Consideraciones para trabajar con niños desplazados

Editor original – Wala’a Awwad y Kamal Khalifa from The Center for Victims of Torture como parte del PREP Content Development Project

Principales colaboradoresNaomi O’Reilly, Tony Lowe, Kim Jackson, Jess Bell y Kirenga Bamurange Liliane

Introducción(edit | edit source)

A finales de 2021, al menos 89,3 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a abandonar sus hogares. Entre ellos hay casi 53,2 millones de desplazados internos, 27,1 millones de refugiados y 4,6 millones de solicitantes de asilo. Los niños y jóvenes de entre 0 y 17 años representan el 41% de todas las personas desplazadas.(1) En 2021, hasta 30 millones de niños y jóvenes menores de 18 años fueron desplazados por la fuerza, y el mayor número de desplazados tenía entre 5 y 11 años. De estos niños y jóvenes, 17 millones sufrieron violencia o vivieron un conflicto en su país de origen y aproximadamente 13 millones cumplían los requisitos para obtener el estatus de refugiado.(2)

Los niños y jóvenes que han sufrido traumas o estrés extremo pueden desarrollar necesidades complejas de salud mental y física. Esto puede incluir el trastorno de estrés postraumático, depresión y trastornos de ansiedad. El impacto de una experiencia traumática y las morbilidades psicológicas que la acompañan pueden provocar retrasos en el desarrollo. Además, el reto de la vida como desplazado puede crear más dificultades para adaptarse a un nuevo entorno, una nueva cultura, una nueva escuela, un sistema educativo diferente.

Cuando se trabaja con niños con experiencia de desplazamiento, es importante tener en cuenta la interacción de estos diferentes factores y cómo pueden influir en el proceso de rehabilitación.

Experiencias a las que pueden enfrentarse los niños desplazados( editar | editar fuente )

Experiencias en el país de origen (antes de la migración)( editar | editar fuente )

Las experiencias previas a la migración incluyen los retos y las amenazas a las que se enfrentan los niños y que llevan a sus familias a buscar refugio en otra parte de su propio país o en otro país.(3)

  • Los niños pueden ser: Supervivientes primarios de la tortura y pueden haber sufrido horrores como secuestros, palizas, aislamiento, privación de alimentos y agua, amenazas, violencia sexual; o supervivientes secundarios de la tortura,término utilizado para designar a aquellos cuyos seres queridos han sido torturados, lo que provoca que el superviviente secundario se vea afectado indirectamente por el trauma.
  • Los niños pueden huir de la guerra o la violencia en su país de origen. Pueden haber sufrido bombardeos en sus casas y/o ciudades, disparos, o haber presenciado los cadáveres de amigos o familiares tras un suceso.(4)

Experiencias en el tránsito (transmigración)( editar | editar fuente )

Este proceso incluye el viaje, a menudo peligroso, entre los países de origen y los de acogida.(5)

Campamentos para personas desplazadas( editar | editar fuente )

  • Muchos niños pasarán un tiempo en un campo de desplazados. Algunos campamentos funcionan a niveles inferiores a los estándares aceptables de salud ambiental; el hacinamiento y la falta de redes de aguas residuales y sistemas de saneamiento son comunes. El acceso a los alimentos y los medicamentos puede ser limitado, lo que a menudo repercute en la salud general del niño. La seguridad en los campamentos puede ser un gran problema e incluso visitar los baños comunales puede dar lugar a incidentes de violencia sexual.(6)

Captura(edit | edit source)

  • Los niños pueden ser capturados y torturados durante su traslado al país de acogida.(7)

Detención(edit | edit source)

  • Los menores pueden ser recluidos en prisiones, instalaciones militares, centros de detención de inmigrantes, centros de asistencia social o centros educativos. Mientras están detenidos, los niños migrantes suelen verse privados de una serie de derechos, como el derecho a la salud física y mental, a la intimidad, a la educación y al ocio.(8)

Tráfico(edit | edit source)

  • Muchos menores no acompañados acaban viajando con traficantes que pueden intentar explotarlos como trabajadores. Los niños desplazados han sido identificados como las principales víctimas de la explotación en el mercado laboral; las niñas desplazadas de entre 13 y 18 años han sido el principal objetivo de la explotación sexual.

Factores de estrés posteriores a la migración (experiencias en el país de acogida)( editar | editar fuente )

Esta etapa abarca los retos a los que se enfrentan los desplazados cuando intentan integrarse en el marco social, político, económico y cultural del país de acogida. El periodo posterior a la migración implica la adaptación a una nueva cultura y la redefinición de la propia identidad y el lugar en la nueva sociedad.(5)

Los niños a menudo pierden sus modelos de conducta( editar | editar fuente )

  • En circunstancias normales, los padres son el principal modelo de conducta para sus hijos, contribuyendo de forma significativa al desarrollo de su identidad y a la adquisición de habilidades y valores. La separación de uno u otro progenitor, muy a menudo el padre en circunstancias de huida, puede privar a los niños de un importante modelo de conducta. Incluso cuando ambos padres están presentes, es probable que su potencial para seguir actuando como modelos de conducta para sus hijos se vea obstaculizado por la pérdida de sus medios de vida normales y su patrón de vida.

Los roles de los niños cambian( editar | editar fuente )

  • Si falta uno de los padres, el niño puede tener que asumir responsabilidades de adulto. Cuando una madre tiene que hacerse cargo de las tareas productivas del padre desaparecido fuera de casa, una hija mayor puede tener que sustituir a la madre en el cuidado de los niños más pequeños. En consecuencia, las necesidades de desarrollo de la hija pueden quedar desatendidas debido al exceso de trabajo o a la falta de oportunidades para jugar o asistir a la escuela. Del mismo modo, el hijo mayor puede necesitar trabajar para ganar dinero y esto le expone potencialmente a la explotación en el mercado laboral.(9)

Muchos niños dicen tener dificultades para integrarse en las nuevas escuelas( editar | editar fuente )

  • El acoso de los compañeros y la sensación de indiferencia de los profesores hacen que los niños se sientan aislados y sin apoyo.

Otros desafíos( editar | editar fuente )

  • Otros retos son su estatus legal como refugiado, la posibilidad de buscar empleo, el acceso a servicios como la sanidad y la educación de la misma manera que los ciudadanos del país de acogida.

El trauma y el niño( editar | editar fuente )

Síntomas(edit | edit source)

Millones de niños están expuestos a experiencias traumáticas cada año. En los siguientes enlaces encontrará un desglose detallado de los signos y síntomas en función de la edad:(13)

Los signos y síntomas generales pueden incluir cualquiera de los siguientes:

Físicos(edit | edit source)

  • Fatiga.
  • Dolores corporales como dolor de estómago o de cabeza.
  • Aumento de la tensión muscular.
  • Cambios de la postura.
  • Disminución del equilibrio y la coordinación.
  • Disminución del dinamismo y de la vitalidad del movimiento.

Psicológicos y emocionales( editar | editar fuente )

  • Miedo excesivo (a personas, lugares, ruidos, etc.).
  • Ansiedad por separación.
  • Llorar fácilmente.
  • Expresar sentimientos de tristeza o preocupación.
  • Expresar sentimientos de desesperanza.
  • Falta de concentración (en casa, en la escuela).
  • Problemas de sueño, incluyendo pesadillas.

Conductuales(edit | edit source)

  • Excesivamente irritable y enfadarse fácilmente.
  • No querer salir a la calle o jugar con otros.
  • Comportamiento agresivo.
  • Falta de motivación.
  • Agitación o hiperactividad.
  • Actuar como si fueran más jóvenes que su edad (regresión).
  • Mojar la cama.
  • Actuar como si tuvieran más edad de la que tienen (sentir que tienen que ser los padres)

Impacto en el desarrollo del niño( editar | editar fuente )

La respuesta a un determinado acontecimiento traumático puede variar de un niño a otro; esto depende de la naturaleza y la duración de los estresores traumáticos, de las características del niño (edad, sexo, historial de exposición al estrés y presencia de cuidadores de apoyo).(14)

Vínculo y relaciones( editar | editar fuente )

Problemas con las relaciones, los límites, la empatía y el aislamiento social. Un niño con antecedentes traumáticos puede tener problemas para desarrollar relaciones sanas y de apoyo con sus amigos y otras personas relevantes. Es importante que el terapeuta reconozca que puede llevar más tiempo desarrollar una relación con el niño.

Salud física( editar | editar fuente )

Deterioro del desarrollo sensoriomotor, problemas de coordinación, aumento de problemas médicos como afectación del sistema inmunitario, y síntomas somáticos, hiperactivación, sensibilidad alimentaria, enuresis, encopresis. Para los niños con experiencia de desplazamiento, su desarrollo normal se ve afectado como resultado de crecer bajo un estrés constante o extremo. Su cerebro, su sistema nervioso, su sistema inmunitario y los sistemas de respuesta al estrés de su organismo pueden no desarrollarse con normalidad. Los niños se adaptan a circunstancias aterradoras y abrumadoras mediante la respuesta de supervivencia del cuerpo. Por lo tanto, si se exponen a niveles de estrés incluso ordinarios, sus sistemas pueden responder automáticamente como si estuvieran bajo estrés extremo. Esto puede incluir una respiración rápida y una aceleración del corazón cuando se enfrentan a una situación de estrés.

Regulación emocional( editar | editar fuente )

Dificultad para identificar o etiquetar los sentimientos y comunicar las necesidades, incapacidad para relajarse, capacidad reducida para gestionar las emociones y/o autocalmarse. Los niños pequeños son menos capaces de identificar sus emociones, verbalizar lo que sienten por dentro y gestionar sus respuestas. Sus respuestas emocionales pueden ser imprevisibles o explosivas.

Disociación(edit | edit source)

Alteración de los estados de conciencia, amnesia, deterioro de la memoria. La disociación es un mecanismo de defensa que los niños utilizan para distanciarse de una experiencia abrumadora y aterradora. También puede ocurrir en un momento posterior, cuando el niño se enfrenta a situaciones estresantes o tiene algún recuerdo del trauma. Los niños pueden percibirse a sí mismos como ajenos a sus cuerpos, o en otro lugar de la habitación observando lo que les ocurre. Pueden sentirse como si estuvieran en un sueño o en algún estado alterado que no es del todo real, o como si la experiencia le estuviera ocurriendo a otra persona. La disociación puede afectar a la capacidad del niño para estar plenamente presente en las actividades de la vida diaria, el comportamiento en el aula y sus interacciones sociales. Puede parecer que el niño está simplemente «distraído», soñando despierto o no prestando atención.

Capacidad cognitiva( editar | editar fuente )

Problemas de concentración, aprendizaje, procesamiento de nueva información, desarrollo del lenguaje, planificación y orientación en el tiempo y el espacio.

Autoconcepto(edit | edit source)

Falta de un sentido coherente de uno mismo, problemas de imagen corporal, baja autoestima, vergüenza y culpabilidad.

Control del comportamiento( editar | editar fuente )

Dificultad para controlar los impulsos, comportamiento oposicionista, agresividad, alteración de los patrones de sueño y alimentación, recreación del trauma, hipervigilancia.

Retrasos en los hitos típicos del desarrollo( editar | editar fuente )

En los ámbitos físico, emocional y conductual.

Regresión en las ganancias de desarrollo recientemente adquiridas( editar | editar fuente )

Los niños pueden empezar a mojar la cama de nuevo o retroceder en las habilidades de comunicación.(15)

Afecciones asociadas( editar | editar fuente )

Los efectos de la exposición al trauma en los niños son complejos y pueden predisponer a los niños a una serie de trastornos asociados:

Principios de trabajo con niños desplazados traumatizados( editar | editar fuente )

Las intervenciones para los niños con experiencia de desplazamiento deben incluir un tratamiento para el niño y algunas intervenciones para los cuidadores. Los principios terapéuticos utilizados con los niños incluyen:

Enfoque de sistemas familiares( editar | editar fuente )

El trauma afecta a toda la familia. El trabajo con la familia permite maximizar los beneficios terapéuticos para el niño y toda la familia. Cuando la familia funciona bien, proporciona un mejor entorno de curación en el hogar para que los niños se recuperen de su trauma, y promueve su bienestar.

Empoderar al cuidador es una prioridad clave. Ofrecer sesiones educativas a los cuidadores en las sesiones de fisioterapia puede reforzar las estrategias de crianza eficaces, los métodos de afrontamiento saludables y proporcionar oportunidades para aumentar el vínculo con sus hijos. Esto también tiene un efecto curativo en el cuidador, ya que se siente más capaz.

Enfoque holístico interdisciplinario( editar | editar fuente )

El trauma afecta a toda la persona, a la mente y al cuerpo. La curación de los traumas requiere atención a la mente, el cuerpo, el espíritu y las relaciones, y se logra mediante un enfoque interdisciplinario integrado. El punto de vista holístico es que la salud mental está relacionada y es interdependiente con el bienestar físico, y viceversa. Los servicios de rehabilitación deben utilizar un enfoque biopsicosocial que sirva para la curación emocional además de la física. Asegurarse de que los pacientes son remitidos a servicios de asesoramiento y a otros servicios sociales, según sea necesario, garantiza que se aborden múltiples aspectos. Siempre que sea posible, debe adoptarse un enfoque de equipo terapéutico holístico interdisciplinario para la rehabilitación. Este enfoque desarrolla una mayor comprensión de los complejos y amplios problemas de la persona tras los acontecimientos traumáticos. Y lo que es más importante, los resultados de la terapia son mayores que la suma de cada disciplina aplicada individualmente.

Construir resiliencia( editar | editar fuente )

La resiliencia es la capacidad de responder a adversidades, amenazas o pérdidas significativas de un modo que permite al niño y a su familia adaptarse y prosperar. Los profesionales de la rehabilitación pueden utilizar un enfoque basado en los puntos fuertes para ayudar a fomentar la resiliencia de los niños y las familias de varias maneras.

Crear un espacio seguro( editar | editar fuente )

Muchos niños con experiencia de desplazamiento tienen falta de confianza y menor sensación de seguridad. Por lo tanto, la intervención sólo puede ser eficaz si existe una relación terapéutica positiva entre el niño y el terapeuta. La relación terapéutica comienza desde el primer encuentro con el niño y continúa construyéndose durante las sesiones de terapia. Es importante que el profesional de la rehabilitación aprenda habilidades que incluyan la capacidad de permanecer presente y atento ante la angustia y de establecer una conexión auténtica con el niño. Crear un entorno acogedor y predecible en el que los niños y sus familias se sientan cómodos es un primer paso importante.

Construir relaciones y apoyar el vínculo del niño a sus padres/cuidadores( editar | editar fuente )

Ayudar a los cuidadores a entender los signos y síntomas de los traumas en sus hijos y cómo pueden afectar al comportamiento. También es importante ayudar a los cuidadores a entender lo que pueden hacer para ayudar a sus hijos.

Ayudar a los niños a entender y gestionar los sentimientos y las emociones( editar | editar fuente )

Normalizar los signos, síntomas y emociones que los niños pueden sentir es importante para ayudarles a entender y aceptar lo que están experimentando y enseñarles formas sencillas de regular su cuerpo en casa y en la escuela.

Proporcionar oportunidades de dominio y éxito( editar | editar fuente )

Mediante el establecimiento de objetivos y la participación en juegos durante la terapia con y sin la presencia de los cuidadores, los niños reconocen y se enorgullecen de los pequeños logros conseguidos semana a semana.(16)

Enfoque de desarrollo( editar | editar fuente )

Dado que los traumas suelen perturbar el desarrollo, es importante adaptar las sesiones de terapia y el ejercicio que se proporciona a las necesidades de desarrollo del niño, no sólo a las necesidades definidas por la edad. Una evaluación exhaustiva es fundamental para poder identificar estas necesidades. Si se utiliza el trabajo en grupo, considera la posibilidad de agrupar a los niños en función de sus necesidades y no sólo de su edad. Utiliza actividades adecuadas a la edad para ayudar a la participación y la comprensión. Por ejemplo, técnicas de evaluación y tratamientos basados en el juego con los niños más pequeños, utilizando imágenes en lugar de palabras. Utilizar historias y metáforas para ayudar a la explicación.

Trabajar con los cuidadores( editar | editar fuente )

El trauma del desplazamiento y las transiciones relacionadas suelen ser muy estresantes para el niño y los cuidadores. Estas tensiones aumentan las exigencias de los cuidadores. Sin embargo, este es un momento en el que los niños, que a menudo pasan por tensiones similares, necesitan más que nunca una orientación cuidadosa y sensible.

Además de las sesiones terapéuticas para los niños, es importante involucrar a los cuidadores para que puedan entender los efectos del trauma en sus hijos y el proceso de la terapia. Esto ayudará a reforzar el aprendizaje de las sesiones de rehabilitación en casa, lo que tiene el potencial de mejorar en gran medida los resultados de la terapia para el niño. También puede multiplicar los efectos positivos del tratamiento, ya que otras personas del hogar (por ejemplo, los hermanos) también se verán afectadas.

Autocuidado(edit | edit source)

Trabajar con niños con experiencia de desplazamiento puede ser emocionalmente difícil para un profesional de la rehabilitación. La realización de actividades de autocuidado y el uso de habilidades de reflexión para ayudar a aumentar la conciencia de uno mismo son esenciales para el autocuidado. Lee más sobre el autocuidado de los profesionales de la rehabilitación aquí.

Consideraciones prácticas para los profesionales de la rehabilitación( editar | editar fuente )

Como en el caso de todos los supervivientes de un trauma, es importante utilizar un enfoque de atención informado del trauma:

Consejos de evaluación( editar | editar fuente )

  • Conciencia cultural: Si el niño procede de un entorno cultural diferente, aprende todo lo que puedas sobre la cultura del niño y adapta su enfoque para abordar consideraciones culturales, de género y de edad específicas. Por ejemplo, cuando proporciones metáforas o ejemplos, asegúrate de que son relevantes y se entienden en la cultura del niño. Ser capaz de saludar a alguien en su propio idioma puede ayudar a romper el hielo.
  • Explicar el papel del profesional de la rehabilitación de forma sencilla y clara. Algunas profesiones específicas de la rehabilitación no siempre se entienden bien según el país y el acceso.
  • Lenguaje: Utiliza un lenguaje claro y sencillo con el niño, evita los términos médicos complicados y utiliza un intérprete (si es necesario).
  • Asegurarse de asignar el tiempo suficiente para la evaluación. Los niños que han sufrido un trauma pueden tener dificultades para concentrarse y seguir instrucciones.
  • Buscar signos y síntomas de traumas y/o lesiones que afecten a los hitos del desarrollo en los ámbitos físico, cognitivo/conductual, psicológico/emocional/social que interfieran en su función.
  • Dedicar un tiempo a reunirse con el niño y el padre/cuidador por separado y juntos para entender los problemas clave. Anotar también cualquier observación en torno a la dinámica niño/cuidador. Si el apego es un problema, considerar la posibilidad de permitir que el padre/cuidador esté presente en todo momento.
  • Confidencialidad: Explicar que se puede negociar un acuerdo de confidencialidad para que los niños tengan un espacio seguro para compartir detalles en privado, reconociendo al mismo tiempo que los cuidadores serán alertados si hay alguna amenaza a su seguridad.(17) Tener en cuenta el lenguaje corporal del niño para comprender su grado de comodidad con la petición y los signos de disociación, como: expresiones faciales, postura corporal y movimientos de retirada, cambios en la tensión muscular como puños cerrados, cambios en la respiración, miradas vacías alrededor de la habitación, falta de receptividad y lentitud de movimientos.
  • Completar la evaluación objetiva para niños menores de 16 años en presencia del cuidador. Hay que preguntar a los mayores de 16 años qué prefieren. La edad en la que se puede tratar a un niño sin la presencia de sus padres/cuidadores varía de un país a otro. Asegurarse de seguir las políticas de protección infantil específicas del país de práctica o de la organización pertinente, teniendo en cuenta la seguridad tanto del niño como del terapeuta.
  • Asegurarse de que los niños están preparados para ello pidiendo su consentimiento verbal para cada actividad y explicándoles lo que implica.
  • Establecer objetivos de colaboración con el niño y los cuidadores. Al reconocer el impacto del trauma en el niño y sus condiciones de vida como refugiado, hay que estar preparado para ayudar a marcar pautas y orientar, y para modificar los objetivos cuando sea necesario.
  • Comunicar a otros miembros del equipo interdisciplinario, cuando sea pertinente, lo que hay que vigilar y lo que hay que modificar durante las sesiones de terapia, para evitar una posible retraumatización.

Enfoques de tratamiento( editar | editar fuente )

Educación sobre el trauma y sus síntomas( editar | editar fuente )

  • Para niños
    • Hacer que los niños participen en una charla sobre sus síntomas utilizando un mapa corporal en el que pueden colorear o añadir pegatinas para identificar las zonas de sensaciones o dolor, o utilizando juegos de rol y/o marionetas puede ayudar a explorar y normalizar los síntomas para los niños y abordar cualquier temor que tengan.
  • Para los cuidadores
    • Aumentar la conciencia del cuidador sobre los efectos físicos del trauma en los niños (como se ha indicado anteriormente).
    • Explicar que estas son reacciones normales y que los niños experimentarán al menos algunas de ellas en algún momento después de una situación traumática. Destacar que cada niño responde de forma diferente según su edad, sexo, temperamento y antecedentes.
    • Discutir si los síntomas que observan en sus hijos son normales para su edad (por ejemplo, la enuresis, es normal para los niños pequeños, pero es motivo de preocupación cuando hay un cambio significativo, aumento de la frecuencia o la severidad).
    • Ayudar a los cuidadores a entender su papel en la creación de un entorno curativo en casa para sus hijos, y reforzar el aprendizaje de las actividades en el hogar. Entre las orientaciones que un fisioterapeuta puede ofrecer se incluyen: crear un ambiente tranquilo en casa establecer rutinas estar emocional y físicamente disponible para su hijo, cuidar de sí mismo con algunos autocuidados:

Técnicas de regulación del sistema nervioso( editar | editar fuente )

Muchos niños que han tenido una experiencia traumática perciben gran parte de su mundo exterior como amenazante, lo que significa que su sistema nervioso simpático permanece hiperactivo. La estimulación del nervio vago activa el sistema nervioso parasimpático y ayuda al niño a relajarse y calmarse. Entre las técnicas útiles para conseguirlo se encuentran el uso de la respiración consciente controlada, la atención al movimiento y las técnicas de relajación. Contextualizar estas intervenciones para los niños es importante para fomentar su cumplimiento. Los ejercicios de respiración que pueden ser útiles son «vientre de frijol», en el que se coloca una bolsa de frijoles en el abdomen para ayudar a la respiración diafragmática en posición supina; «espagueti duro/espagueti blando», en el que los niños aprenden los principios de retención/relajación como técnica de relajación física. Los movimientos conscientes, como las prácticas basadas en el yoga para niños, fomentan una conexión mente-cuerpo en la que los niños aprenden a explorar con seguridad las sensaciones asociadas a los diferentes movimientos. En algunos casos, los niños pueden evitar ciertos movimientos o actividades debido a las sensaciones incómodas que generan.

Educación en neurociencia del dolor (PNE, por sus siglas en inglés)( editar | editar fuente )

El dolor es uno de los síntomas somáticos más comunes que se observan en los niños. Mediante ejemplos y metáforas sencillas, los niños aprenden que no todo el dolor indica daño y que los sentimientos y pensamientos pueden tanto empeorar como disminuir su dolor. Se ha demostrado que la información y el contexto en el que los niños perciben su dolor modulan las expectativas de dolor y la respuesta emocional al mismo. Incluso las creencias de los padres sobre la etiología del dolor del niño influyen en los resultados del dolor del niño. Por lo tanto, los padres deben participar durante la PNE.

Ejercicio aeróbico( editar | editar fuente )

Se ha demostrado que el ejercicio aeróbico regular tiene efectos positivos en la salud mental, como la mejora de la concentración y la autoestima. Al mismo tiempo, puede disminuir los síntomas de la depresión y la ansiedad. Al promover y practicar diferentes formas de ejercicio aeróbico, los niños no sólo sienten los beneficios inmediatos del ejercicio, sino que establecen un aprendizaje permanente sobre cómo y por qué mantener esta práctica. Los juegos o actividades que aumentan la alegría del movimiento y fomentan una experiencia divertida son bien recibidos por los niños y, a menudo, hacen que enseñen estas actividades a sus hermanos y padres en casa. Los sprints con conos, las carreras de obstáculos y los ejercicios de circuito cronometrados son ejercicios populares.

Además de estos beneficios, el ejercicio aeróbico produce muchas de las mismas sensaciones corporales que suelen provocar reacciones de ansiedad, como el aumento del ritmo cardíaco, la respiración y la transpiración. Por lo tanto, la exposición repetida a estímulos interoceptivos relacionados con la ansiedad mediante ejercicio aeróbico «seguro» puede extinguir las respuestas de miedo, acompañada de cambios en la forma de interpretar estos estímulos.(18)(19)

Postura y emoción (la «narrativa somática»)( editar | editar fuente )

La postura está vinculada a la emoción. Ayudar al niño a identificar cualquier cambio de postura cuando sus emociones cambian le permite reconocer patrones de movimiento y postura. Por ejemplo, una postura encorvada cuando se está triste y una postura abierta y dinámica cuando se está contento o se tiene confianza. Reconocer estos patrones y utilizarlos activamente como estrategia puede favorecer las emociones positivas durante el día. Representar estos estados de ánimo y movimientos en juegos de rol o actividades de grupo es una forma eficaz de comunicar este aprendizaje.

Ergonomía y consejos preventivos( editar | editar fuente )

La educación general sobre los principios ergonómicos, como sentarse, agacharse y levantar objetos, garantiza unos hábitos saludables en el futuro. También reconoce que los supervivientes de traumas ya tienen un sistema nervioso sensibilizado y que son más propensos a desarrollar comorbilidades o afecciones como el dolor crónico más adelante. La formación en materia de prevención, ergonomía y manejo de las lesiones agudas a medida que van surgiendo puede ayudar a mitigar los estados de dolor crónico.

Higiene del sueño( editar | editar fuente )

El sueño suele verse afectado tras una experiencia traumática. Las consecuencias de dormir mal son muy variadas. Afecta a la salud física, la recuperación de la enfermedad, la capacidad para controlar el dolor, el rendimiento escolar y la capacidad general para autorregular el comportamiento durante el día. Algunos consejos útiles sobre higiene del sueño para niños y cuidadores les ayudarán a estructurar su rutina diaria y de descanso para favorecer el sueño. El uso de imágenes o tarjetas para ayudar a los niños a identificar los hábitos útiles y los no útiles te permite participar con ellos en este tema de forma interactiva.

En general, un consejo útil es:

  • Crear un buen ambiente para dormir.
    • Reducir al mínimo las molestias como el ruido y las luces brillantes. Hay que evitar ver la televisión o utilizar el teléfono antes de acostarse. Sin embargo, la oscuridad puede provocar ansiedad, por lo que una luz nocturna tenue puede ser útil.
  • Desarrollar una rutina tranquila a la hora de dormir.
    • Una rutina constante y relajante antes de acostarse envía una señal al cerebro de que es hora de relajarse, lo que facilita la conciliación del sueño. Esto incluye acostarse y levantarse a la misma hora todos los días. Tener una hora de tranquilidad. Un cuento a la hora de dormir crea oportunidades para establecer lazos afectivos y vínculos con los cuidadores. Deben evitarse las conversaciones estresantes entre los cuidadores o con los niños.
  • Evitar los productos con cafeína, incluidos los refrescos y el chocolate, antes de acost arse y limitar la ingesta de grandes cantidades de líquidos en las horas previas a acostarse.
  • Practicar técnicas de relajación antes de acostarse solo o junto con el cuidador es una forma estupenda de relajarse, calmar la mente y prepararse para dormir. Hay que animar a los niños a utilizar algunas de las técnicas que se les han enseñado durante el tratamiento.
  • El ejercicio regular durante el día ayuda a proporcionar un cansancio natural en el cuerpo. Se debe evitar la siesta (a menos que forme parte de la rutina diaria de un niño pequeño).
  • Debe evitarse utilizar la cama para otras actividades. Sin embargo, esto puede ser difícil de hacer dependiendo de la situación personal del niño. La idea es que la cama se asocie con el descanso. Siempre que sea posible, cuando un niño esté despierto durante la noche, se le debe animar a que se levante, se mueva y haga alguno de sus ejercicios de relajación o mindfulness. Esto les ayudará a evitar el hábito de dar vueltas en la cama por la noche.

Recursos(edit | edit source)

Recursos sobre la higiene del sueño( edit | edit source )

Respiración consciente, posturas de yoga y relajación muscular progresiva( edit | edit source )

Blogs(edit | edit source)

El Centro para las Víctimas de la Tortura proporciona blogs realmente interesantes, que constituyen un gran recurso a la hora de considerar una atención eficaz e integrada para los niños.

Finding the Most Effective Ways to Help Children Affected by War

Integrated Care for Children Brings Great Progress

Taking Extra Steps to Care for Survivors, Including Children

Referencias(edit | edit source)

  1. Figures at a Glance. Available from https://www.unhcr.org/figures-at-a-glance.html (last access 15.02.2023)
  2. Global Trends: Forced Displacement in 2017. The UN Refugee Agency. Available from https://returnandreintegration.iom.int/en/resources/reports/global-trends-forced-displacement-2017 (last access 15.02.2023)
  3. Moore, Will H., and Stephen M. Shellman. «Refugee or internally displaced person? To where should one flee?» Comparative Political Studies 39, no. 5 (2006): 599-622.
  4. Rasmussen, Andrew, Basila Katoni, Allen S. Keller, and John Wilkinson. «Posttraumatic idioms of distress among Darfur refugees: Hozun and Majnun.» Transcultural Psychiatry 48, no. 4 (2011): 392-415.
  5. 5.0 5.1 Bhugra, Dinesh, and Peter Jones. «Migration and mental illness.» Advances in Psychiatric Treatment 7, no. 3 (2001): 216-222.
  6. Farah, Randa. «A report on the psychological effects of overcrowding in refugee camps in the West Bank and Gaza Strip.» Prepared for the Expert and Advisory Services Fund—International Development Research Centre, Canada: IDRC (2000).
  7. Kaplan, Ida. «Effects of trauma and the refugee experience on psychological assessment processes and interpretation.» Australian Psychologist 44, no. 1 (2009): 6-15
  8. Flynn, Michael. An introduction to data construction on immigration-related detention. Graduate Institute of International and Development Studies, 2011.
  9. Anderson, Mary B., Ann M. Howarth (Brazeau) and Catherine Overholt. 1992. A Framework for People-Oriented Planning in Refugee Situations Taking Account of Women, Men and Children. Geneva: UNHCR.
  10. TEDx Talks. A refugee’s journey to safety | Mozhdeh Ghasemiyani | TEDxAarhus. Available from: http://www.youtube.com/watch?v=gLFN-Q_CZeA(last accessed 30/08/20)
  11. UNICEF Canada. Uprooted By Violence | A Toy’s Story. Available from: http://www.youtube.com/watch?v=zJSnWrNkHPk(last accessed 30/08/20)(last accessed 30/10/17)
  12. Refugee Council. Without My Mum. Available from: http://www.youtube.com/watch?v=9Ug1DmJ-VVg(last accessed 30/08/20)
  13. Child Protection Manual. Available from https://www.cpmanual.vic.gov.au (last access 15.02.2023)
  14. Perry, B. D., & Azad, I. (1999). Posttraumatic stress disorders in children and adolescents. Current opinion in pediatrics, 11(4), 310-316.
  15. Child development and trauma guide. Available from https://www.wa.gov.au/system/files/2021-11/Child-Development-And-Trauma-Guide.pdf (last access 15.02.2023)
  16. The resilience guide. Strategies for responding to trauma in refugee children: https://cmascanada.ca/wp-content/uploads/2018/02/resilienceguide.pdf
  17. Wells J, Sueskind B, Alcamo, K. Child and adolescent issues. 2017. Available from https://www.goodtherapy.org/learn-about-therapy/issues/child-and-adolescent-issues (last access 15.02.2023)
  18. Broman-Fulks JJ, Berman ME, Rabian B, Webster MJ. Effects of aerobic exercise on anxiety sensitivity. Behaviour Research and Therapy, 2004;42(2): 125-136.
  19. Motta R. The Role of Exercise in Reducing PTSD and Negative Emotional States. Psychology of Health – Biopsychosocial Approach (Internet). 2019 Oct 30; Available from: http://dx.doi.org/10.5772/intechopen.81012 (last access 15.02.2023)
  20. Smile and Learn – English. Sun Salutations & Yoga with Animals – Yoga for Kids. Available from: http://www.youtube.com/watch?v=8oGR5xucItI(last accessed 30/08/20)
  21. therapYi. Progressive Muscle Relaxation- for kids and adults!. Available from: http://www.youtube.com/watch?v=aaTDNYjk-Gw(last accessed 30/08/20)


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles