Fractura

Definición[edit | edit source]

Una fractura es una discontinuidad en un hueso (o cartílago) resultante de fuerzas mecánicas que superan la capacidad del hueso para soportarlas. [1] Las fracturas pueden producirse de diversas maneras::

  • Un hueso normal sometido a una fuerza excesiva aguda, normalmente en el evento de un traumatismo.
  • Hueso debilitado por una lesión focal (por ejemplo, una metástasis o un quiste óseo), conocidas como fracturas patológicas.
  • Debilitamiento óseo debido a anomalías metabólicas (por ejemplo, osteoporosis) o, menos frecuentemente, a anomalías genéticas (por ejemplo, osteogénesis imperfecta). Dando lugar a fracturas por insuficiencia.
  • La aplicación crónica de fuerzas anormales (por ejemplo, la carrera), provoca microfracturas y, finalmente, un fallo macroscópico (fracturas por fatiga).

Juntas, las fracturas por insuficiencia y las fracturas por fatiga suelen agruparse como fracturas por estrés.

Localización[edit | edit source]

Tipo de hueso fracturado[2]

Parte del hueso fracturado

  • Epífisis.
  • Fisis.
  • Metáfisis.
  • Diáfisis.
  • Características específicas del hueso (tubérculo, epicóndilo).

Tipos de fractura ósea[ edit | edit source ]

Types of bone fracture.

En general, hay muchos sistemas diferentes de clasificación de las fracturas que se ajustan a un número determinado de patrones:[2]

  • Completa: se extiende por todo el hueso (lo más común).
  • Incompleta: no atraviesa el hueso por completo (suele darse en niños).
  • No desplazada/estable: los extremos fracturados del hueso están alineados.
  • Desplazada/inestable: las partes fracturadas del hueso están separadas o desalineadas.
  • Cerrada/simple: el hueso no ha perforado la piel.
  • Abierta/compuesta: la piel ha sido atravesada o perforada por el hueso o por un impacto que rompe la piel en el momento de la fractura. El hueso puede ser visible o no.
  • Transversal: la fractura es una línea recta que atraviesa o es perpendicular al eje del hueso.
  • Oblicua: la fractura está orientada oblicuamente a través del hueso.
  • Espiroidea: fractura en espiral alrededor del hueso, o un recorrido de fractura helicoidal generalmente en la diáfisis de los huesos largos, común en las lesiones por torsión.
  • Por estrés: pequeña grieta o contusión severa de un hueso.
  • Conminuta: la fractura divide al hueso en tres o más fragmentos.
  • Por compresión: el hueso se aplasta haciendo que sea más ancho o más plano en apariencia.
  • Segmentaria: el mismo hueso se fractura por dos sitios, por lo que hay un segmento de hueso «flotante».
  • Por arqueamiento: fractura incompleta del hueso largo en bebés/niños debido a las fuerzas de carga axial. [3]
  • Fractura en hebilla: debido a la carga axial directa, la cortical se «dobla», a menudo en la parte distal del radio.
  • Fractura en tallo verde: fractura de un hueso joven y blando en la que el hueso se dobla y la cortical se rompe, pero sólo en un lado. [1]

Fisiopatología de la curación ósea[ edit | edit source ]

La secuencia fisiopatológica de acontecimientos que se producen tras una fractura para la curación del hueso puede dividirse en tres fases principales:[2][4][5]

  1. Fase inflamatoria.
  2. Fase de reparación.
  3. Fase de remodelación.

Fase 1 – Fase inflamatoria (horas – días)[ edit | edit source ]

Inmediatamente en el momento de la fractura, el espacio entre los extremos de la misma se llena de sangre, formando un heamatoma. Esto evita una hemorragia adicional y proporciona un apoyo estructural y bioquímico a la afluencia de células inflamatorias.

La reacción inflamatoria provoca la liberación de citoquinas, factores de crecimiento y prostaglandinas, todos ellos importantes para la curación. A continuación, los fibroblastos, los condroblastos y el crecimiento de los capilares se infiltran en el tejido fibrovascular. Esto forma una matriz para la formación de hueso y callo primario. La fase 1 dura aproximadamente una semana, formando un callo primario no mineralizado.[2]

Esto no es fácilmente visible en la radiografía.

Fase 2 – Fase de reparación (días – semanas)[ edit | edit source ]

Durante las siguientes semanas, este callo primario se transforma en un callo óseo mediante la activación de células osteoprogenitoras. Estas células depositan un hueso entretejido que estabiliza el lugar de la fractura. [2]

El callo blando se organiza y remodela en callo duro durante varias semanas. El callo blando es plástico y puede deformarse o doblarse fácilmente si la fractura no tiene el soporte adecuado. El callo duro es más débil que el hueso normal, pero soporta mejor las fuerzas externas y equivale a la fase de «unión clínica», es decir, la fractura no es molesta a la palpación ni al movimiento.

Esto puede verse en las radiografías a los 7-10 días de la lesión.

Fase 3 – Fase de remodelación (meses a años)[ edit | edit source ]

La fase de remodelación es la más larga y puede durar varios años. [2]

Esta fase representa la formación gradual de hueso cortical compacto con mayores propiedades biomecánicas. Esto permite reducir la anchura del callo.

Durante la remodelación, la fractura consolidada y el callo circundante responden a la actividad, las fuerzas externas, las demandas funcionales y el crecimiento. Se elimina el hueso (callo externo) que ya no es necesario y se alisa y esculpe el foco de la fractura.

La remodelación puede dar lugar a una curación casi perfecta; sin embargo, cuando la alineación del foco de la fractura no es perfecta, puede quedar una deformidad residual.[1]

[6]

Complicaciones[edit | edit source]

Muchos de los tipos de fractura mencionados también pueden tener complicaciones adicionales (y muchas lesiones de tejidos blandos asociadas). Ver Complicaciones de las fracturas.

  • El síndrome compartimental agudo es frecuente en las fracturas del antebrazo.
  • El síndrome de embolia grasa (un trozo de grasa que se libera en los vasos sanguíneos provocando la obstrucción del flujo sanguíneo) [7] se asocia con mayor frecuencia a la fractura de huesos largos y de la pelvis. [8]
  • Osteomielitis ósea en respuesta a una infección.
  • Complicaciones de la consolidación: mala unión, unión retrasada o no unión. [9]
  • Necrosis avascular.
  • Ampollas por fractura.
  • Fractura compuesta: atraviesa la piel.
  • Afectación articular: intracapsular, articular, luxación. Esto puede provocar artrosis a largo plazo.

[10]

Características clínicas de la fractura[ edit | edit source ]

Arm-Wrestle-Xray.jpg

Las características clínicas varían según la causa de la lesión, su naturaleza y el nivel de consciencia del paciente. Estas características son :

  • Dolor.
  • Deformidad.
  • Edema.
  • Pérdida de función.
  • Espasmo muscular.
  • Atrofia muscular.
  • Movimiento anormal.
  • Limitación del rango de movimiento articular.
  • Shock

Cuándo está curada la fractura[ edit | edit source ]

El tiempo medio de curación del hueso es de unas 6-8 semanas, pero puede variar dependiendo de muchos factores:

Factores locales

  • El tipo de fractura, la gravedad y el grado de desalineación del hueso fracturado.
  • Infecciones que pueden provocar un retraso en la consolidación, una mala consolidación o la no consolidación.
  • El suministro de sangre al hueso fracturado.
  • El tipo de fijación (yeso, férula, etc.).

Factores sistémicos

  • La edad de la persona ( las personas con osteoporosis están predispuestas a sufrir más complicaciones en la consolidación).
  • El estado nutricional de la persona.
  • Fumar (retrasa la curación).
  • El tratamiento realizado.[11]

Se considera que una fractura está clínicamente curada en función de la combinación de los hallazgos físicos y los síntomas a lo largo del tiempo. Los siguientes datos sugieren una curación completa :

  • Ausencia de dolor al cargar peso, levantar peso o moverse.
  • No hay molestia a la palpación en el lugar de la fractura.
  • Difuminación o desaparición de la línea de fractura en la radiografía.
  • Capacidad funcional plena o casi plena.[12].
                                                                   

Tratamiento y pronóstico[ edit | edit source ]

Los fundamentos de la curación de las fracturas se basan en la alineación y la inmovilización.

La alineación puede ser necesaria o no según el grado de desplazamiento, la importancia de la alineación correcta y el paciente (por ejemplo, un atleta profesional frente a un anciano debilitado).

La inmovilización puede conseguirse de varias maneras, dependiendo del lugar, la morfología de la fractura y el dispositivo de fijación:

Dispositivos de fijación[ edit | edit source ]

Dispositivos para repartir el estrés[ edit | edit source ]

Permite la micromovilidad entre los dos puntos de fractura y la transmisión parcial de la carga. Esto favorece la consolidación ósea secundaria con formación de callo (una consolidación ósea relativamente rápida).

Por ejemplo: clavo intramedular, yesos, varillas.

Dispositivos de protección contra el estrés[ edit | edit source ]

El estrés en el lugar de la fractura se transmite a través del dispositivo de protección, por lo que no hay movimiento en el lugar de la fractura. Esto favorece la consolidación ósea primaria sin formación de callo (más lenta que la consolidación con formación de callo).

Por ejemplo: plato de compresión[13][14].

El papel de la fisioterapia[ edit | edit source ]

Crutches Walking.png

El papel del fisioterapeuta es identificar la causa del problema y seleccionar las técnicas de tratamiento adecuadas para ayudar al paciente a volver a sus actividades cotidianas deseadas.

Como en cualquier sesión de fisioterapia, es fundamental realizar una evaluación del paciente. El sistema de historia clínica orientada al problema (POMR, por sus siglas en inglés) se basa en un sistema de recogida de datos que incorpora el acrónimo SOAP:

  • Subjetivo – información proporcionada por el paciente: alergias, antecedentes médicos, antecedentes quirúrgicos, antecedentes familiares, antecedentes sociales (condiciones de vida, condiciones sociales, empleo, medicación), revisión de los sistemas .
  • Objetivo: toda la información obtenida mediante la observación o las pruebas, por ejemplo, el rango de movimiento de las articulaciones y la fuerza muscular .
  • Análisis: una lista de problemas basada en lo que sabes a partir de una valoración de los datos subjetivos y objetivos.
  • Plan – hace referencia al plan de tratamiento.

El tratamiento que se aplica depende en gran medida de los problemas identificados durante tu evaluación inicial. Puede incluir una combinación de lo siguiente:

Algunos ejemplos de tratamiento temprano son:

  • Educación
    • sobre la deambulación con dispositivos de asistencia durante diversas tareas, como subir y bajar escaleras o entrar y salir del coche. En estas sesiones también es crucial tener en cuenta las restricciones de carga del paciente, aconsejando a éste sobre las formas de moverse respetando las restricciones. Dado que la seguridad es primordial, es esencial que los pacientes sean competentes y se sientan cómodos utilizando estos dispositivos antes del alta.
    • sobre la aplicación y la retirada de los cabestrillos después de las fracturas de las extremidades superiores.
  • Masaje de tejidos blandos, especialmente para controlar el edema y la inflamación.
  • Manejo de la cicatriz después de la cirugía.
  • Tratamiento con hielo.
  • Ejercicios de estiramiento para recuperar el rango de movilidad de las articulaciones
  • Terapia manual articular y movilizaciones para ayudar a recuperar la movilidad articular.
  • Programa de fortalecimiento estructurado y progresivo.
  • Trabajo de equilibrio y control y reeducación de la marcha cuando sea necesario.
  • Vendaje para proporcionar soporte a la zona lesionada/ayudar a controlar la inflamación.
  • Trabajo de preparación para la reincorporación al deporte y asesoramiento cuando sea necesario.[12]

Referencias[edit | edit source]

  1. 1.0 1.1 1.2 Radiopedia Fracture Available from:https://radiopaedia.org/articles/fracture-1 (last accessed 2.4.2020)
  2. 2.0 2.1 2.2 2.3 2.4 2.5 Bigham‐Sadegh A, Oryan A. Basic concepts regarding fracture healing and the current options and future directions in managing bone fractures. International wound journal. 2015 Jun;12(3):238-47.
  3. https://radiologykey.com/types-of-fractures-in-children/
  4. Bahney CS, Zondervan RL, Allison P, Theologis A, Ashley JW, Ahn J, Miclau T, Marcucio RS, Hankenson KD. Cellular biology of fracture healing. Journal of Orthopaedic Research®. 2019 Jan;37(1):35-50.
  5. Kostenuik P, Mirza FM. Fracture healing physiology and the quest for therapies for delayed healing and nonunion. Journal of Orthopaedic Research®. 2017 Feb;35(2):213-23.
  6. Whats Up Dude. How Does A Bone Break Heal – Bone Fracture Healing Process. Available from: http://www.youtube.com/watch?v=od8oU5OLMGU[last accessed 8/6/2020]
  7. Maitre S. Causes, clinical manifestations, and treatment of fat embolism. AMA Journal of Ethics. 2006 Sep 1;8(9):590-2.
  8. Hershey K. Fracture complications. Critical Care Nursing Clinics. 2013 Jun 1;25(2):321-31.
  9. Jackson LC, Pacchiana PD. Common complications of fracture repair. Clinical techniques in small animal practice. 2004 Aug 1;19(3):168-79.
  10. Jay Cheon. Complications of fractures. Available from: http://www.youtube.com/watch?v=RKScXgsYXwk[last accessed 8/6/2020]
  11. Sheen JR, Garla VV. Fracture Healing Overview. InStatPearls [Internet] 2019 Nov 25. StatPearls Publishing.
  12. 12.0 12.1 Tidy’s Physiotherapy Chapter 22 Churchill Livingstone Elsevier London 2013
  13. Burgoyne W. Treatment and rehabilitation of fractures. Edited by Stanley Hoppenfeld and Vasantha L. Murthy. Pp 574. Hagerstown, Maryland: Lippincott Williams & Wilkins, 2000. ISBN: 0-7817-2197-0. $69.95.
  14. http://chambalravine.blogspot.com/2013/07/biomechanical-principles-of-fracture.html


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles