Consideraciones sobre la evaluación en desastres y conflictos

Welcome to Rehabilitation in Disaster and Conflict Situations Content Development Project. Please do not edit unless you are involved in this project, but please come back in the near future to check out new information!! If you would like to get involved in this project and earn accreditation for your contributions, please get in touch!

Editores originales – Añade tu nombre aquí si eres el/la editor/a original de esta página.  Nombre de usuario

Principales colaboradoresNaomi O’Reilly      

Introducción[edit | edit source]

Para proporcionar los mejores cuidados y planificar el mejor tratamiento, debe realizarse una evaluación exhaustiva. Es el paso más importante en el proceso de rehabilitación, ayuda a guiar nuestro razonamiento y decisión clínica cuando tomamos decisiones informadas sobre el proceso de rehabilitación. Johnson y Thompson (1996) señalaron que el tratamiento sólo puede ser tan bueno como la evaluación en la que se basa. [1]

Tomarse el tiempo necesario para llevar a cabo una evaluación exhaustiva del paciente será muy valioso para los profesionales de la rehabilitación en un entorno de emergencia, puede ahorrar tiempo y evitar la duplicidad más adelante, pero a menudo puede ser muy difícil de completar. [2]

Aunque cada profesión, y en algunos casos cada afección clínica, puede tener sus propios protocolos de evaluación específicos, hay varios elementos básicos en cada uno de ellos que se describen a continuación.

NOTA: hay que tener cuidado, en los conflictos, a la hora de documentar cualquier información que pueda poner en riesgo al paciente.

Base de datos[edit | edit source]

Llevar un registro central de los pacientes que se atienden es fundamental, tanto para garantizar su seguimiento como para informar de las pautas generales de respuesta a las necesidades. La mayoría de los servicios que trabajan en situaciones de desastre y conflicto ya mantienen una base de datos, pero en medio de una emergencia ésta puede verse interrumpida o necesitar ser adaptada. La finalidad de una base de datos es permitir un seguimiento eficaz de los pacientes, así como la elaboración de informes generales y la contribución a una respuesta coordinada.[2] Si no se han registrado ya, los requisitos mínimos sugeridos para la base de datos de rehabilitación deberían incluir:

  • Nombre del paciente.
  • Sexo.
  • Fecha de nacimiento o edad.
  • Número de teléfono (o número de un familiar o amigo).
  • Tipo de lesión/diagnóstico (idealmente como parte de un sistema de clasificación a nivel global de la respuesta).
  • Dirección del destino probable del alta, si se conoce.
  • Tipo de seguimiento requerido (incluyendo cualquier aporte médico, de equipamiento o de rehabilitación especializada adicional).

Evaluación subjetiva[ edit | edit source ]

La evaluación subjetiva se utiliza para proporcionar una visión detallada de cómo afecta la afección existente al paciente. Antes de ver a un paciente, asegúrate de que lees toda la documentación disponible y obtienes toda la información que puedas de su historial médico y de colegas médicos (si está disponible) y documéntalo para que los pacientes no tengan que enfrentarse a repetidos interrogatorios por parte del personal médico, dado que pueden haber vivido acontecimientos extremadamente traumáticos y haber sufrido pérdidas importantes. Cuando sea necesario, los familiares o amigos también pueden proporcionar información. [2]

No olvides presentarte y explicar tu labor (en un lenguaje sencillo), recuerda que algunos pacientes pueden no saber lo que hace un profesional de la rehabilitación. Las presentaciones iniciales con los pacientes también deben identificar cuáles son sus expectativas sobre la rehabilitación y su recuperación.[2]

Evita hacer preguntas innecesarias, pero si un paciente quiere hablar de su experiencia, intenta concederle tiempo y escucharle, aunque estés bajo presión. Toma notas de su estado mental, incluidos los indicadores de confusión, bajo estado de ánimo, ansiedad o delirio.[2]

Historia de la afección presente[ edit | edit source ]

  • Fecha y mecanismo de la lesión.
  • Evacuación y atención prehospitalaria.
  • Tratamiento médico y quirúrgico hasta la fecha, incluyendo:
    • dónde tuvo lugar el tratamiento;
    • los resultados de las investigaciones;
    • cualquier plan de nuevos tratamientos;
    • o precauciones, como si el paciente puede cargar peso.

Historia médica previa[ edit | edit source ]

Presta especial atención a cualquier cosa que pueda perjudicar su recuperación, incluyendo, entre otros, los siguientes aspectos;

  • ¿Tiene el paciente alguna comorbilidad o enfermedad conocida?
  • ¿Se ha sometido el paciente a alguna cirugía anterior no relacionada?
  • ¿Necesita el paciente un equipo especial o tiene alguna dependencia tecnológica?
  • ¿Ha tenido el paciente alguna vez una reacción alérgica?

Historial de medicación/fármacos[ edit | edit source ]

  • ¿Qué medicación está tomando el paciente?
  • ¿Había tomado previamente algo que se ha visto interrumpido por la emergencia?
  • ¿Tienen alguna alergia conocida a los medicamentos?

Historia social[ edit | edit source ]

Completar una historia social puede ser un reto en situaciones de desastre y conflicto, sobre todo cuando se obtiene información delicada (por ejemplo, la pérdida de miembros de la familia, la destrucción de casas) y, siempre que sea posible, esta información debe extraerse de los expedientes de los pacientes o de otras fuentes, para que el paciente no tenga que repetir esta información a múltiples profesionales de la rehabilitación. [2]

Otros factores que hay que incluir en una historia social son:

  • Idiomas hablados y alfabetización.
  • ¿Le acompaña alguien?
  • ¿Tiene que cuidar a otras personas (niños, familiares mayores)?
  • ¿Tiene personas que puedan cuidar de él/ella?
  • ¿Sabe dónde puede ir después de salir del hospital?

También deben incluirse otras preguntas estándar que solemos hacer en una historia social:

  • ¿A qué se dedica?
  • ¿Qué hacía como ocio?
  • ¿Qué religión tiene? (Puede que no siempre sea apropiado preguntarlo en algunas situaciones de conflicto).
  • ¿Fuma, consume alcohol y drogas? (Ya que puede repercutir en los tiempos de curación y recuperación).

Evaluación objetiva[ edit | edit source ]

La evaluación objetiva implica la recogida de datos que puedes observar y medir sobre el estado de salud del paciente. En las primeras fases de los desastres y los conflictos puede no ser realista ni adecuado utilizar herramientas de evaluación exhaustivas, y las evaluaciones objetivas tendrán que estar muy centradas en las necesidades específicas del paciente y del entorno. Sin embargo, los resultados básicos de cualquier evaluación deben estar siempre documentados. [2]

Lo que evalúas viene determinado por la presentación clínica del paciente, pero también por tu formación específica, tu rol y los protocolos de la organización para la que trabajas. Diferentes organizaciones adoptarán diferentes enfoques para la evaluación. Dependiendo de tu formación, las evaluaciones objetivas más comunes que utilices pueden ser:[2]

Observación[edit | edit source]

La observación de tu paciente debe incluir el comportamiento, incluido el nivel de angustia, la postura, los patrones de movimiento, incluida la marcha y los movimientos involuntarios, si procede, edema, úlceras por presión, deformidades, cualquier fijación externa, zonas o heridas quirúrgicas y vendajes. Se recomienda documentar las lesiones y observaciones en un mapa corporal, si está disponible, como parte del registro.

Intenta hacer coincidir la rehabilitación con las revisiones de los apósitos, para poder evaluar la zona quirúrgica o la herida y detectar cualquier signo de infección. No retires el apósito de una herida tú mismo, a menos que estés capacitado para colocar un apósito nuevo o que un compañero esté disponible para hacerlo.

NOTA: signos de infección de la herida o del sitio quirúrgico.

  • enrojecimiento
  • calor
  • hinchazón
  • secreción purulenta
  • retraso en la curación
  • dolor nuevo o en aumento
  • mal olor

Consciencia[edit | edit source]

También es esencial establecer qué nivel de consciencia tiene el individuo antes de comenzar la evaluación y controlar cualquier cambio en los niveles de consciencia. El nivel de consciencia puede medirse con la escala AVDN (alerta, respuesta verbal, respuesta al dolor o no respuesta) o con la escala de coma de Glasgow, más detallada. La guía de la escala de coma de Glasgow puede descargarse en varios idiomas aquí.

Signos vitales[ edit | edit source ]

Los signos vitales, como la frecuencia cardíaca, presión arterial, frecuencia respiratoria (incluido el proceso de respirar), niveles de saturación de oxígeno y temperatura, sólo deben comprobarse e interpretarse si estás capacitado para hacerlo, como parte de tu rol. También pueden comprobarse a partir de los historiales médicos disponibles para ver las tendencias de las constantes vitales a lo largo de las horas y días anteriores, lo que puede proporcionar una señal temprana de complicaciones y determinar si el paciente es apto para participar en la rehabilitación, y orientar las opciones de tratamiento.

NOTA: signos de sepsis (infección de la sangre):

  • Fiebre superior a 38 °C (101 °F) o temperatura inferior a 36 °C (96,8 °F)
  • Frecuencia cardíaca en reposo superior a 90 latidos por minuto
  • Frecuencia respiratoria superior a 20 respiraciones por minuto.

Tabla 1. Signos vitales normales
Edad Frecuencia cardíaca Frecuencia respiratoria PA sistólica PA diastólica
Pretérmino 120-200 40-80 38-80 25-57
A término 100 – 200 30-60 60-90 30-60
1 año 100-180 25-40 70-130 45-90
3 años 90-150 20-30 90-140 50-80
10 años 70-120 16-24 90-140 50-80
Adolescente 60-100 12-18 90-140 60-80
Adulto 60-100 12-18 90-140 60-80

Cognición[edit | edit source]

La cognición es la acción mental o el proceso de adquirir conocimiento y comprensión mediante el pensamiento, la experiencia y los sentidos. Aunque en algunos casos, como en los que se sospecha de una lesión cerebral adquirida, puede ser necesaria una evaluación más detallada de la cognición, en la mayoría de los pacientes basta con realizar una comprobación rápida de la orientación, incluiyendo:

  • Persona – ¿Cómo te llamas?
  • Lugar – ¿Sabes dónde estás?
  • Fecha – ¿Sabes qué día, mes, año o estación es?
  • Situación – ¿Sabes lo que te ha pasado?

Respiración[edit | edit source]

Las afecciones respiratorias pueden afectar a la respiración, ya sea por daños en los pulmones o por exceso de secreciones. Para garantizar que se aplica el tratamiento correcto, si eres competente para llevarla a cabo e interpretarla, una evaluación respiratoria debe incluir un componente subjetivo y objetivo exhaustivo para obtener una visión completa de la función del paciente y de su estado basal.[5][6]Como mínimo, debe realizarse una evaluación de una radiografía de tórax, una auscultación y una palpación. Puedes leer sobre la evaluación respiratoria completa aquí.

Dolor[edit | edit source]

El dolor es común en el tipo de lesiones que se observan en situaciones de desastre y conflicto, y comprender el tipo de distribución del dolor puede ser útil para ayudar a identificar la causa del dolor y si está mejorando o empeorando. Una buena regla mnemotécnica es PQRST (por sus siglas en inglés), que ayuda a recordar los elementos de la evaluación del dolor;

P Provoca ¿Qué ha provocado el dolor? ¿Qué lo empeora? ¿Qué lo hace mejor?
Q Calidad Dolor agudo, sordo, opresivo, pulsátil, abrasador, punzante, que pica o molesta.
R Irradia ¿El dolor se desplaza a alguna parte? Pídele al paciente que señale cualquier lugar en el que sienta dolor.
S Severidad Pídele al paciente que puntúe el dolor en una escala – existe una amplia gama de escalas de evaluación del dolor, como la escala analógica visual, la escala numérica de valoración del dolor.
T Tiempo ¿Cuándo empezó? ¿El inicio fue lento o repentino? ¿Cuánto tiempo ha durado? ¿Es constante o intermitente ? ¿Has tenido este dolor anteriormente? ¿Es igual que antes o es diferente de la última vez?

Rango de movimiento[ edit | edit source ]

El rango de movimiento es la capacidad de una articulación de pasar por su espectro completo de movimientos. El rango de movimiento de una articulación puede ser pasivo o activo, y debemos medir ambos durante nuestra evaluación, utilizando un goniómetro o un inclinómetro, cuando sea necesario. Los movimientos activos deben comprobarse siempre en primer lugar, ya que nos permiten ver hasta dónde y cómo mueve la articulación el paciente por sí mismo. Puedes leer sobre cómo llevar a cabo una evaluación completa del rango de movimiento de las articulaciones aquí.

Fuerza muscular[ edit | edit source ]

La finalidad de las pruebas de fuerza muscular es evaluar cualquier debilidad tras una lesión, que puede ser resultado de un daño en el tendón, en el músculo o en el nervio que inerva el músculo. El método más comúnmente aceptado para evaluar la fuerza muscular es la escala de Oxford, también conocida como escala de pruebas musculares manuales del Consejo de Investigación Médica (MRC, por sus siglas en inglés).

Los siguientes enlaces muestran la prueba muscular manual de articulaciones y movimientos específicos:

Extremidades superiores Extremidades inferiores
Flexión de hombro Flexión de cadera
Extensión de hombro Extensión de cadera
Abducción de hombro Abducción de cadera
Aducción horizontal de hombro Aducción de cadera
Elevación escapular Rotación externa de cadera
Retracción/aducción escapular Rotación interna de cadera
Flexión de codo Flexión de rodilla
Extensión de codo Extensión de rodilla
Flexión de muñeca Flexión plantar
Extensión de muñeca Flexión dorsal

Tono muscular y espasticidad[ edit | edit source ]

El tono muscular se considera el estado en el que se encuentra un músculo en reposo (tono de reposo), a partir del cual podemos funcionar eficazmente y se define por la resistencia al movimiento pasivo, que es una expresión de la rigidez de las fibras musculares. Se ve influenciado por factores neuronales y no neuronales. Los trastornos físicos pueden provocar un tono muscular anormalmente bajo (hipotonía) o alto (hipertonía).

  • La hipotonía se observa en afecciones de la neurona motora inferior, como las lesiones de los nervios periféricos, que se presentan clínicamente como flacidez muscular.
  • La hipertonía se observa en las enfermedades de la neurona motora superior, como las lesiones cerebrales adquiridas y las lesiones medulares, que pueden presentarse clínicamente como espasticidad o rigidez.

Es importante evaluar el tono muscular y la espasticidad por su posible efecto en la capacidad funcional. Para evaluar el tono se puede utilizar la escala de Ashworth modificada o la escala de Tardieu.

Función[edit | edit source]

La evaluación de la función, incluyendo equilibrio, movilidad y transferencias, y las actividades de la vida diaria (por ejemplo, ir al baño/lavarse/cocinar) son realmente importantes para comprender el efecto de las lesiones en el paciente. Aunque hay una serie de medidas de resultado disponibles para medir la función como la escala de independencia funcional (FIM, por sus siglas en inglés), el cuestionario para la evaluación de la discapacidad de la Organización Mundial de la Salud (WHODAS, por sus siglas en inglés) y la escala de equilibrio de Berg en situaciones de desastre y conflicto, es poco probable que tengas tiempo de utilizar una medida formal de resultados en la fase inicial de una respuesta, pero pueden ser útiles en fases posteriores.

También puedes evaluar la función sin utilizar una escala formal, simplemente documentando las tareas clave que el paciente puede y no puede realizar, incluyendo;

  • movilidad en la cama,
  • transferencias,
  • movilidad,
  • aseo.

Estado de viabilidad de los tejidos[ edit | edit source ]

En el caso de los pacientes con niveles de consciencia alterados, áreas de sensibilidad disminuida o movilidad limitada en la cama, es fundamental controlar la viabilidad de los tejidos durante cualquier evaluación. La evaluación de la viabilidad de los tejidos debe tener en cuenta la integridad de la piel y controlar las zonas de presión de las úlceras. El cribado de los factores de riesgo de úlceras por presión debe incorporarse a nuestra evaluación y puede realizarse con una herramienta de cribado como la escala de evaluación de riesgo Braden (adultos) o la escala de evaluación de riesgo Braden Q modificada (niños).

Puedes leer sobre la realización de una evaluación de la viabilidad de los tejidos aquí.

Estado nutricional[ edit | edit source ]

En los desastres y conflictos, el acceso a una nutrición adecuada puede ser limitado. Es importante conocer el impacto de la malnutrición y la carencia de micronutrientes, especialmente en la curación. Es importante establecer nexos con otros miembros del equipo, como los especialistas en dietética y nutrición, para la gestión y conocimiento de las implicaciones de la participación en la rehabilitación temprana.

Ser capaz de evaluar el estado nutricional es importante para que puedas hacer saber a los miembros del equipo con formación en nutrición cuáles son las personas de riesgo. Puedes utilizar la medida de la circunferencia del brazo (MUAC, por sus siglas en inglés) para evaluar la malnutrición tanto en niños como en adultos, o la herramienta de cribado universal de la malnutrición (MUST, por sus siglas en inglés) para evaluar la malnutrición en adultos.

Estado psicológico[ edit | edit source ]

Considera siempre todos los efectos del desastre en la persona. Es poco probable que un paciente angustiado, confuso o deprimido quiera participar activamente en la rehabilitación. La evaluación del estado psicológico debe valorar la depresión, ansiedad, confusión y delirio. Las medidas de la calidad de vida pueden ser útiles, incluyendo el WHOQOL-100, el WHOQOL-BREF, el cuestionario de cribado de la salud mental en desastres o el programa de evaluación de síntomas graves en situaciones humanitarias de la OMS y la ACNUR, WASSS por sus siglas en inglés (versión de prueba sobre el terreno),[9] aunque en situaciones de desastre y conflicto es poco probable que tengas tiempo de utilizar algunas de estas medidas formales de resultados en la fase inicial de una respuesta, pero pueden ser útiles en fases posteriores. Es importante que te pongas en contacto con otros miembros del equipo, como psicólogos y expertos en traumas, si tienes dudas.

Recursos[edit | edit source]

Early Rehabilitation in Conflicts and Disasters

The Role of Physical Therapists in Disaster Management

Minimum Technical Standards and Recommendations for Rehabilitation

Referencias [edit | edit source]

  1. Johnson J, Thompson AJ. Rehabilitation in a neuroscience centre: the role of expert assessment and selection. British Journal of Therapy and Rehabilitation. 1996 Jun;3(6):303-8.
  2. 2.0 2.1 2.2 2.3 2.4 2.5 2.6 2.7 Lathia C, Skelton P, Clift Z. Early rehabilitation in conflicts and disasters. Handicap International: London, UK. 2020.
  3. Ausmed. AVPU Assessment | Ausmed Explains…. Available from: https://youtu.be/p4P-HguQm30[last accessed 26/02/2022]
  4. Ausmed. Glasgow Coma Scale (GCS) | Ausmed Explains…. Available from: https://youtu.be/_BGMQDmwRmA[last accessed 26/02/2022]
  5. Mikelsons, C. (2008). The role of physiotherapy in the management of COPD. Respiratory Medicine: COPD Update, 4(1), 2–7 Available at https://www.semanticscholar.org/paper/The-role-of-physiotherapy-in-the-management-of-COPD-Mikelsons/e333d7621a7fddb06be0ff219e2336c352fe335c
  6. Cross J, Harden B, Broad MA, Quint M, Paul Ritson MC, Thomas S. Respiratory physiotherapy: An on-call survival guide. Elsevier Health Sciences; 2008 Nov 25.
  7. Dr John Campbell. Assessment of Pain. Available from: https://youtu.be/2YmAdr9s0dE[last accessed 26/02/2022]
  8. Ausmed. PQRST Pain Assessment | Ausmed Explains…. Available from: https://youtu.be/1mEYCcPt5Cg[last accessed 26/02/2022]
  9. Moore AR. A Review of Mental Health Screening Tools Used in Disaster Research (Doctoral dissertation, Yale University).

 


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles