Consideraciones sobre tratamientos en desastres y conflictos

Welcome to Rehabilitation in Disaster and Conflict Situations Content Development Project. Please do not edit unless you are involved in this project, but please come back in the near future to check out new information!! If you would like to get involved in this project and earn accreditation for your contributions, please get in touch!

Editores originales – Añade tu nombre aquí si eres el/la editor/a original de esta página.  Nombre de usuario

Colaboradores principalesNaomi O’Reilly and Kim Jackson      

Introducción[edit | edit source]

La rehabilitación es «un conjunto de medidas que ayudan a las personas que experimentan o pueden experimentar una discapacidad a lograr y mantener un funcionamiento óptimo en la interacción con su entorno», y cuando se proporciona de forma oportuna puede dar lugar a mejores resultados de salud; reducción de las estancias hospitalarias y de la probabilidad de discapacidad a largo plazo; prevención de una mayor pérdida de funciones; y mejora de la capacidad de la persona para desenvolverse en su entorno. [1][2][3] Desde la Primera Guerra Mundial hasta los desastres más recientes, como el terremoto de Nepal de 2015 y la explosión de 2020 en Beirut (Líbano), la importancia de integrar la rehabilitación en las respuestas de emergencia en los desastres y conflictos se ha hecho más evidente. Los estándares y recomendaciones en materia de rehabilitación de los Equipos Médicos de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud, introducidos en 2016, supusieron un avance significativo en el reconocimiento del papel que desempeñan los profesionales de la rehabilitación y la necesidad de un acceso temprano a los servicios de rehabilitación. [4]

Los profesionales de la rehabilitación se enfrentan a retos únicos relacionados con traumatismos complejos, el aumento de las lesiones y la escasez de recursos, a los que muchos no se habían enfrentado nunca. Guía práctica para ofrecer una rehabilitación de calidad en estos contextos es esencial para que la respuesta a los desastres y conflictos evolucione más allá de su cometido de salvar vidas y miembros, y ofrezca una atención que maximice los resultados de los pacientes. Los profesionales de la rehabilitación deben contar con los conocimientos y las habilidades necesarios para satisfacer las necesidades de los pacientes y hacer frente a las exigencias de la respuesta médica de emergencia. En situaciones de emergencia humanitaria, como durante o después de desastres y conflictos repentinos, la necesidad de servicios básicos de rehabilitación funcional es abrumadora y fundamental para prevenir la discapacidad y mejorar la vida de las personas con discapacidad.

Actualmente se reconoce que la rehabilitación es una parte integral de la recuperación del paciente en las situaciones de desastres y conflictos, empezando por los cuidados intensivos. Se ha demostrado que el acceso a la rehabilitación ayuda a prevenir complicaciones, acelera la recuperación, permite el alta temprana y ayuda a garantizar la continuidad de los cuidados. Los profesionales de la rehabilitación que trabajan en este campo deben tener capacidades en una amplia gama de áreas clínicas y, en los desastres y conflictos, deben ser capaces de gestionar los retos que suponen los grandes aumentos del número de pacientes, los equipos limitados y las presentaciones clínicas complejas, y deben ser conscientes de su impacto a la hora de considerar las opciones de tratamiento y la priorización de las intervenciones utilizadas.[5]

Por ello, es vital ir más allá de los métodos de tratamiento específicos, como la amplitud de movimiento o la fuerza, y considerar los aspectos más amplios del tratamiento que deben sustentar todo lo que hacemos, reconociendo que en las situaciones de desastres y conflictos también hay que tener en cuenta el impacto del trauma. El modelo de cuidado informado sobre el trauma es un marco que implica la comprensión del impacto del trauma en el individuo y sus estructuras de apoyo, e incorpora formas de responder al trauma mejorando la seguridad física, psicológica y emocional de los pacientes y sus cuidadores, a la vez que proporciona oportunidades para que el paciente recupere el autocontrol y la autonomía. Aplicar los principios del cuidado informado sobre el trauma a tu enfoque de tratamiento consiste en reconocer las muchas formas en que una experiencia traumática puede afectar a todos los aspectos de la atención, desde la comunicación hasta el razonamiento clínico. Los principios básicos del cuidado informado sobre el trauma pueden resumirse como sigue:

  1. Seguridad.
  2. Confianza y transparencia.
  3. Apoyo entre iguales.
  4. Colaboración y mutualismo.
  5. Empoderamiento, voz y elección.
  6. Cuestiones culturales, históricas, de género y de discapacidad. [6]

Educación y autogestión[ edit | edit source ]

La educación del paciente se ha definido como «cualquier conjunto de actividades planificadas diseñadas para mejorar los comportamientos en materia de salud de un paciente, su estado de salud o ambos». [7] Estas actividades tienen como objetivo mejorar la base de conocimientos del paciente para ayudarle a entender su enfermedad y guiarle hacia una autogestión eficaz y continuada mediante el desarrollo de capacidades como la resolución de problemas, la toma de decisiones, la utilización de recursos, la planificación de acciones, la autoadaptación y el autocontro; todo lo cual requiere una colaboración positiva entre el paciente y el profesional de la rehabilitación.

La autogestión es un modelo de atención en el que los pacientes son participantes activos en su propia atención sanitaria, y donde se les anima a utilizar estrategias y a aprender capacidades para gestionar sus propias necesidades de salud y a responsabilizarse de sus propios comportamientos en materia salud [8] [9]. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la autogestión como «la capacidad de los individuos, familias y comunidades para promover la salud, prevenir la enfermedad y mantener la salud….. para hacer frente a la enfermedad y la discapacidad con o sin el apoyo de un profesional sanitario».[1] La autogestión, que incorpora la participación activa del paciente y sus redes de apoyo en las decisiones sobre el tratamiento y la responsabilidad compartida, se ha convertido en un aspecto reconocido de toda la rehabilitación y es un aspecto vital del tratamiento en desastres y conflictos, dado que los pacientes suelen tener un acceso reducido a los profesionales de la rehabilitación o un tiempo reducido con ellos, y el seguimiento suele ser limitado o tardío debido a las restricciones de los sistemas sanitarios y a los daños en la infraestructura sanitaria y comunitaria. [10][11][12]

Educar a los pacientes y a los cuidadores en la autogestión y proporcionarles una orientación clara sobre cualquier limitación y signos de complicaciones, consejos y ejercicios, y explicarles cómo progresar y qué hacer si no progresan es enormemente importante dentro de los desastres y conflictos. Esto puede ser aún más importante cuando los pacientes están a la espera de un tratamiento definitivo, ya que la educación preoperatoria puede facilitar mucho los cuidados postoperatorios.

Promoción de la independencia[ edit | edit source ]

Tras una lesión traumática, las personas necesitan una evaluación e intervenciones de rehabilitación que tengan en cuenta cualquier afección preexistente y se centren en ayudarles a recuperar una función e independencia óptimas lo antes posible, dentro del entorno en el que serán dados de alta. La capacidad de una persona para participar en las actividades cotidianas en su entorno doméstico y comunitario puede verse significativamente perturbada tanto por el propio desastre o conflicto, con infraestructuras dañadas y destruidas, un acceso deficiente a los servicios esenciales y unas condiciones de vida abarrotadas, como por la lesión concreta, que puede obligar a cambiar sus rutinas o a tener que volver a aprender las actividades cotidianas o a gestionarlas de forma diferente, o puede requerir la ayuda de otras personas para las tareas personales, como ducharse, vestirse y asearse, así como para las tareas domésticas y comunitarias. Lo que se considera la mejor práctica puede ser diferente dado el impacto del entorno en el individuo, y hay que asegurarse siempre de tener en cuenta no sólo las lesiones específicas, sino el entorno en el que tiene que vivir la persona.

Apoyo psicológico[ edit | edit source ]

Durante y después de los desastres y conflictos, muchas personas experimentan reacciones emocionales o físicas intensas. En la mayoría de los casos, estas reacciones remiten en unos días o semanas, pero en algunos casos pueden tardar mucho más. Las personas pueden estar preocupadas por cuestiones prácticas, o necesitar una orientación sencilla sobre temas como hablar con los niños sobre el desastre o el conflicto, o apoyar a los amigos y familiares que se han visto afectados y suelen responder bien al apoyo, el ánimo y la resolución de problemas.

Los primeros auxilios psicológicos, describen una respuesta humana y de apoyo a un semejante que está sufriendo y que puede necesitar ayuda[13][14], son útiles como lo primero que puedes hacer con las personas o las familias después de un desastre y se utilizan sobre todo en las primeras horas, días y semanas después del suceso. Se basa en la comprensión de que las personas afectadas por los desastres experimentarán una serie de manifestaciones tempranas (físicas, psicológicas, emocionales), que son todas ellas reacciones normales y comprensibles dadas las vivencias de las personas, pero que tienen el potencial de interferir en sus capacidades de afrontamiento. [15]Un objetivo importante de los primeros auxilios psicológicos es fomentar la capacidad de recuperación de las personas ayudándolas a identificar sus necesidades inmediatas y sus puntos fuertes y capacidades para satisfacerlas.

Los primeros auxilios psicológicos incluyen los siguientes aspectos[13][14]:

  • proporcionar atención y apoyo práctico, que no suponga una molestia;
  • evaluación de las necesidades y preocupaciones;
  • ayudar a las personas a satisfacer las necesidades básicas (por ejemplo, alimentos y agua, información);
  • escuchar a las personas, pero sin presionarlas para que hablen;
  • reconfortar a las personas y ayudarlas a tranquilizarse;
  • ayudar a las personas a acceder a la información, los servicios y las ayudas sociales;
  • proteger a las personas de posibles daños adicionales.

Puedes leer más sobre primeros auxilios psicológicos en:

Apoyo psicosocial[ edit | edit source ]

Los desastres y conflictos suponen un importante impacto psicológico y social para las personas, las familias y las comunidades, y pueden generar un estrés y unas dificultades considerables. El término «psicosocial» se refiere a la relación dinámica entre la dimensión psicológica de una persona, que incluye sus procesos internos, emocionales y de pensamiento, sus sentimientos y reacciones; y la dimensión social de una persona, que incluye sus relaciones, su red familiar y comunitaria, sus valores sociales y sus prácticas culturales.

Según Unicef, el bienestar psicosocial puede considerarse como el estado de estar o encontrarse bien de un individuo en diferentes aspectos de la vida, incluyendo el tener relaciones sociales favorables, el acceso a las necesidades básicas de subsistencia y a los recursos económicos y ambientales y el tener cubiertas las necesidades físicas, intelectuales, emocionales y de desarrollo. [18]

El «apoyo psicosocial» hace referencia a las acciones que abordan tanto las necesidades psicológicas como las sociales de las personas, las familias y las comunidades, y les ayuda a afrontar la situación en la que se encuentran, así como a desarrollar su capacidad de recuperación y a reconstruir su vida; implica una serie de intervenciones de atención y apoyo ofrecidas por cuidadores, familiares, amigos, profesores, personal de rehabilitación y miembros de la comunidad a diario; y puede extenderse a la atención y el apoyo ofrecidos por los servicios psicológicos y sociales especializados cuando sea necesario.

Nunca debe subestimarse el papel de la evaluación psicosocial en la entrevista médica. Una evaluación psicosocial exhaustiva proporcionará una visión holística del paciente y de su estado y ayudará al clínico a diseñar un plan de tratamiento integral. Además, una atención teniendo presentes los aspectos psicosociales del paciente mejora la alianza terapéutica y el compromiso del paciente como participante activo en el proceso de tratamiento y rehabilitación.

Apoyo entre iguales[ edit | edit source ]

El apoyo entre iguales tiene lugar cuando las personas comparten entre sí conocimientos personales, experiencia y ayuda emocional, social o práctica. El apoyo entre iguales proviene de personas que se han enfrentado al mismo tipo de experiencia, trauma o lesión. El apoyo entre iguales ofrece un entorno en el que la persona puede sentir que se le escucha como persona y no como paciente, y puede ofrecer una perspectiva diferente y única respecto a la de los médicos y profesionales de la rehabilitación, ya que los iguales tienen esa «experiencia vivida» y pueden relacionarse con la otra persona de una manera que sólo alguien que «ha estado allí y ha vivido eso» puede.

El apoyo entre iguales se utiliza habitualmente en situaciones en las que una persona ha sufrido una lesión que le ha cambiado la vida, como una lesión medular, una lesión cerebral traumática o una amputación. Puede adoptar diversas formas, como la mentoría entre iguales, la escucha reflexiva (reflejando el contenido y/o los sentimientos), o el asesoramiento. Puede proporcionarse cara a cara, individualmente o en grupo, o en algunos casos también se ofrece a través de telesalud.[14] El apoyo entre iguales puede utilizarse no sólo para la persona que ha sufrido la lesión, sino que también puede incluir el apoyo entre iguales para los miembros de la familia y los cuidadores.

Resumen[edit | edit source]

Como profesional de la rehabilitación, tienes que tener en cuenta una amplia gama de factores a la hora de considerar qué tratamientos decides utilizar en situaciones de desastres y conflictos, siendo consciente de las implicaciones de los desastres y conflictos en los sistemas sanitarios, el acceso a los servicios de salud, el paciente y sus redes de apoyo. Hay que asegurarse de establecer un entorno en el que el cliente se sienta seguro, conectado, valorado, informado, empoderado y con esperanzas de recuperación. Hay que aplicar siempre los conocimientos sobre el trauma y las vías de recuperación a las prácticas, las políticas y los procedimientos. Se deben reconocer los signos y síntomas del trauma en los pacientes, los cuidadores, los miembros del equipo multidisciplinar y otras personas implicadas en el sistema. Se debe trabajar con determinación con las personas, los cuidadores y otros agentes para promover y proteger la autonomía del cliente. Comprender el concepto de retraumatización y aplicar ese conocimiento a los servicios a nivel de prácticas, políticas y procedimientos; y asegurarse de que se conoce el entorno en el que se trabaja y se practica, así como las políticas, procedimientos y prácticas culturalmente adecuadas y no discriminatorias.

Recursos[edit | edit source]

Rehabilitación temprana en conflictos y catástrofes

Rehabilitación en desastres repentinos

IASC Guidelines on the Inclusion of Persons with Disabilities in Humanitarian Action

Referencias [edit | edit source]

  1. 1.0 1.1 World Health Organization. World Report on Disability. 2011 Available from: https://www.who.int/teams/noncommunicable-diseases/sensory-functions-disability-and-rehabilitation/world-report-on-disability [Accessed: 03/03/2022]
  2. von Groote PM, Bickenbach JE, Gutenbrunner C. The World Report on Disability–implications, perspectives and opportunities for physical and rehabilitation medicine (PRM). Journal of Rehabilitation Medicine. 2011 Oct 1;43(10):869-75.
  3. Mousavi G, Ardalan A, Khankeh H, Kamali M, Ostadtaghizadeh A. Physical rehabilitation services in disasters and emergencies: A systematic review. Iranian Journal of Public Health. 2019 May;48(5):808.
  4. Lathia C, Skelton P, Clift Z. Early rehabilitation in conflicts and disasters. HI. Accessed from Humanity–Inclusion-Clinical-Handbook.
  5. WHO. Early rehabilitation in conflict and disasters
  6. Substance Abuse and Mental Health Services Administration. SAMHSA’s Concept of Trauma and Guidance for a Trauma-Informed Approach. HHS Publication No. (SMA) 14-4884. Rockville, MD: Substance Abuse and Mental Health Services Administration,2014.
  7. Louw, A, Puentedura, E. (2013). Therapeutic Neuroscience Education. Teaching patients about pain. A guide for clinicians. Minneapolis. Orthopedic Physical Therapy Products.
  8. Oliveira VC, Ferreira PH, Maher CG, Pinto RZ, Refshauge KM, Ferreira ML. Effectiveness of self‐management of low back pain: Systematic review with meta‐analysis. Arthritis care & research. 2012 Nov;64(11):1739-48.
  9. Harding V, Watson PJ. Increasing activity and improving function in chronic pain management. Physiotherapy. 2000 Dec 1;86(12):619-30.
  10. Mudge, S. et al, Who is in Control? Clinicians’ View on their Role in Self-management Approaches: A Qualitative Metasynthesis , BMJ Open, 2015
  11. Jones, F. Chapter 19: Self-management , in Stokes, M. &s Stack, E., Physical Management for Neurological Conditions, Churchill Livingstone, 2013.
  12. Lorig KR, Holman HR. Self-management education: history, definition, outcomes, and mechanisms. Annals of behavioral medicine. 2003 Aug 1;26(1):1-7.
  13. 13.0 13.1 International Federation of Red Cross and Red Crescent Societies (IFRC) 2009, Psychosocial Handbook, International Reference Centre for Psychosocial Support, Copenhagen, Denmark.
  14. 14.0 14.1 14.2 Inter-Agency Standing Committee (IASC) 2007, IASC Guidelines on Mental Health and Psychosocial Support in Emergency Settings, IASC, Geneva, Switzerland.
  15. Brymer, M, Jacobs, A, Layne, C, Pynoos, R, Ruzek, J, Steinberg, A, Vernberg, E & Watson, P 2006, Psychological First Aid – Field Operations Guide, 2nd edn, National Child Traumatic Stress Network & National Center for PTSD, USA.
  16. Australian Psychological Society
    . The Recovery – Helping After Natural Disasters. Available from: https://youtu.be/a4uoGr1P_hQ[last accessed 10/03/22]

  17. svenskarodakorset. Psychological first aid – look, listen, link. Available from: https://youtu.be/kly45u9ml_A[last accessed 10/03 /]
  18. Unicef. Key Practice: Psychosocial Support. Available from: https://www.unicef.org/uganda/key-practice-psychosocial-support (Accessed 2 March 2022).
  19. British Red Cross. Understanding Psychosocial Support #PowerOfKindness Available from: https://youtu.be/h8PHvxVmC0I[last accessed 28/02/22]
  20. Hamanitarian Capacity Building..Psychosocial Support. Available from: https://youtu.be/_h0L6u68tbI[last accessed 28/02/22]


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles