Alfabetización en salud

Editor original Oyemi Sillo

Principales colaboradoresNaomi O’Reilly, Kim Jackson, Jess Bell y Carin Hunter

Introducción(edit | edit source)

La alfabetización en salud es la capacidad de obtener, procesar, comprender y aplicar la información y los servicios sanitarios para tomar decisiones adecuadas en materia de salud. Implica la aplicación de un amplio abanico de habilidades, como la lectura, la escucha, el cálculo, el análisis y la toma de decisiones, a situaciones sanitarias. La alfabetización sanitaria se basa en las habilidades de alfabetización general, y se ha descrito como «el puente entre las habilidades y capacidades de alfabetización (y otras) del individuo y el contexto sanitario».(1)

Sin embargo, incluso las personas con conocimientos generales medios pueden encontrar la información sanitaria demasiado compleja o técnica. La falta de conocimientos sanitarios dificulta el cumplimiento de las instrucciones de prescripción y tratamiento.(2) Además, las personas con escasos conocimientos sanitarios tienden a ser menos saludables y tienen menos probabilidades de utilizar los servicios de prevención de enfermedades y la información.(1) También tienen mayores tasas de hospitalización y peores resultados de salud.(3) Los escasos conocimientos sanitarios conducen a un aumento de los costes de la atención sanitaria, lo que supone una carga económica para las sociedades. Se ha comprobado que la falta de conocimientos sobre salud es una importante carga financiera para el sistema sanitario estadounidense, que cuesta a la economía entre 106 000 y 238 000 millones de dólares al año. (4)

Subdimensiones(edit | edit source)

La Encuesta Europea de Alfabetización Sanitaria de 2012 identificó 12 subdimensiones de la alfabetización sanitaria que se refieren a las competencias necesarias para obtener, comprender, procesar y utilizar información sanitaria en entornos de atención sanitaria, prevención de enfermedades y promoción de la salud. Se han utilizado como base conceptual para evaluar la alfabetización sanitaria y para desarrollar intervenciones que aborden las limitaciones de la alfabetización sanitaria. La alfabetización sanitaria es la capacidad de una persona para obtener, procesar y comprender la información sanitaria necesaria. Los bajos conocimientos de lectura y la escasa comprensión del idioma hacen que el refugiado tenga dificultades para desenvolverse en el nuevo entorno. Un estudio de Baker(6) muestra que los refugiados con un dominio limitado del idioma se ven más afectados por la barrera de la alfabetización sanitaria que los hablantes nativos.(6)

Los refugiados con escasos conocimientos sanitarios tienen menos posibilidades de entender la información escrita o verbal de sus proveedores de atención sanitaria, de seguir las pautas de medicación o los horarios de las citas, o de moverse por el sistema sanitario para obtener atención médica. De este modo, se da una falta de adherencia al tratamiento. Los bajos conocimientos sanitarios pueden tener graves consecuencias para la salud y suponen una demanda adicional para el sistema sanitario. Se ha comprobado que la falta de conocimientos en materia de salud provoca dificultades a la hora de obtener y reponer los medicamentos recetados, leer las etiquetas de los medicamentos, comprender la dosis correcta y tomar los medicamentos en el momento adecuado.(7)

Principios(edit | edit source)

A medida que la prestación de servicios sanitarios se centra más en el paciente, la comunicación clara entre los pacientes y el personal sanitario es de suma importancia. Los pacientes necesitan una sólida formación en materia de salud para utilizar adecuadamente la información y los servicios sanitarios. El personal sanitario también necesita conocimientos de salud para comunicar eficazmente la información sanitaria a los pacientes.(8) Los sistemas sanitarios deben estar preparados para facilitar el acceso a los servicios de salud y a la información, y capacitar a los pacientes para que utilicen adecuadamente la gama de servicios disponibles.(9) Se han ofrecido los siguientes principios para guiar la redacción y el diseño de la información sanitaria, con el fin de garantizar que se ajusten a las habilidades y capacidades de los usuarios.(10)

Planificación(edit | edit source)

Comenzar a planificar definiendo el objetivo de la comunicación y el público al que se dirige. Determinar las necesidades, los intereses y los comportamientos de la audiencia, así como la mejor forma de captarla. Planificar también la participación del público objetivo durante las fases de desarrollo y prueba de la producción.(10)

Contenido(edit | edit source)

Exponer claramente los objetivos específicos en el título, la ilustración de portada y la introducción; evitando los objetivos vagos o numerosos. Asegurarse de que el contenido es preciso y relevante, y de que los principales puntos de acción se resumen o repiten. Utilizar traducciones o interpretaciones eficaces cuando sea necesario, y asegurarse de que el contenido es relevante para la cultura y demografía del público objetivo. Mantener un contenido claro, sencillo y positivo, e incluir información como referencias, fechas de publicación y sitios web o números de teléfono para obtener más información.(10)

Exigencias de alfabetización( editar | editar fuente )

Asegurarse de que la escritura es fácil de leer y entender para el público objetivo, utilizando palabras comunes y cotidianas. Evitar utilizar abreviaturas y acrónimos innecesarios, jergas o términos técnicos y palabras abstractas. Utilizar frases y párrafos cortos, y escribir en voz activa. Utilizar los números de forma sencilla y directa, evitar estadísticas o cálculos complicados, utilizar números enteros y elegir frecuencias en lugar de porcentajes.(10)

Organización(edit | edit source)

Organizar la información de forma lógica y fácil de seguir. Destacar la información importante colocándola al principio y al final. Agrupar la información en pequeñas secciones de forma lógica y dar a las secciones títulos sencillos y explicativos.

Maquetación y tipografía( editar | editar fuente )

Elegir tipos de letra claros (por ejemplo, Times New Roman o Arial) en tamaños fácilmente legibles (preferiblemente de 12 a 16 puntos). Limitar la variación de los tipos de letra y utilizar una mezcla de mayúsculas y minúsculas. Aprovechar también los espacios en blanco, separando los párrafos con una o dos líneas y rompiendo los bloques de texto con gráficos. Utilizar listas con viñetas, subrayado y negrita para destacar los mensajes clave. Utilizar el color para resaltar, añadir claridad o diferenciar secciones. Dirigir la atención a contenidos específicos con sombreados, recuadros o flechas.(10)

Gráficos(edit | edit source)

Utilizar imágenes atractivas, fáciles de reconocer y que destaquen los objetivos. Elegir gráficos orientados a la acción que refuercen los mensajes clave y que reflejen la cultura y demografía del público objetivo. Además, asegurarse de que los gráficos sean sencillos y no demasiado recargados.(10)

Papel de la fisioterapia( editar | editar fuente )

La educación de los pacientes es un aspecto importante de la práctica de la fisioterapia, especialmente en el contexto del automanejo de las enfermedades crónicas. Las enfermedades crónicas se asocian a varios factores de riesgo modificables. Comprender estos factores de riesgo e introducir los cambios necesarios en el estilo de vida es esencial para prevenir y abordar las enfermedades crónicas. Los pacientes con conocimientos limitados de salud tienden a tener una mayor prevalencia de factores de riesgo para la salud, una menor participación en actividades de prevención de enfermedades y una menor capacidad de autogestión. La Encuesta Europea de Alfabetización Sanitaria de 2012 encontró una fuerte asociación entre una mayor alfabetización sanitaria y una actividad física frecuente.(11) Una comunicación eficaz es esencial para que los pacientes puedan tomar decisiones de atención sanitaria mejor informadas. Por lo tanto, los fisioterapeutas deben asegurarse de proporcionar información a los pacientes, de forma que éstos puedan comprender y utilizar dicha información. Los fisioterapeutas pueden ayudar a minimizar los problemas de la baja alfabetización sanitaria identificando y apoyando a los pacientes con baja alfabetización mediante:

  • Utilización de pruebas de detección para ayudar a los proveedores de servicios sanitarios a identificar a los pacientes con bajos conocimientos de salud.(12)
  • Crear información sanitaria más comprensible.(12)
  • Proporcionar fichas/folletos de información sanitaria para aumentar los conocimientos en materia de salud.(6)
  • Utilizar herramientas de comunicación en forma de imágenes, cintas de audio y programas informáticos interactivos para transmitir información sanitaria.(12)
  • Para compensar la escasa capacidad de lectura, las personas dependen de su capacidad de escucha, por lo que el sanitario debe hablar con claridad y despacio, evitando la jerga médica. Es esencial verificar el entendimiento y la comprensión de las personas pidiéndoles que repitan lo que han entendido sobre el diagnóstico y el tratamiento.(12)
  • Educar a niños y adultos en temas de salud(12)

Recursos(edit | edit source)

  1. Boston University Health Literacy Tool Shed
    • «The Health Literacy Tool Shed » es una base de datos en línea de medidas de alfabetización sanitaria. El sitio web contiene información sobre las medidas, incluidas sus propiedades psicométricas, basada en una revisión de la literatura revisada por pares. Puedes conocer la gama de herramientas de medición de los conocimientos sanitarios disponibles y encontrar las que se ajusten a tus necesidades.»
  2. Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ) Health Literacy Universal Precautions Toolkit
    • «El Kit de Precauciones Universales de Alfabetización Sanitaria de la AHRQ, 2ª edición, puede ayudar a las centros de atención primaria a reducir la complejidad de la atención sanitaria, aumentar la comprensión de la información sanitaria por parte del paciente y mejorar el apoyo a los pacientes de todos los niveles de alfabetización sanitaria. Las precauciones universales de alfabetización sanitaria son las medidas que adoptan los centros cuando asumen que todos los pacientes pueden tener dificultades para comprender la información sanitaria y acceder a los servicios de salud».
  3. Health Literacy for Public Health Professionals
    • Curso gratuito en línea sobre alfabetización sanitaria para profesionales de la salud pública, centrado en las habilidades de comunicación.
  4. Effective Communication for Healthcare Teams
    • Curso gratuito en línea sobre la comunicación eficaz para los equipos sanitarios; cómo abordar la alfabetización sanitaria, el dominio limitado del inglés y las diferencias culturales.
  5. Victorian Refugee Health Network
    • Han desarrollado una serie de recursos para los profesionales de la salud en torno a la alfabetización sanitaria de la población refugiada. Se centra en Australia.
  6. Enliven Organisational Health Literacy Self-assessment Resource
    • «El Recurso de Autoevaluación de la Alfabetización Sanitaria Organizacional Enliven tiene como objetivo proporcionar a las organizaciones de servicios sociales y de salud una herramienta de autoevaluación que puede utilizarse para guiar e informar su desarrollo como organizaciones alfabetizadas en materia de salud».

Referencias(edit | edit source)

  1. 1.0 1.1 Institute of Medicine (US) Committee on Health Literacy; Nielsen-Bohlman L, Panzer AM, Kindig DA, editors. Health Literacy: A Prescription to End Confusion. Washington (DC): National Academies Press (US); 2004.
  2. Bennett IM, Chen J, Soroui JS, et al. The contribution of health literacy to disparities in self-rated health status and preventive health behaviors in older adults.(link is external) Annals of Family Medicine, 2009, May-Jun;7(3):204-11
  3. Schillinger D, Grumbach K, Piette J, et al. Association of Health Literacy With Diabetes Outcomes. Journal of the American Medical Association. 2002;288(4):475-482. doi:10.1001/jama.288.4.475.
  4. Vernon, J. A., Trujillo, A, Rosenbaum, S, (2007). Low health literacy: Implications for national health policy.
  5. NASEM Health and Medicine Division. Health Literacy: A Prescription to End Confusion – Patients. Available from: https://youtu.be/iCvQyRhpI4Q(last accessed 30/08/20)
  6. 6.0 6.1 6.2 Baker DW. The meaning and the measure of health literacy. Journal of general internal medicine. 2006 Aug 1;21(8):878-83.https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/16881951/
  7. 7.0 7.1 VCH Primary Care. Health Literacy Basics for Health Professionals. Available from: http://www.youtube.com/watch?v=_8w9kdcRgsI(last accessed 30/08/20)
  8. Coleman C., Kurtz-Rossi S., McKinney J., Pleasant A., Rootman I., Shohet L. The Calgary Charter on Health Literacy: Rationale and Core Principles for the Development of Health Literacy Curricula. 2010
  9. Cindy Brach, Debra Keller, Lyla M. Hernandez, Cynthia Baur, Ruth Parker, Benard Dreyer, Paul Schyve, Andrew J. Lemerise, and Dean Schillinger. Ten Attributes of Health Literate Health Care Organizations. June 2012. IOM Roundtable on Health Literacy
  10. 10.0 10.1 10.2 10.3 10.4 10.5 Jacobson, Kara L; Parker, Ruth M. Health Literacy Principles: Guidance for Making Information Understandable, Useful, and Navigable. IOM Roundtable on Health Literacy. December 22, 2014.
  11. Health Literacy: The Solid Facts. World Health Organisation Regional Office for Europe. 2013
  12. 12.0 12.1 12.2 12.3 12.4 Schloman B. Information Resources Column:» Health Literacy: A Key Ingredient for Managing Personal Health.». Online Journal of Issues in Nursing. Available: www. nursingworld. org/MainMenuCategories/ANAMarketplace/ANAPeriodicals/OJIN/TableofContents/Volume92004/No2May04/HealthLiteracyAKeyIngredientforManagingPersonalHealth. aspx. 2004.
  13. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Dr. Rima Rudd. Available from: http://www.youtube.com/watch?v=4N8QxVkjHRY(last accessed 30/08/20)


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles