Contexto global de la discapacidad y movilidad en silla de ruedas

Introducción(edit | edit source)

Se calcula que más de mil millones de personas en el mundo viven hoy con alguna forma de discapacidad, lo que corresponde a cerca del 15% de la población mundial o a una de cada siete personas. Entre 110 millones (2,2%) y 190 millones (3,8%) de personas que tienen 15 años o más presentan dificultades significativas de funcionamiento, mientras que unos 93 millones de niños, o uno de cada 20 de los menores de 15 años, viven con una discapacidad moderada o grave. Además, las tasas de discapacidad están aumentando en parte debido al envejecimiento de la población y al aumento de las enfermedades crónicas, mientras que los patrones nacionales de discapacidad están influidos por las tendencias de las enfermedades y los factores ambientales y de otro tipo, como los accidentes de tráfico, caídas, violencia, emergencias humanitarias, incluidos los desastres naturales y los conflictos, una dieta poco saludable y el abuso de sustancias. Las mujeres, las personas mayores y los pobres se ven afectados de forma desproporcionada por la discapacidad, y los niños de los hogares más pobres. Las poblaciones indígenas y los miembros de grupos étnicos minoritarios también corren un riesgo significativamente mayor de sufrir una discapacidad. La prevalencia de la discapacidad es también mayor en los países de renta baja que en los de renta alta. Se calcula que el 80% de las personas con discapacidad viven en países en desarrollo o de bajos recursos. La discapacidad es extremadamente diversa. Mientras que algunas afecciones asociadas a la discapacidad dan lugar a una mala salud y a grandes necesidades de atención sanitaria, otras no lo hacen. (1)

La discapacidad se ha destacado como una cuestión de derechos humanos en un amplio abanico de documentos internacionales, como el Programa de Acción Mundial para las Personas con Discapacidad (1982), la Convención sobre los Derechos del Niño (1989) y las Normas Uniformes sobre la Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad (1993) y, más recientemente, la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas (2006), que es, hasta la fecha, el reconocimiento más amplio de los derechos humanos de las personas con discapacidad y que describe sus derechos civiles, culturales, políticos, sociales y económicos. (2)

Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas( edit | edit source )

El 13 de diciembre de 2006 se adoptó la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) y su Protocolo Facultativo (A/RES/61/106) en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, abriéndose a la firma el 30 de marzo de 2007 y entrando finalmente en vigor el 3 de mayo de 2008, convirtiéndose en derecho internacional. Aunque hay derechos humanos básicos que se aplican a todo el mundo, la CDPD se centra en garantizar que todo el mundo reconozca que estos derechos también se aplican a las personas con discapacidad.(3) Concebida como un instrumento de derechos humanos con una dimensión explícita de desarrollo social, la CDPD «adopta una amplia categorización de las personas con discapacidad y reafirma que todas las personas con todo tipo de discapacidad deben disfrutar de todos los derechos humanos y libertades fundamentales, aclarando cómo se aplican todas las categorías de derechos a las personas con discapacidad, e identifica las áreas en las que hay que hacer adaptaciones para que las personas con discapacidad puedan ejercer efectivamente sus derechos y las áreas en las que se han violado sus derechos, y en las que hay que reforzar la protección de los mismos». Su objetivo general es «promover, proteger y asegurar el disfrute pleno y en igualdad de condiciones de todos los derechos humanos y libertades fundamentales por parte de las personas con discapacidad, y promover el respeto a su dignidad inherente».(3)(4)

Tras la entrada en vigor de la CDPD, la discapacidad ha sido reconocida cada vez más como una cuestión de derechos humanos y de desarrollo, y cada vez hay más pruebas que ponen de manifiesto que las personas con discapacidad experimentan peores resultados socioeconómicos y pobreza que las personas sin discapacidad. La CDPD hace avanzar la reforma de la discapacidad desde el punto de vista jurídico mediante la participación directa de las personas con discapacidad a través del uso de un marco de derechos humanos. Su mensaje central es que las personas con discapacidad no deben ser consideradas «objetos» que hay que gestionar, sino «sujetos» que merecen el mismo respeto y el disfrute de los derechos humanos.

A pesar de este reconocimiento, la información científica y la concienciación mundial sobre la discapacidad siguieron siendo limitadas, sin acuerdo sobre las definiciones relativas a la discapacidad y con poca información comparable a nivel internacional sobre la incidencia, distribución y tendencias de la discapacidad; aunque sí unos pocos documentos que describen cómo los distintos países han respondido y desarrollado políticas en relación con las personas con discapacidad. En respuesta a esta situación, la Asamblea Mundial de la Salud (resolución 58.23 sobre «La discapacidad, incluidas la prevención, la gestión y la rehabilitación») solicitó la elaboración de un Informe mundial sobre la discapacidad basado en las mejores pruebas científicas disponibles, que fue elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con el Banco Mundial, ya que la experiencia anterior ha demostrado el beneficio de la colaboración entre organismos para aumentar la concienciación, voluntad política y acción en todos los sectores.

Para conocer más detalles sobre la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas (CDPD)haz clic aquí o para acceder a la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en su totalidad, haz clic aquí.

Informe mundial sobre la discapacidad( edit | edit source )

El Informe mundial sobre la discapacidad, dirigido a los responsables políticos, profesionales, investigadores, académicos, organismos de desarrollo y sociedad civil, publicado en 2011 por la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial, reunió una amplia cantidad de pruebas de que, en todo el mundo, las personas con discapacidad tienen peor acceso a la atención sanitaria y peores resultados en materia de salud que las personas sin discapacidad, y estas disparidades son más frecuentes en los contextos de renta baja, en los que se encuentra la mayoría de las personas del mundo. Las disparidades se refieren a casi todos los aspectos de la salud y la asistencia sanitaria, y ponen de manifiesto que la discapacidad puede conducir a un nivel de vida más bajo y a la pobreza, por la falta de acceso a la educación y al empleo, y por el aumento de los gastos relacionados con la discapacidad, que se debe en gran medida a las barreras a las que se enfrentan en su vida cotidiana, más que a su discapacidad. (2)

Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (5)

La Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF) adoptada como marco conceptual para este Informe mundial sobre la discapacidad, entiende el funcionamiento y la discapacidad como una interacción dinámica entre las afecciones de salud y los factores contextuales, tanto personales como ambientales (véase el recuadro 1.1) y proporciona un lenguaje y un marco comunes para describir el nivel de funcionamiento de una persona dentro de su entorno único. Promovido como modelo biopsicosocial de la discapacidad, representa un compromiso entre los modelos médico y social. La discapacidad es el término que engloba las deficiencias, las limitaciones de la actividad y las restricciones de la participación, y se refiere a los aspectos negativos de la interacción entre la persona (con un problema de salud) y los factores contextuales de esa persona (factores ambientales y personales). (6)(7)(8)

Los objetivos generales del Informe eran:

  • Proporcionar a los gobiernos y a la sociedad civil una descripción completa de la importancia de la discapacidad y un análisis de las respuestas ofrecidas, basado en la mejor información científica disponible.
  • A partir de este análisis, hacer recomendaciones de actuación a nivel nacional e internacional.

El Informe se centró en las medidas para mejorar la accesibilidad e igualdad de oportunidades, promoviendo la participación y la inclusión, y aumentando el respeto por la autonomía y la dignidad de las personas con discapacidad. (2)(9)

Para muchas personas con discapacidad existen barreras generalizadas en el acceso a los servicios, como los de asistencia sanitaria (incluida la atención médica, terapia y tecnologías de asistencia), educación, empleo y servicios sociales, incluyendo la vivienda y el transporte. En muchos casos, el origen de estas barreras está relacionado con una legislación, políticas y estrategias inadecuadas; falta de prestación de servicios; problemas con la prestación de servicios; falta de concienciación y comprensión en materia de discapacidad; actitudes negativas y discriminación; falta de accesibilidad; financiación inadecuada; y falta de participación en las decisiones que afectan directamente a sus vidas. (2)

También existen barreras específicas en relación con la capacidad de las personas con discapacidad para expresar sus opiniones y buscar, recibir y difundir información e ideas en igualdad de condiciones con los demás y a través de los medios de comunicación que elijan, lo que en general contribuye a las desventajas que sufren las personas con discapacidad. Pero muchas de las barreras a las que se enfrentan son evitables y las desventajas asociadas a la discapacidad pueden superarse. El Informe mundial sobre la discapacidad esboza las siguientes recomendaciones transversales, vinculadas a acciones de implementación detalladas, en las que se sugieren medidas para que todas las partes interesadas, incluidos los gobiernos, organizaciones de la sociedad civil y organizaciones de personas discapacitadas, creen entornos propicios, desarrollen servicios de rehabilitación y apoyo, garanticen una protección social adecuada, creen políticas y programas inclusivos y apliquen los estándares y la legislación nuevos y existentes, en beneficio de las personas con discapacidad y de la comunidad en general, con las personas con discapacidad como actores centrales de estos esfuerzos (2)

Recomendaciones:

  1. Permitir el acceso a todos los sistemas y servicios principales.
  2. Invertir en programas y servicios específicos para personas con discapacidad.
  3. Adoptar una estrategia y un plan de acción nacionales en materia de discapacidad.
  4. Implicar a las personas con discapacidad.
  5. Mejorar la capacidad de los recursos humanos.
  6. Proporcionar una financiación adecuada y mejorar la asequibilidad.
  7. Aumentar la concienciación y la comprensión de la población.
  8. Mejorar la recogida de datos sobre discapacidad.
  9. Reforzar y apoyar la investigación sobre la discapacidad (2)

Para leer un resumen del Informe mundial sobre la discapacidad phaz clic aquí o para acceder al Informe mundial sobre la discapacidad en su totalidad, haz clic aquí.

Para leer más detalles sobre la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud, haz clic aquí o para acceder a la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud en su totalidad, haz clic aquí.

Plan de acción mundial sobre la discapacidad 2014 – 2021( edit | edit source )

Mejor salud para las personas con discapacidad (10)

Aprobado por los Estados miembros de la Organización Mundial de la Salud en 2014, el Plan de acción mundial sobre la discapacidad 2014-2021: Mejor salud para las personas con discapacidad fue un paso importante hacia la mejora de la salud, el bienestar y los derechos humanos de las personas con discapacidad, apoyando la aplicación de medidas destinadas a satisfacer los derechos de las personas con discapacidad, recogidos en la CDPD.

Instó a los Estados miembros a eliminar las barreras y a mejorar el acceso a los servicios y programas sanitarios; a reforzar y ampliar los servicios de rehabilitación, de dispositivos de asistencia y de apoyo; y a mejorar la recogida de datos relevantes e internacionalmente comparables sobre la discapacidad, así como la investigación sobre la discapacidad y los servicios relacionados, lo que, si se consigue, permitirá a todas las personas con discapacidad, desde el nacimiento hasta la vejez, cumplir sus aspiraciones en todos los aspectos de la vida. (1)

La visión del plan de acción es un mundo en el que todas las personas con discapacidad y sus familias vivan con dignidad, con igualdad de derechos y oportunidades, y puedan desarrollar todo su potencial, con el objetivo general de contribuir a lograr una salud, funcionamiento, bienestar y derechos humanos óptimos para todas las personas con discapacidad. (1)

El plan de acción tiene los tres objetivos siguientes:

  1. eliminar las barreras y mejorar el acceso a los servicios y programas sanitarios;
  2. reforzar y ampliar la rehabilitación, habilitación, tecnología de asistencia, servicios de asistencia y apoyo, y rehabilitacióncomunitaria; y
  3. reforzar la recogida de datos relevantes e internacionalmente comparables sobre la discapacidad y apoyar la investigación sobre la discapacidad y los servicios relacionados. (1)

Para leer el Plan de acción mundial de la OMS sobre la discapacidad 2014 – 2021 en su totalidad, haz clic aquí o para acceder a las preguntas más frecuentes sobre el Plan de acción mundial de la OMS sobre la discapacidad 2014 – 2021, haz clic aquí.

Derecho a una silla de ruedas( edit | edit source )

Se calcula que hay 65 millones de personas en el mundo que se beneficiarían de una silla de ruedas, pero actualmente hasta 20 millones de ellas no tienen acceso a ellas. La prevalencia del uso de sillas de ruedas está aumentando, en parte debido al envejecimiento de la población. De las sillas de ruedas que se utilizan en las zonas más desarrolladas del mundo, alrededor del 70% son sillas de ruedas manuales, y el resto se divide a partes iguales entre sillas de ruedas eléctricas y escúteres. Tanto las Naciones Unidas como la Organización Mundial de la Salud reconocen y admiten que el escaso acceso a la tecnología de asistencia, incluidas las sillas de ruedas, es un problema crítico que debe abordarse.

El artículo 20 de la CDPD establece el derecho a la movilidad personal, es decir, los medios y la capacidad de desplazarse de la manera y en el momento que uno elija. Afirma que «los Estados miembros adoptarán medidas efectivas para asegurar la movilidad personal con la mayor independencia posible para las personas con discapacidad», lo que supone un compromiso de proporcionar ayudas a la movilidad, como sillas de ruedas, que hagan posible la movilidad personal. Estas importantes declaraciones internacionales establecen el derecho a las sillas de ruedas porque se reconoce universalmente que una silla de ruedas adecuada es una condición previa para disfrutar de la igualdad de oportunidades y derechos, y para garantizar la inclusión y la participación. (11)

CDPD

Artículo 20 – Movilidad personal (4)

Los Estados miembros adoptarán medidas efectivas para garantizar la movilidad personal con la mayor independencia posible de las personas con discapacidad, incluyendo:

  1. Facilitar la movilidad personal de las personas con discapacidad de la manera y en el momento que elijan, y a un coste asequible.
  2. Facilitar el acceso de las personas con discapacidad a ayudas a la movilidad de calidad, dispositivos, tecnologías y formas de asistencia directa e intermediarios, haciendo que estén disponibles a un coste asequible.
  3. Proporcionar formación en habilidades para la movilidad a las personas con discapacidad y al personal especializado que trabaja con personas con discapacidad.
  4. Promover que las entidades que fabrican ayudas a la movilidad, dispositivos y tecnologías de asistencia tengan en cuenta todos los aspectos de la movilidad de las personas con discapacidad.

Las sillas de ruedas y los servicios de sillas de ruedas son fundamentales para garantizar la movilidad personal de las personas con problemas de movilidad. l personal de los servicios para sillas de ruedas puede ayudar a aplicar el artículo 20 de la CDPD: (3)

  • Proporcionando sillas de ruedas adecuadas para los usuarios de sillas de ruedas que acceden a su servicio.
  • Desarrollando una formación adecuada para que los usuarios de sillas de ruedas aprendan a utilizar su silla de ruedas de forma eficaz, incluyendo las transferencias, propulsión y mantenimiento que les permita ser lo más independientes posible.
  • Educando a los miembros de la familia para que ayuden a los usuarios de sillas de ruedas a ser tan independientes como puedan.

El Objetivo 2 del Plan de acción mundial sobre la discapacidad 2014 – 2021

El objetivo 2 del Plan de acción mundial sobre la discapacidad 2014 – 2021 pretende reforzar y ampliar la rehabilitación, habilitación, tecnología de asistencia, servicios de asistencia y apoyo, y rehabilitación con base en la comunidad.

  1. Acción 2.2: Proporcionar los recursos financieros adecuados para garantizar la provisión de tecnología de asistencia apropiada.
  2. Acción 2.3: Desarrollar y mantener un personal estable para la rehabilitación y la habilitación, como parte de una estrategia sanitaria más amplia.
  3. Acción 2.5: Poner a disposición tecnologías de asistencia apropiadas que sean seguras, de buena calidad y asequibles.
  4. Acción 2.6: Promover el acceso a una serie de servicios de asistencia y apoyo, y contribuir a la vida independiente y a la plena inclusión en la comunidad.

La movilidad independiente y el acceso a la tecnología de asistencia hacen posible que las personas puedan estudiar, trabajar, participar en la vida cultural y acceder a la atención sanitaria. Sin las sillas de ruedas, las personas podrían estar confinadas en sus casas y no tendrían la posibilidad de llevar una vida plena e inclusiva. Es un círculo vicioso. Al carecer de ayudas personales para la movilidad, las personas con discapacidad no pueden salir de la pobreza. Es más probable que desarrollen complicaciones secundarias y queden más discapacitados, y más pobres aún. Si son niños, no podrán acceder a las oportunidades educativas disponibles y, sin educación, no podrán encontrar empleo cuando crezcan y se verán abocados a una pobreza aún mayor.(11)

La movilidad personal y el acceso a la tecnología de asistencia son un requisito esencial para participar en muchos ámbitos de la vida social, y las sillas de ruedas son, para muchos, el mejor medio de garantizar la movilidad personal. Con una silla de ruedas adecuada, las personas con problemas de movilidad pueden acceder y disfrutar más fácilmente de muchos de los demás derechos humanos recogidos en la CDPD, entre ellos; (3)

  • Vivir de forma independiente y ser incluido en la comunidad (artículo 19) ;
  • Derecho a la educación (artículo 24).
  • Derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud (artículo 25).
  • Derecho al trabajo y al empleo (artículo 27).
  • Derecho a participar en la vida política y pública (artículo 29).
  • Derecho a participar en la vida cultural, actividades recreativas, ocio y deporte (artículo 30).

Resumen(edit | edit source)

La discapacidad no es sólo una cuestión de salud pública, sino también de derechos humanos y de desarrollo. Los esfuerzos de la OMS para apoyar a los Estados miembros en el abordaje de la discapacidad se guían por los principios y estrategias generales reflejados en el Plan de acción mundial sobre la discapacidad 2014-2021 de la OMS el Informe mundial sobre la discapacidad y la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) de las Naciones Unidas. Aunque muchos países han empezado a tomar medidas para mejorar la vida de las personas con discapacidad, aún queda mucho por hacer. Los datos del Informe mundial sobre la discapacidad sugieren que muchas de las barreras a las que se enfrentan las personas con discapacidad son evitables y que las desventajas asociadas a la discapacidad pueden superarse. El informe pide a los gobiernos que examinen y revisen la legislación y las políticas existentes para que sean coherentes con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas (CDPD) y que elaboren estrategias y planes de acción nacionales en materia de discapacidad.(2)

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) exige desde hace diez años el acceso a productos de asistencia de buena calidad y asequibles, pero todavía sólo el 10% de las personas que necesitan productos de asistencia tienen acceso a ellos. Si no se aborda esta necesidad urgente, el porcentaje de personas con acceso a los servicios disminuirá, ya que la demanda aumenta y el acceso a los servicios permanece estancado. La necesidad es acuciante en todas partes, especialmente en los países de ingresos bajos y medios.(12)

Referencias(edit | edit source)

  1. 1.0 1.1 1.2 1.3 World Health Organization. WHO Global Disability Action Plan 2014-2021: Better Health for all People with Disability. World Health Organization; 2015. Available at: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/199544/9789241509619_eng.pdf?sequence=1 (accessed 12 June 2018)
  2. 2.0 2.1 2.2 2.3 2.4 2.5 2.6 World Health Organisation. World Report on Disability 2011. World Health Organisation. Geneva. 2011. Available at; http://www.who.int/disabilities/world_report/2011/en/ (accessed 2 June 2018)
  3. 3.0 3.1 3.2 3.3 Sarah Frost, Kylie Mines, Jamie Noon, Elsje Scheffler, and Rebecca Jackson Stoeckle. Wheelchair Service Training Package – Reference Manual for Participants – Basic Level. Section A. Core Knowledge.World Health Organization, Geneva. 2012
  4. 4.0 4.1 United Nations. Convention on the Rights of Persons with Disabilities – Articles. Available at;https://www.un.org/development/desa/disabilities/convention-on-the-rights-of-persons-with-disabilities/convention-on-the-rights-of-persons-with-disabilities-2.html (accessed 2 May 2018)
  5. The International Classification of Functioning. Disability and Health. Geneva, World Health Organization, 2001.
  6. Sykes C. Health Classifications 1 – An introduction to the ICF. WCPT Keynotes. World Confederation for Physical Therapy. 2006.
  7. The ICF: AN Overview Available at https://www.wcpt.org/sites/wcpt.org/files/files/GH-ICF_overview_FINAL_for_WHO.pdf (accessed 17 June 2018)
  8. The International Classification of Functioning. Disability and Health. Geneva, World Health Organization, 2001.
  9. Bickenbach J. The World Report on Disability. Disability & Society. 2011 Aug 1;26(5):655-8.
  10. World Health Organisation. Better Health for People with Disabilities: Infographic. http://www.who.int/disabilities/infographic/en/ a (accessed 2 June 2018).
  11. 11.0 11.1 William Armstrong, Johan Borg, Marc Krizack, Alida Lindsley, Kylie Mines, Jon Pearlman, Kim Reisinger, Sarah Sheldon. Guidelines on the Provision of Manual Wheelchairs in Less Resourced Settings. World Health Organization; Geneva: 2008.
  12. Tebbutt E, Brodmann R, Borg J, MacLachlan M, Khasnabis C, Horvath R. Assistive Products and the Sustainable Development Goals (SDGs). Globalization and Health. 2016 Dec;12(1):79.


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles