos factores de predicción de la falta de adherencia en su entorno sanitario, se pueden promover las buenas prácticas de higiene de las manos entre el personal. Caminos fáciles de actuación serían:

  1. Proporcionar educación y una cultura de adherencia, con retroalimentación sobre el resultado.
  2. Facilitar el acceso a los materiales para la higiene de manos. Por ejemplo, colocar productos para las manos a base de alcohol al lado de cada cama o en cada sala de la clínica.

Uso de guantes( edit | edit source )

  • La contaminación de las manos puede producirse como resultado de pequeños agujeros no detectados en los guantes utilizados en la exploración.
  • La contaminación puede producirse durante la retirada de los guantes.
  • El uso de guantes no sustituye la necesidad de la higiene de las manos.
  • No quitarse los guantes después de atender a un paciente puede provocar la transmisión de microorganismos de un paciente a otro.

Consideraciones sobre la higiene de manos en desastres y conflictos( edit | edit source )

La higiene es especialmente importante en situaciones de desastre y conflicto, como una inundación, un huracán o un terremoto, pero a veces es difícil encontrar agua corriente limpia y segura. Si el agua del grifo no es segura, hay que lavarse las manos con agua hervida o desinfectada. Se puede crear una estación de lavado de manos temporal utilizando una jarra de agua grande que contenga agua limpia (por ejemplo, hervida o desinfectada). (20)

Los guantes se utilizan a menudo de forma inadecuada en situaciones de desastre y conflicto. Incluso cuando sean escasos, los guantes son de un solo uso y deben desecharse de forma segura tras el contacto con el paciente, y no reutilizarse. Los guantes de examen sólo están indicados en situaciones en las que exista un riesgo de exposición directa a sangre, fluidos corporales, excreciones o elementos que estén manchados con dichos materiales. Los guantes no son necesarios para el contacto rutinario con el paciente cuando no hay riesgo de contacto con sangre o fluidos corporales, o un entorno contaminado.(20)

Recursos(edit | edit source)

Referencias(edit | edit source)

  1. 1.0 1.1 1.2 Centers for Disease Control and Prevention. Handwashing: Clean hands save lives. Available from:https://www.cdc.gov/handwashing/index.html (accessed 13 March 2020)
  2. World Health Organization. Evidence of hand hygiene to reduce transmission and infections by multi-drug resistant organisms in health-care settings. WHO. 2014.
  3. Centers for Disease Control and Prevention. MRSA. Available from:https://www.cdc.gov/mrsa/index.html (accessed 14 March 2020)
  4. 4.0 4.1 4.2 Boyce, J.M. and Pittet, D., 2002. Guideline for hand hygiene in health-care settings: recommendations of the Healthcare Infection Control Practices Advisory Committee and the HICPAC/SHEA/APIC/IDSA Hand Hygiene Task Force. Infection Control & Hospital Epidemiology, 23(S12), pp.S3-S40.
  5. Jefferson T, Del Mar C, Dooley L, Ferroni E, Al-Ansary LA, Bawazeer GA, Van Driel ML, Foxlee R, Rivetti A. Physical interventions to interrupt or reduce the spread of respiratory viruses: systematic review. Bmj. 2009 Sep 22;339:b3675.
  6. Ejemot‐Nwadiaro RI, Ehiri JE, Meremikwu MM, Critchley JA. Hand washing for preventing diarrhoea. Cochrane database of systematic reviews. 2008(1).
  7. 7.0 7.1 Aiello AE, Coulborn RM, Perez V, Larson EL. Effect of hand hygiene on infectious disease risk in the community setting: a meta-analysis. American journal of public health. 2008 Aug;98(8):1372-81.
  8. Freeman MC, Stocks ME, Cumming O, Jeandron A, Higgins JP, Wolf J, Prüss‐Ustün A, Bonjour S, Hunter PR, Fewtrell L, Curtis V. Systematic review: hygiene and health: systematic review of handwashing practices worldwide and update of health effects. Tropical Medicine & International Health. 2014 Aug;19(8):906-16.
  9. Huang DB, Zhou J. Effect of intensive handwashing in the prevention of diarrhoeal illness among patients with AIDS: a randomized controlled study. Journal of medical microbiology. 2007 May 1;56(5):659-63.
  10. Wang Z, Lapinski M, Quilliam E, Jaykus LA, Fraser A. The effect of hand-hygiene interventions on infectious disease-associated absenteeism in elementary schools: A systematic literature review. American journal of infection control. 2017 Jun 1;45(6):682-9.
  11. Recommendations from the CDC Guideline for Hand Hygiene in Healthcare Settings, by the Healthcare Infection Control Practices Advisory Committee, 3MHealthCarehttps://multimedia.3m.com/mws/media/309799O/cdc-guidelines-reprint.pdf
  12. «Handwashing – Clean Hands Save Lives | CDC.» https://www.cdc.gov/handwashing/index.html. Accessed 13 Mar. 2020.
  13. The WHO Guidelines on Hand Hygiene in Healthcare (Advanced Draft)https://www.who.int/patientsafety/information_centre/Last_April_versionHH_Guidelines%5B3%5D.pdf Accessed on 13/March/2020.
  14. 14.0 14.1 CDC. What You Need To Know About Handwashing Transcript. Reviewed 23 July 2019
  15. Minnesota Department of Health. Which Soap is Best? Last updated 9 March 2020
  16. Centers for Disease Control and and Prevention.What You Need To Know About Handwashing. Published on 16 December 2019. Available from https://www.youtube.com/watch?v=d914EnpU4Fo&feature=emb_logo. (last accessed 17 March 2020)
  17. World Health Organisation. WHO: How to handwash? With soap and water. Published on 20 October 2015. Available fromhttps://www.youtube.com/watch?time_continue=1&v=3PmVJQUCm4E&feature=emb_logo. (last accessed 17 March 2020)
  18. WHO: How to handrub? With alcohol-based formulation, World Health Organisation, Oct 2015, https://www.youtube.com/watch?v=ZnSjFr6J9HI
  19. Pittet D. Improving compliance with hand hygiene in hospitals. Infection Control & Hospital Epidemiology. 2000 Jun;21(6):381-6.
  20. 20.0 20.1 Lathia C, Skelton P and Clift Z. Early Rehabilitation in Conflicts and Disasters. Humanity and Inclusion. 2020


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles