Estudio de caso – Quemaduras eléctricas en desastres y conflictos

Editores originalesNaomi O Reilly

Principales colaboradoresNaomi O’Reilly      

Título[edit | edit source]

Quemaduras en la mano derecha y en ambos pies tras una lesión eléctrica de alta tensión. [1]

Gracias a Humanity & Inclusion por el estudio de caso extraído de Rehabilitación temprana en conflictos y catástrofes.

Resumen[edit | edit source]

El Sr. K es un hombre de 23 años que acudió a los servicios sanitarios dos días después de sufrir una lesión por alta tensión que le produjo quemaduras en la mano derecha y en ambos pies, mientras intentaba acceder a un suministro eléctrico. El Sr. K respiraba espontáneamente, sin quemaduras en el tórax ni en el abdomen y sin otras lesiones torácicas evidentes que pusieran en peligro su vida, ni problemas neurológicos centrales.

Palabras clave [ edit | edit source ]

Quemaduras, Eléctrica, Alta Tensión

Características del paciente[ edit | edit source ]

Antecedentes[edit | edit source]

El Sr. K es un hombre de 23 años que sufrió una lesión eléctrica de alto voltaje cuando trataba de acceder al suministro eléctrico y que dos días después acudió al servicio sanitario con quemaduras en la mano derecha y en ambos pies.

Resultados de la evaluación[ edit | edit source ]

A: Control de las vías aéreas y de la columna cervical[ edit | edit source ]

  • No hay antecedentes de traumatismos adicionales y no se sospecha que haya lesiones en la columna cervical.
  • Puede que dejara de respirar en el lugar de los hechos, nadie está seguro. Ahora está consciente, pero confuso.
  • No es necesario tratamiento para la columna cervical.
  • Hay que administrarle oxígeno al paciente y vigilarlo de cerca.

B: Respiración[ edit | edit source ]

  • Respiración espontánea con sonidos respiratorios normales en todo momento.
  • FR de 22 RPM.
  • No hay quemaduras en el pecho ni en el abdomen.
  • No hay otras lesiones torácicas evidentes que pongan en peligro la vida.

C: Circulación[ edit | edit source ]

  • El paciente no sangra por ninguna herida.
  • El pulso es de 130, pero parece irregular.
  • La tensión es de 100/70.
  • Tiene quemaduras profundas en la cara volar del antebrazo y muñeca derechos, con cierta hinchazón, pero con buen llenado capilar.
  • Hay que vigilarlo de cerca, ya que puede requerir una fasciotomía, ya que ha tenido una lesión de alto voltaje, lo que provoca un daño muscular importante.
  • Coordinarse con el equipo médico para insertar cánulas e iniciar la terapia de fluidos y preparar un monitor de ECG para controlar la frecuencia cardíaca.

D: Discapacidad[ edit | edit source ]

  • El Sr. K está consciente y habla cuando se le habla (V en la escala AVDN).
  • No parece haber problemas neurológicos centrales.
  • Sin embargo, debido a la zona de la lesión, es probable que haya daños en los nervios periféricos:
    • Nervio mediano en miembro superior.
    • Nervio peroneo en miembros inferiores.

E: Exposición[ edit | edit source ]

  • El paciente es capaz de sentarse de forma independiente.
  • Quemaduras evidentes en el brazo derecho y en ambos pies.
    • La quemadura en la pierna izquierda no se extiende mucho, pero es circunferencial y el pie está hinchado, al igual que la muñeca derecha (puede ser necesaria la escarotomía en ambas áreas, más o menos fasciotomía).
  • No hay otras lesiones apreciables.
  • Asegurarse de que el paciente se mantenga caliente.

F: Reanimación con fluidos[ edit | edit source ]

  • Desde el punto de vista de la SCTQ, 7% no se considerada que requiera reanimación, pero preocupa el daño tisular más profundo, por lo que el equipo médico debe encargarse de ello.
  • La comunicación con el equipo médico es vital, ya que después de 48 horas de la lesión inicial, si el Sr. K necesitara una escarotomía/fasciotomía, podría ser demasiado tarde. El paciente tendría entonces un alto riesgo de necesitar una amputación.
    • Es importante controlar la orina, el pulso, la PA y el llenado capilar y seguir evaluando la FC con el ECG.
    • Seguir observando si hay más hinchazón o signos de síndrome compartimental en el brazo derecho y en ambas piernas.

Manejo del dolor[ edit | edit source ]

  • Coordinación con el equipo médico.
  • Garantizar que el tratamiento del dolor se contempla antes del cambio de apósitos/analgesia terapéutica.

Cuidado de las heridas[ edit | edit source ]

  • Discutir con el equipo médico el plan para el cuidado de las heridas del Sr. K.
    • Probablemente necesitará una escarotomía y habrá que limpiar y cubrir todas las heridas.
    • Coordinar bien la terapia con el cuidado de las heridas, ya que es una oportunidad para comprobar la curación de la herida/evaluar las complicaciones.

Rehabilitación[edit | edit source]

Tratamiento[edit | edit source]

  • Actualmente no hay ninguna indicación de necesidad de fisioterapia torácica.
    • Sin embargo, seguir vigilando la respiración/tos, etc.
  • Elevra los brazos suavemente, sobre todo la mano y la muñeca, y mantenlos en abducción y extendidos. Seguir vigilando los dedos para comprobar su circulación.
  • Elevar los pies y mantenerlos en posición funcional (férula plantígrada).
    • Tener presente que es muy probable que se requiera una amputación bilateral; sin embargo, es vital mantener una posición correcta, incluso si posteriormente se decide amputar.
  • Férula de antebrazo/muñeca derecha.
    • Procurar que el paciente siga moviendo los dedos.
    • Utilizar espuma local para favorecer los contornos palmares y crear espacios (especialmente entre los dedos dos y tres).
    • Intentar mantener las articulaciones interfalángicas extendidas y las metacarpianas en posición neutra.
  • Seguir vigilando las constantes cardíacas para detectar arritmias y signos de inflamación.
  • Enseñar ejercicios adecuados de ROM activo y pasivo y estiramientos.
  • Evaluar y asesorar sobre la movilización.
  • Asegurarse de que el paciente se está alimentando y tiene suficiente analgesia.
  • Documentar todo con claridad y COMUNICAR todo con claridad a la paciente y a su familia.

Objetivos[edit | edit source]

A corto plazo[edit | edit source]
  • Las quemaduras son muy profundas y requerirán desbridamiento e injerto y/o amputación.
  • Exploración nerviosa y tendinosa por parte del cirujano plástico:
    • Se debe considerar para comprobar si hay daños en estos tejidos.
    • Se considera que el caso es complejo y el paciente necesita ser tratado en un centro avanzado.
A largo plazo[edit | edit source]
  • Evaluar el estado de las cicatrices y la aceptación por parte de la paciente de la alteración de la imagen y la función corporales.
    • Tener presente que los pacientes que se presentan pronto por heridas NO bélicas NO deberían necesitar antibióticos profilácticos.

Resultados esperados[ edit | edit source ]

El resultado ideal es que la cicatrización de la herida y de los tejidos blandos sea completa y se consiga el máximo ROM. Además, garantizar la función previa, capacidad cardiovascular, deambulación independiente y realización de actividades de la vida diaria de forma autónoma es clave para una recuperación óptima. A largo plazo, el enfoque debe abarcar también el tratamiento de las cicatrices y la motivación psicológica.

  • Continuar con la prevención y el tratamiento de las contracturas y las deformidades articulares.
  • Manejo continuo de las cicatrices (hipertróficas).
  • Posible necesidad de cirugía para heridas de cicatrización tardía y/o contracturas.
  • Manejo del dolor.
  • Tratamiento de la hipersensibilidad de la cicatriz y del prurito (picor).
  • Neuropatía.
  • Terapia farmacológica y no farmacológica.
  • Reacondicionamiento de las actividades y participación en actividades funcionales.
  • Consideraciones psicológicas: se sabe que las quemaduras tienen un impacto psicosocial en los pacientes, tanto en la fase aguda como en fases más avanzadas de la rehabilitación:
    • Depresión y/o TEPT (trastorno de estrés postraumático).
    • Impacto en las relaciones.
    • Apoyo a la integración comunitaria.
  • Insatisfacción con la imagen corporal (la cultura puede influir cada vez más en esto).
    • Considerar especialmente el mayor impacto estético y psicológico respecto al rostro.
  • Niños: consideraciones sobre el crecimiento.
  • Mantener una buena ingesta nutricional y de líquidos.
  • Buscar protección solar (para las cicatrices).
  • Acolchado para reducir el roce en las cicatrices.
  • Uso de guantes de protección para las manos.

Referencias [edit | edit source]

  1. Lathia C, Skelton P, Clift Z. Early Rehabilitation in Conflicts and Disasters. Handicap International: London, UK. 2020.

 


Desarrollo profesional en tu idioma

Únete a nuestra comunidad internacional y participa en cursos online para todos los profesionales de la rehabilitación.

Ver cursos disponibles