Beneficios de la rehabilitación

Introducción[edit | edit source]

Rehabilitación

La rehabilitación se define como «un conjunto de intervenciones diseñadas para optimizar el funcionamiento y reducir la discapacidad en individuos con afecciones de salud, en interacción con su entorno». La rehabilitación ayuda a los niños, adultos o personas mayores a ser lo más independientes posible en las actividades de la vida diaria y les permite participar en el trabajo, el ocio y la vida cotidiana.[1] Les permite hacerlo abordando las afecciones subyacentes y mejorando su forma de realizar las actividades cotidianas, ayudándoles a superar las dificultades relacionadas con el razonamiento, la comunicación o caminar. Cualquier persona puede necesitar rehabilitación en algún momento de su vida, por ejemplo, debido a una lesión, una intervención quirúrgica, una enfermedad o la disminución de la movilidad asociada a la edad.

El proceso de rehabilitación incluye seis áreas principales de atención:

  1. Prevención, reconocimiento y gestión de las enfermedades comórbidas y las complicaciones médicas.
  2. Entrenamiento para adquirir máxima independencia.
  3. Facilitación del máximo afrontamiento y adaptación psicosocial del paciente y su familia.
  4. Prevención de discapacidades secundarias promoviendo la reintegración en la comunidad, incluyendo la reanudación de las actividades domésticas, familiares, recreativas y profesionales.
  5. Mejora de la calidad de vida en relación con la discapacidad residual.
  6. Prevención de afecciones recurrentes.

Beneficios físicos[ edit | edit source ]

  • Aumenta la capacidad física. [2]
  • Reduce el dolor.
  • Fortalece los músculos.
  • Mejora el equilibrio.[3]
  • Reduce el riesgo de caídas.
  • Mejora la coordinación.
  • Mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones.
  • Reduce la inflamación de las articulaciones y los músculos afectados.
  • Previene deformidades y problemas de las extremidades. [4]
  • Mejora la marcha. [3]
  • Mejora la postura. [3]
  • Reduce complicaciones innecesarias. [5]

Beneficios psicológicos[ edit | edit source ]

  • Aumenta la confianza en uno mismo y la capacidad para afrontar psicológicamente la enfermedad o lesión.
  • Brinda mayor independencia: devuelve el estado de bienestar mental anterior a la lesión.

Beneficios del estilo de vida[ edit | edit source ]

  • Mejora de la participación. [5]
  • Disminución de la dependencia. [5]
  • Mejora de la calidad de vida. [5]
  • Retorno al trabajo más rápido, que puede reducir las preocupaciones financieras y aumentar la participación social.[4]
  • Apoya la vuelta al deporte o al ejercicio para que la salud y la sensación de bienestar se vean beneficiadas; también mejora la salud en general, al permitir hacer ejercicio o practicar deporte al nivel original.

Beneficios económicos[ edit | edit source ]

La rehabilitación puede suponer un ahorro en el contexto de la asistencia sanitaria y social de varias maneras. Por ejemplo, puede:

  • Permitir que una persona vuelva a trabajar, se incorpore al trabajo o permanezca en él, lo cual reduce el coste de los cuidados de enfermería, residenciales y sociales.
  • Reducir el riesgo de caídas.
  • Reducir los costes asociados a las enfermedades mentales.
  • Reducir los costes asociados a la atención a los diabéticos.
  • Reducir los gastos de la estancia hospitalaria.
  • Reconocer el potencial de los niños y los jóvenes.

Un informe reciente indica que de cada dólar invertido en tecnología de asistencia, el retorno de la inversión es de 9 dólares. Se ha demostrado que los servicios de podología y ortesis tienen muchos beneficios económicos, como la reducción del número de citas y diversos recortes de gastos.[6] Se han ahorrado 400 millones de libras, con un ahorro de 4 libras por cada libra gastada en servicios de ortesis para personas con cáncer. [7] La intervención de un equipo multidisciplinar en el cuidado de los pies supone una reducción del 70% en la tasa de amputación en personas con diabetes, lo que conlleva una reducción de la duración de las estancias hospitalarias y un ahorro anual de 0,5 millones de libras, para compensar los costes anuales de 120 000 libras.[8] Se han observado beneficios económicos similares en pacientes más complejos, con una menor necesidad de cuidados continuos y una menor dependencia, obteniendo como resultado un ahorro medio en el coste semanal de la atención en el NHS (Servicio Nacional de Salud del Reino Unido) de 243 libras. [9][10][11] También se han demostrado enormes beneficios económicos en muchas afecciones respiratorias y pulmonares. La rehabilitación pulmonar preoperatoria para pacientes con cáncer de pulmón redujo su tasa de complicaciones del 16% al 9%, y redujo sus reingresos del 14% al 5%, con una reducción de costes de 244 libras por paciente.[12] Además, un servicio multidisciplinar integrado de equipos de emergencia de 7 días, que ha permitido reducir las horas de trabajo del servicio comunitario de EPOC, ha supuesto un ahorro de 900 000 libras en el presupuesto de atención domiciliaria y una reducción de los ingresos hospitalarios.[12]

Tipos[edit | edit source]

Rehabilitación ortopédica y musculoesquelética[ edit | edit source ]

Dolor de rodilla

Se trata de un abordaje terapéutico para la recuperación, cuyo objetivo es corregir las limitaciones musculoesqueléticas y aliviar el dolor provocado por traumatismos, enfermedades o intervenciones quirúrgicas. El sistema musculoesquelético incluye músculos, huesos, articulaciones, ligamentos, tendones y cartílagos, por lo que la rehabilitación ortopédica puede dirigirse a cualquiera de esas estructuras.

El fisioterapeuta diseña un programa de tratamiento personalizado según el estado, los objetivos y las capacidades del paciente. Los fisioterapeutas usan diversas técnicas para ayudar a los músculos y articulaciones a trabajar para mejorar, mantener o restaurar la fuerza física, la cognición y la movilidad con resultados óptimos.[4] Muchas revisiones concluyen que tanto el ejercicio aeróbico como el ejercicio de fuerza, así como el ejercicio individual y en grupo, son eficaces en pacientes con artrosis de rodilla.[13]

Rehabilitación neurológica[ edit | edit source ]

Algunas de las afecciones más comunes, como las lesiones medulares, los ictus, la esclerosis múltiple y el párkinson, pueden presentarse con diversos grados de, por ejemplo, espasticidad, debilidad muscular, alteración de la coordinación y el equilibrio, dificultad para hablar y tragar. Las personas con una afección neurológica pueden mostrar un gran potencial de recuperación, tanto en las primeras como en las últimas fases de la rehabilitación tras la lesión. La mejora del proceso de recuperación podría lograrse con nuevos enfoques de rehabilitación, solos o en combinación con la intervención farmacológica.[14] Por ejemplo, la rehabilitación del movimiento tras un ictus requiere práctica repetida e implica aprendizaje y cambios cerebrales. La estimulación cerebral desempeña un papel crucial en el tratamiento de los pacientes con ictus.[15]

Si una persona tiene dificultades con las actividades de la vida diaria, la rehabilitación puede ayudarle a desarrollar estrategias para realizar las mismas tareas de forma diferente o mediante el uso de tecnología de asistencia. La fisioterapia y la terapia ocupacional pueden ayudar a los pacientes a mejorar sus actividades de la vida diaria, así como su movilidad.

Las técnicas prácticas y los dispositivos de apoyo pueden aliviar la carga que supone vestirse, bañarse, comer, las tareas domésticas y los cuidados diarios. La rehabilitación vestibular intenta ayudar a los pacientes a adaptarse a los problemas del equilibrio. Algunos equipos han sido diseñados para mejorar la estabilidad. Los dispositivos de apoyo, las barandillas y la formación en seguridad pueden reducir el riesgo de caídas.[3] En general, el ejercicio puede mejorar el estado físico y la función, así como mantener la funcionalidad de las personas con discapacidades moderadas o graves.[16][17]

Rehabilitación cardíaca[ edit | edit source ]

La rehabilitación cardíaca es una intervención compleja que se ofrece a las personas con enfermedades cardiovasculares o tras un infarto de miocardio, e incluye componentes de educación sanitaria, asesoramiento sobre la reducción de riesgos, actividad física y manejo del estrés. Estos programas están diseñados para limitar los efectos fisiológicos y psicológicos de la enfermedad cardíaca, reducir el riesgo de muerte súbita o reinfarto, controlar los síntomas cardíacos, estabilizar o revertir el proceso aterosclerótico y mejorar el estado psicosocial y profesional de los pacientes. La rehabilitación cardíaca reduce la mortalidad, la morbilidad y los ingresos hospitalarios imprevistos, además de mejorar la capacidad de hacer ejercicio, la calidad de vida y el bienestar psicológico.[18] Además de estos beneficios, en la mayoría de los programas de rehabilitación se incluyen ejercicios para las extremidades superiores e indicaciones sobre la técnica respiratoria, que reducen la disnea.

Rehabilitación pulmonar[ edit | edit source ]

La rehabilitación pulmonar es una «intervención integral basada en una evaluación exhaustiva del paciente, seguida de terapias adaptadas a la persona que incluyen, entre otras cosas, el entrenamiento con ejercicios, la educación y el cambio de conducta, diseñadas para mejorar el estado físico y psicológico de las personas con enfermedades respiratorias crónicas y para promover la adherencia a largo plazo a conductas que mejoren la salud».[19]

La rehabilitación pulmonar se adapta a la persona que ha sufrido recientemente una reagudización, con el objetivo de optimizar su función respiratoria y, por tanto, su calidad de vida (CdV) y su participación en la vida cotidiana. Se ha demostrado que mejora significativamente la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) y la capacidad de hacer ejercicio en personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) en comparación con la atención habitual.[20] Los estudios sugieren que es útil en pacientes con EPOC de moderada a grave.[21] El aumento de la capacidad para realizar ejercicio funcional y la mejora de la calidad de vida de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) son beneficios comprobados de la rehabilitación pulmonar.[20]

Rehabilitación geriátrica[ edit | edit source ]

El envejecimiento se caracteriza por la disminución de la función fisiológica general, lo que hace que las afecciones crónicas y la multimorbilidad sean frecuentes entre los adultos mayores. Estas características, entre otras, hacen que la recuperación sea un reto para los adultos mayores, por lo que comprender los principios de la rehabilitación facilitará la obtención de resultados terapéuticos eficaces para ellos.

Aunque ninguna actividad física puede detener el proceso de envejecimiento biológico, hay pruebas de que el ejercicio regular puede minimizar los efectos fisiológicos de un estilo de vida sedentario y aumentar la esperanza de vida activa, al limitar el desarrollo y la progresión de enfermedades crónicas y afecciones discapacitantes. También están surgiendo pruebas de los importantes beneficios psicológicos y cognitivos que se derivan de la realización de ejercicio de manera regular por los adultos mayores. El ejercicio físico regular puede reducir el riesgo de enfermedades crónicas y aumentar la esperanza de vida[3], así como mejorar la productividad en la función muscular (fuerza y potencia).[4] El ejercicio multimodal tiene efectos beneficiosos sobre las cifras de caídas[23]. Un ensayo controlado aleatorizado sugiere que las estrategias de ejercicio y nutrición en el hogar tienen un resultado positivo en los niveles de fragilidad y el desempeño físico en los adultos mayores pre-frágiles o frágiles[24].

Rehabilitación renal[ edit | edit source ]

Se ha demostrado que la rehabilitación renal, tanto en pacientes con enfermedad renal crónica en prediálisis como en diálisis, mantiene y, en muchos casos, mejora la tolerancia al ejercicio y, lo que es más importante, mejora la CdV relacionada con las funciones físicas, aunque actualmente no hay pruebas de que el tratamiento con ejercicio mejore el pronóstico vital o el resultado de la enfermedad renal.[3] Los protocolos de ejercicio intradiálisis tuvieron resultados positivos en pacientes con enfermedad renal crónica con una función cardiopulmonar deficiente y una tolerancia al ejercicio y eficiencia ventilatoria reducidas.[25]Para las personas con enfermedad renal crónica en estadios 3 y 4, un programa de ejercicios de rehabilitación renal de 12 semanas y 24 sesiones ha demostrado mejorar la capacidad física y la calidad de vida, aunque se necesita un seguimiento más prolongado para determinar si estos resultados se traducen en una disminución de las tasas de mortalidad.[26]

La sarcopenia secundaria debida a la enfermedad renal crónica está asociada a malnutrición, osteoporosis, limitaciones de movilidad y un elevado riesgo de caídas. Se ha demostrado que la fisioterapia supervisada para el tratamiento de la sarcopenia secundaria en individuos con enfermedad renal crónica mejora la CdV a través de la mejora de la capacidad cardiovascular y la fuerza ósea mediante el entrenamiento de la fuerza.[27]

Rehabilitación en quemados[ edit | edit source ]

Se ha demostrado que la rehabilitación en personas con quemaduras tiene muchos efectos positivos. La realidad virtual mediante el uso de un videojuego con interfaz 3D, Xbox Kinect, mejoró el tiempo de ejercicio y la satisfacción en pacientes que sufrieron quemaduras leves en las extremidades superiores.[28] Se ha demostrado que la robótica, en forma de entrenamiento de la marcha asistida por un robot, mejora la función de la marcha en pacientes que han sufrido lesiones por quemaduras.[29]

Se ha demostrado que la musicoterapia disminuye significativamente el dolor, la ansiedad y la tensión muscular asociados a las intervenciones que tienen lugar en la atención a pacientes quemados[30][31][32], mientras que la terapia cognitivo-conductual y la hipnosis también han demostrado reducir los niveles de dolor y ansiedad en pacientes que han sufrido lesiones por quemaduras.[33]

Recursos[edit | edit source]

World Health Organisation work on Rehabilitation

Referencias [edit | edit source]

  1. https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/rehabilitation
  2. Smith TP, Kennedy SL, Smith M, Orent S, Fleshner M. Physiological improvements and health benefits during an exercise-based comprehensive rehabilitation program in medically complex patients. Exerc Immunol Rev. 2006 Jan 1;12:86-96.
  3. 3.0 3.1 3.2 3.3 3.4 3.5 Burks JS, Bigley GK, Hill HH. Rehabilitation challenges in multiple sclerosis. Annals of Indian Academy of Neurology. 2009 Oct;12(4):296.
  4. 4.0 4.1 4.2 4.3 Ghasemi N, Razavi S, Nikzad E. Multiple sclerosis: pathogenesis, symptoms, diagnoses and cell-based therapy. Cell Journal (Yakhteh). 2017 Apr;19(1):1.
  5. 5.0 5.1 5.2 5.3 Manoj Sivan, Margaret Phillips, Ian Baguley, Melissa Nott. Chapter.1 Concepts of Rehabilitation. In Oxford Handbook of Rehabilitation Medicine.
  6. Popadiuk, S and Rajbhandari, S (2010). Benefits of non-medical prescribing within an NHS podiatry service. Journal of Foot and Ankle Research, 3(Suppl 1) O20
  7. NHS London (1) (no date). Cancer care toolkit: How AHPs improve patient care and save the NHS money. Developed on behalf of the Strategic AHP Leads Group (SAHPLE). Retrieved from: https://www.networks.nhs.uk/nhs-networks/ahp-networks/ahp-qipp-toolkits/AHP_Cancer_Pathway_final%20-3.pdf
  8. National Institute for Health and Care Excellence (2014). Multiple sclerosis in adults: Management. CG186. Retrieved from: h[./Ttps://www.nice.org.uk/guidance/cg186 ttps://www.nice.org.uk/guidance/cg186]
  9. Wood, RL; McCrea, JD; Wood, LM and Merriman, RN (1999). Clinical and cost effectiveness of post-acute neurobehavioural rehabilitation. Brain Injury 13(2) 69-88
  10. Aronow, H (1987). Rehabilitation effectiveness with severe brain injury: Translating research into policy. Journal of Head Trauma Rehabilitation, 2(3) 24-36
  11. Turner-Stokes, L; Paul, S and Williams, H (2006). Efficiency of specialist rehabilitation in reducing dependency and costs of continuing care for adults with complex acquired brain injuries. Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry, 77(5) 634–39
  12. 12.0 12.1 Bradley, A; Marshal, A; Stonehewer, L; Reaper, L; Parker, K; Bevan-Smith, E; Jordan, C; Gillies, J; Agostini, P; Bishay, E; Kalkat, M; Steyn, R; Rajesh, P; Dunn, J and Naidu, B (2013). Pulmonary rehabilitation programme for patients undergoing curative lung cancer surgery. European Journal of Cardio-Thoracic Surgery, 44 (4)e 266-71
  13. Jamtvedt G, Dahm KT, Christie A, Moe RH, Haavardsholm E, Holm I, Hagen KB. Physical therapy interventions for patients with osteoarthritis of the knee: an overview of systematic reviews. Physical therapy. 2008 Jan 1;88(1):123-36.
  14. Barbeau H, Fung J. The role of rehabilitation in the recovery of walking in the neurological population. Current opinion in neurology. 2001 Dec 1;14(6):735-40.
  15. Allman C, Amadi U, Winkler AM, Wilkins L, Filippini N, Kischka U, Stagg CJ, Johansen-Berg H. Ipsilesional anodal tDCS enhances the functional benefits of rehabilitation in patients after stroke. Science translational medicine. 2016 Mar 16;8(330):330re1-.
  16. Brown TR, Kraft GH. Exercise and rehabilitation for individuals with multiple sclerosis. Physical medicine and rehabilitation clinics of North America. 2005 May 1;16(2):513-55.
  17. World Health Organisation (WHO). Rehabilitation changes lives – Sana’s story from Pakistan. Available from: https://youtu.be/cy3xqEApmPI[last accessed 20/06/2021]
  18. Dalal HM, Doherty P, Taylor RS. Cardiac rehabilitation. Bmj. 2015 Sep 29;351.
  19. Spruit MA, Singh SJ, Garvey C, ZuWallack R, Nici L, Rochester C, Hill K, Holland AE, Lareau SC, Man WD, et al.; ATS/ERS Task Force on Pulmonary Rehabilitation. An official American Thoracic Society/ European Respiratory Society statement: key concepts and advances in pulmonary rehabilitation. Am J Respir Crit Care Med 2013;188:e13–e64.
  20. 20.0 20.1 McCarthy B, Casey D, Devane D, Murphy K, Murphy E, Lacasse Y. Pulmonary rehabilitation for chronic obstructive pulmonary disease. Cochrane database of systematic reviews. 2015(2).
  21. Lee AL, Butler SJ, Varadi RG, Goldstein RS, Brooks D. The Impact of Pulmonary Rehabilitation on Chronic Pain in People with COPD. COPD: Journal of Chronic Obstructive Pulmonary Disease. 2020 Mar 3;17(2):165-74.

  22. Mark Van Driel – NEXUS. What are the benefits of pulmonary rehabilitation?. Available from: https://youtu.be/kCzxwQhYcvk[last accessed 30/08/21]
  23. Baker MK, Atlantis A, Fiatarone Singh MA. Multi-modal exercise programs for older adults. Age Ageing. 2007. Volume 36 (4): 375–381. Available at: https://academic.oup.com/ageing/article/36/4/375/40634. Accessed 26 June 2018.
  24. Hsieh TJ, Su SC, Chen CW, Kang YW, Hu MH, Hsu LL, Wu SY, Chen L, Chang HY, Chuang SY, Pan WH. Individualized home-based exercise and nutrition interventions improve frailty in older adults: a randomized controlled trial. International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity. 2019 Dec 1;16(1):119.
  25. Andrade FP, Rezende PS, Ferreira TS, Borba GC, Müller AM, Rovedder PME. Effects of intradialytic exercise on cardiopulmonary capacity in chronic kidney disease: systematic review and meta-analysis of randomized clinical trials. Scientific Reports. 2019 Dec 5;9(1):18470.
  26. Rossi AP, Burris DD, Lucas FL, Crocker GA, Wasserman JC. Effects of a renal rehabilitation exercise program in patients with CKD: a randomized, controlled trial. Clinical journal of the American Society of Nephrology. 2014 Dec 5;9(12):2052-8. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4255415/ (last accessed 22.6.2019)
  27. Hernandez H, Obamwonyi G, Harris-Love M. Physical therapy considerations for chronic kidney disease and secondary sarcopenia. Journal of functional morphology and kinesiology. 2018 Mar;3(1):5. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5784851/ (last accessed 22.6.2019)
  28. Voon K, Silberstein I, Eranki A, Philips M, Wood FM, Edgar DW. Xbox Kinect based rehabilitation as a feasible adjunct for minor upper limb burns rehabilitation: A pilot RCT. Burns 2016; 42(8): 1797-1804.
  29. Joo SY, Lee SY, Cho YS, Lee KJ, Kim SH, Seo CH. Effectiveness of robot-assisted gait training on patients with burns: a preliminary study. Computer Methods in Biomechanics and Biomedical Engineering 2020; 23(12): 888-893.
  30. Li J, Zhou L, Wang Y. The effects of music intervention on burn patients during treatment procedures: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. BMC Complementary and Alternative Medicine. 2017; 17: 158
  31. Tan X, Yowler CJ, Super DM, Fratianne RB. The Efficacy of Music Therapy Protocolsfor Drecreasing Pain, Anxiety, and Muscle Tension Levels During Burn Dressing Changes: A Prospective Randomized Crossover Trial. Journal of Burn Care & Research. 2010; 31(4): 590-597.
  32. King L. «Is music therapy intervention effective in decreasing pain after standard wound care in hospitalized burn patients?» PCOM Physician Assistant Studies Student Scholarship. 2019; 444
  33. Provençal SC, Bond S, Rizkallah E, El-Baalbaki G. Hypnosis for burn wound care pain and anxiety: A systematic review and meta-analysis. Burns. 2018; 44(8): 1870-1881.


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles